Los 7 virus hermanos del Ébola

Hermanos de sangre
Crédito:Wikipedia.org |

Hermanos de sangre

Desafortunadamente, el Ébola no es el único virus hemorrágico que puede volver a infectar. Hay otros siete que son sus hermanos ya que pertenecen a la misma familia de gérmenes y que han sido descubiertos en los últimos 50 años. Los portan murciélagos, monos y otros animales salvajes, desde los cuales pueden pasar al ser humano. Conócelos.

Apellido: Filovirus
Crédito:CDC |

Apellido: Filovirus

El Ébola (foto, el virus agrandado en el microscopio) y sus siete parientes pertenecen a la familia de los filovirus, nombre que en latín alude a las hebras o colas que lo conforman. Fueron bautizados así en 1982. Todos causan fiebres hemorrágicas graves, con altas tasas de mortalidad.

En dónde están
Crédito:CDC |

En dónde están

Estos filovirus no sólo se encuentran en África. Uno de los que pronto conocerás se halló en una cueva de España y otro, en un mono que estaba en un centro en donde vivían simios destinados a la experimentación médica en Reston, Virginia, a menos de 15 millas de la Casa Blanca...

Máxima peligrosidad
Crédito:Getty Images |

Máxima peligrosidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) los considera "Patógenos del Grupo 4 de Riesgo", es decir de máxima peligrosidad. Bajo las leyes de bioseguridad de Estados Unidos, se los define como "Agentes Selectos", es decir, tanto pueden generar una epidemia mortal como ser usados para ataques bioterroristas.

1. Virus Marburg
Crédito:CDC |

1. Virus Marburg

Se registró por primera vez en 1967, en un brote que afectó a las ciudades alemanas de Marburg y Frankfurt; y a Belgrado, la capital de la vieja Yugoslavia. Causó 31 infecciones y 7 muertes entre científicos que manipularon tejido de monos infectados.

Origen africano
Crédito:Getty Images |

Origen africano

Los monos habían sido traídos de África, en donde se desataron brotes de Marburg en Rhodesia y Zimbabwe en 1975. Las epidemias más recientes ocurrieron en Uganda y Holanda entre 2008 y 2012. Desde entonces, este virus se ha llamado a silencio.

2. Lloviu virus
Crédito:Gob. de Asturias |

2. Lloviu virus

Este otro gérmen hermano del Ébola fue descubierto en el 2002 en las Cuevas de Lloviu (foto), en Asturias, España. ¿Cómo? Por supuesto un virus es algo imperceptible que no se detecta a simple vista en el medio ambiente: se halló en la sangre de un tipo de murciélago migrante.

Contagio

Contagio

Como en el caso del Ébola, los murciélagos, monos y otros animales salvajes portan los filovirus, pero muchos de ellos no se enferman. La cadena de contagio a humanos surge a través de los cazadores que entran en contacto con sangre de animales infectados o de los que consumen carne contaminada con el virus.

3. Virus Bundibugyo
Crédito:CDC |

3. Virus Bundibugyo

El Bundibugyo es similar al Ébola en casi todo, excepto la tasa mortalidad: alcanza al 40% de los casos, no entre el 60% y 90%. Este filovirus se detectó por primera vez en la localidad de la cual tomó su nombre, en Uganda, en el 2007. Según se documentó en el Journal of Emerging Infectious Diseases, ese año hubo 56 casos en ese país.

4. Virus Reston

4. Virus Reston

Este virus fue identificado como una cepa del Ébola en 1990. En "The Hot Zone", el autor Richard Preston cuenta la terrible emergencia sanitaria que se vivió a pocas millas de la Casa Blanca, en Reston, Virginia, cuando monos en cuarentena comenzaron a enfermar sin causa aparente...

Portador

Portador

Los macacos de Virginia, que habían sido importados de Filipinas, portaban esta nueva cepa del Ébola. Y el peligro sanitario se cortó de raíz: los animales fueron sacrificados y el edificio demolido. Pocos supieron de esta emergencia, que se mantuvo varios años como un secreto de estado.

5. Virus Sudán
Crédito:CDC |

5. Virus Sudán

Se identificó por primera vez en esa región de África en 1977. Es el que comparte más características con el Ébola y se halló especialmente en murciélagos. Su letalidad llega al 65% (en la foto, tumbas tribales de víctimas del virus). El último brote se registró en el Distrito Luweero, en Uganda, en el 2010.

6. Virus Tai Forest
Crédito:CDC |

6. Virus Tai Forest

Este pariente del Ébola se descubrió en 1995 en el parque nacional Tai Forest de Costa del Marfil. Lo portan principalmente los chimpancés. Hasta ahora no ha habido muertes por este virus. Lo contrajo una de las científicas suizas que lo estudiaba, pero se recuperó a las dos semanas de presentarse los síntomas.

Brotes
Crédito:Getty Images |

Brotes

Los brotes esporádicos de estos virus a lo largo de décadas no han tenido el impacto del actual brote de Ébola que ya es considerado una emergencia sanitaria global por la Organización Mundial de la Salud, porque se limitaron a zonas geográficas específicas, y duraron poco. Pero casi siempre hubo fatalidades.

7. Virus Ravn
Crédito:wikipedia.org |

7. Virus Ravn

Este virus es el más parecido al Marburg y se bautizó Ravn por el paciente danés que lo contrajo y en el que se aisló el gérmen por primera vez. Entre 1987 y 2007, ha causado brotes en Uganda, Kenya y la República Democrática del Congo.

Información
Crédito:Getty Images |

Información

Los países de África conocen bien estos virus, pero ha sido complejo erradicarlos porque el cerco sanitario requiere de sistemas de salud que cuenten con recursos para evitar que los microorganismos se propaguen, y también para educar a la comunidad sobre prácticas que ponen en riesgo su salud.

Práctica peligrosa
Crédito:Getty Images |

Práctica peligrosa

Una de ellas: consumir carne salvaje. Algo que en África ocurre no sólo por tradición, sino por necesidad: es la única fuente de proteínas posible en muchas regiones. El contacto con la sangre y los fluidos de animales infectados puede causar el contagio y propagar el virus.

Medidas médicas
Crédito:Getty Images |

Medidas médicas

Una de las primeras medidas para evitar que el virus se expanda es aislar al paciente, y mantenerlo estable, hidratado, con sus signos vitales estables, hasta que el mismo organismo se fortalezca y erradique al virus del cuerpo.

Curar sin miedo
Crédito:Getty Images |

Curar sin miedo

El Ébola y sus hermanos no son virus aéreos, no se contagian por inhalar partículas que están en el aire. El contacto debe ser con fluidos, muy cercano. Por eso, Peter Piot (foto), director del Instituto de Enfermedades Tropicales de Londres y uno de los descubridores del Ébola, dijo que él se sentaría en un vagón de tren lleno de pacientes, porque sabe que no se contagiaría.

Medidas
Crédito:Getty Images |

Medidas

Para evitar que el Ébola, y los virus que son sus semejantes se propaguen más, hay que erradicarlos en donde se originaron, en África. Y eso se logrará cuando la comunidad científica internacional se una para ofrecer recursos económicos y también de laboratorio.

Medicinas
Crédito:Getty Images |

Medicinas

En África se necesitan infraestructura y medicinas para tratar los síntomas de estos virus que no tienen cura. Y, claro, una vacuna preventiva o curativa, herramienta sanitaria clave para detener cualquier gérmen. Una carrera que ya se corre en varios laboratorios del mundo y que al parecer pronto tendrá resultados.

Comparte tu opinión