Los peores zapatos para tus pies

Flip flop, enemigas del pie

Flip flop, enemigas del pie

El informe 2012 de la National Foot Health Assessment revela que el 78 por ciento de los adultos mayores de 21 sufren o han sufrido al menos una vez de problemas en los pies. Y los expertos arremeten contra las súper populares flip flop, porque dicen que no ofrecen estabilidad, abren la puerta a heridas y no son un buen soporte para el cuerpo.

No es un calzado de ciudad

No es un calzado de ciudad

Según explica Bob Thompson, director del Institute for Preventive Foot Health, aunque las flip flop sean un calzado milenario, "no es un calzado preparado para lidiar con el cemento, las superficies de concreto de las ciudades, usarlos perjudica el buen balance del esqueleto, eje del cuerpo". Ahí, dice, es donde comienzan los dolores y los problemas de salud a mediano y largo plazo.

El precio de parecer más alta

Basta con verlas en la alfombra roja, para dirigir la mirada al piso y admirar eso que toda mujer querría tener: ¡los zapatos! Y así, encima de esos tacones, ¿qué estrella no brilla? Pero lejos de brillar, ciertos zapatos pueden traer graves problemas. Conoce otros modelos que pueden arruinar tu pie.

Consejos para encontrar los zapatos adecuados
Tacones muy altos
Crédito:Getty Images |

Tacones muy altos

El 39% de las mujeres usa tacones a diario. De estas mujeres, el 75% sufre algún tipo de dolor en el pie o tiene juanetes, artritis en el dedo gordo, callos, “dedo martillo” y verrugas plantares, explica el Dr. Pedro Cosculluela, cirujano ortopédico del Hospital Metodista en Houston.

¿Qué es un juanete?

El problema de quedar muy arriba

Los tacones más altos –de 4 a 6” (10 a 15 cm)- causan inestabilidad en el tobillo y aumentan el riesgo de sufrir algún problema como torceduras o esguinces. Este tipo de zapatos carga demasiada presión en la punta de la planta del pie, describe el Dr. Kelly Geoghan, del Mercy Medical Center en Baltimore

¿Qué es el dedo martillo?
Zapatos muy pequeños

Zapatos muy pequeños

“Muchas mujeres usan todos los días para ir a trabajar zapatos que lucen muy bien pero que son simplemente muy pequeños”, explica el Dr. Cosculluela. Al no apoyar correctamente el pie entero, indefectiblemente aparecen los dolores no solo en el pie, sino en las piernas y en la espalda.

Desde la punta hasta el talón
Crédito:Getty Images |

Desde la punta hasta el talón

Para que un zapato sea de la medida correcta, el pie debe apoyar cómodamente desde la punta de los dedos hasta el talón. Es importante que el zapato tenga la forma necesaria para sostener el peso del cuerpo y que no tenga nada que pueda lastimar al pie.

Pobre Demi Lovato, ¡cómo habrá hecho para sonreír!
Crédito:Getty Images |

Pobre Demi Lovato, ¡cómo habrá hecho para sonreír!

Las sandalias con tiras finitas no sólo no agarran bien al pie o al tobillo, sino que además pueden lastimar la pie con el roce. ¿El resultado? Hematomas, lastimaduras y posibles torceduras...

Zapatos de punta muy angosta
Crédito:Getty Images |

Zapatos de punta muy angosta

No permiten calzar correctamente el pie completo.Como consecuencia, explica el Dr. Cosculluela pueden aparecer ciertas deformidades en los pies como juanetes, dedo martillo y callos. Los juanetes, justamente, resultan de la desviación del dedo pulgar cuando recibe mucha presión por ser muy angostos.

¿Cuándo hay que operar los juanetes?
Si no sientes los dedos, ¡cámbiate de zapatos!
Crédito:Getty Images |

Si no sientes los dedos, ¡cámbiate de zapatos!

Esto es lo que producen los zapatos en punta o estiletos: los dedos quedan tan apretados que no les llega la circulación y entonces, ¡los sientes como dormidos! Aunque Angelina Jolie los luzca de maravilla, los estiletos pueden convertirse en tu peor tortura.

Neuroma de Morton, la consecuencia de tener los dedos "apretados"
Zapatos muy grandes
Crédito:Getty Images |

Zapatos muy grandes

Uno de los mitos alrededor de los zapatos es creer que si uno compra zapatos grandes serán más cómodos. ¡Error! El pie necesita sostén para poder soportar el peso del cuerpo. Al no tener un "agarre" seguro, se ve obligado a hacer un esfuerzo extra para que el zapato no se escape.

Los pies se reflejan en la cara
Crédito:Getty Images |

Los pies se reflejan en la cara

A Reese Whiterspoon en realidad no se le notan tanto, ¡porque es una actriz ganadora del Oscar! Pero si cualquier mujer sale con un zapato más grande, ¡seguro se le notará! ¿O acaso no te pondrías roja si se te quedara un zapato en la calle al subir al taxi o al bus?

Lesiones en los dedos de los pies y tobillos

Chatitas de “bailarina” (ballet flats)

Estos zapatos son demasiado bajos y no tienen arco. Además, según explica la Dra. Geoghan, por lo general son demasiado “adaptables” a la forma del frente del pie y esto, para pacientes con juanetes o dedo martillo, puede resultar incómodo.

El secreto para que sean más cómodos
Crédito:Getty Images |

El secreto para que sean más cómodos

Está en el arco y en la suela. Hay algunas marcas que ofrecen modelos más "anatómicos" y "alcochonados", que incluyen arco y suela flexible y antideslizante. De esta forma, estarás cómoda y tu pie estará más "contenido". Y si no, ¡pregúntale a Kate Moss!

Birkenstock u ojotas alemanas
Crédito:Wikipedia |

Birkenstock u ojotas alemanas

Estas ojotas que invitan a recorrer el mundo tienen un grave problema: “Este tipo de zapatos crean un taco negativo, donde el frente del zapato es más alto que el resto. Esto crea excesiva tension en el tendón de Aquiles y puede provocar fasciitis plantar o dolor en el talon”, dice la Dra. Geoghan.

Fascitis plantar: la causa más común del dolor en el talón
Zapatos sin talón / suecos (mules)
Crédito:Getty Images |

Zapatos sin talón / suecos (mules)

Estos zapatos causan un trabajo extra en la punta del pie, al intentar acomodar el pie (ya que no tienen sostén detrás). “Esto puede contribuir a la formación de dedo martillo o de contractura de dedos”, dice el experto del Mercy Medical Center.

Zapatillas de lona
Crédito:Keds |

Zapatillas de lona

Son las preferidas de las señores mayores. Pero es un calzado que no tiene arco de soporte y es tan flexible que casi es como andar descalzo. Sin embargo, hay algunas marcas que vienen con arco y con una suela más gruesa, ¡fíjate eso antes de pensar en el color o el diseño!

¿Qué hacer con una uña encarnada?

Consejo #1: Compra al final del día

El pie no es el mismo por la mañana que por la tarde. Y como los usarás el día entero es importante que los sientas cómodos cuando el pie está más cansado y “relajado” . Además, ¡piensa primero el uso que les darás! No es lo mismo un zapato para trabajar que otro para ir a una fiesta.

Consejo #2: Pide que te midan el pie

Por lo general, todos creemos saber cuánto calzamos pero el pie puede ir cambiando de tamaño a medida que vamos creciendo. El vendedor podrá saber el tamaño exacto con el “Brannock” , un instrumento que sirve para medir el pie. El zapato tiene que quedar como un guante para tus pies.

Consejo # 3: Comodidad al probarlos
Crédito:Getty Images |

Consejo # 3: Comodidad al probarlos

Así deben ser los zapatos, explica la diseñadora de zapatos Beverly Feldman. “Si no son cómodos cuando te los pruebas, tampoco lo serán más tarde, salvo que los uses 100 veces, pero esto no pasará si los zapatos no son cómodos”.

¡Mira lo que te puede hacer el zapato!
Crédito:Getty Images |

¡Mira lo que te puede hacer el zapato!

Es probable que Hillary Duff se haya enamorado de estos zapatos al verlos en la vidriera o en una revista, pero ¡mira cómo le quedaron los pies al ponérselos! Al tener un taco tan alto y pesado, la pulsera ejerce demasiada presión en el tobillo y el resultado...¡un desastre!

Consejo # 4: No sigas las tendencias

Los modelos que ves en las revistas “los usan las modelos de 18 años que miden 1,80 (6 pies)", asegura Beverly Feldman. "Compra los zapatos que se ajusten a tus proporciones”, recomienda la experta.

Compra con los pies en la tierra...
Crédito:Getty Images |

Compra con los pies en la tierra...

Las estrellas tienen un séquito de masajistas y asistentes que además de hacerles masajes cuando se "bajan" de estos zapatos, les llevan zapatos de "repuesto" para cuando termina el show. Como tú no tienes esa gente, ¡cuida tus pies!

Consejo #5: Mejor taco medio...
Crédito:Beverly Feldman |

Consejo #5: Mejor taco medio...

“A mis pacientes yo no las desaliento a usar taco alto. Recomiendo un taco de 1 y ½” o 2 (3,8 cm o 5 cm). Si es un zapato con plataforma, incluso puede ser más alto, ya que se eleva todo el zapato”, dice la Dra. Kelly Geoghan. “Esta altura no causa demasiada presión en la punta de la planta del pie”.

Comparte tu opinión