Puajj! 10 lugares y objetos llenos de gérmenes

Foto: GETTY IMAGES

Todos los días estamos en contacto con cientos de objetos que podrían estar repletos de gérmenes, que nos exponen a alergias, infecciones u otros problemas de salud, como las alergias por ejemplo. Detéctalos y conoce cómo ponerte a salvo.

1. Dispositivos móviles
Foto: GETTY IMAGES

1. Dispositivos móviles

En varias investigaciones se señala a los teléfonos móviles como factores de riesgo para la infección, y en gran parte tenemos en nuestras propias manos, la culpa, ya que nuestras manos casi nunca están limpias. Se recomienda apagar el aparato una vez a la semana y desinfectarlo con un paño especial.

2. Tu computadora del trabajo

Según el Dr. Peter Wilson, de la Escuela Universitaria de Londres, un teclado contendría hasta 5 veces más gérmenes que un inodoro, entre bacterias y virus. "Las computadoras y áreas comunes en la oficina podrían ser una de las principales fuentes de enfermedad entre los trabajadores", explica el Dr. Wilson.

A salvo en la oficina

A salvo en la oficina

Kim Komando, experta en tecnología, recomienda limpiar teclados, ratones y teléfonos con toallitas desinfectantes. "Apaga el dispositivo y límpialo con una toallita, pero evita los desinfectantes a base cloro, ya que dañarían los aparatos. También es importante tener cerca gel antibacterial y utilizarlo con frecuencia para tener las manos limpias y no dejar (ni recoger) más bacterias".

Alternativas verdes para desinfectar tu hogar

3. Las llaves del grifo

"Si te ensucias las manos, vas y te las lavas, pero antes de tocar el jabón o el agua está el grifo, y entonces tienes un grifo sucio", explica el Dr. Dennis Rhoades, del Doctor's Care de North Myrtle Beach, "Cuando terminas de lavarte vuelves a tocar la llave del grifo y entonces te ensucias de nuevo".

Las infecciones más peligrosas de la historia

"La humedad hace de las llaves del grifo un lugar excelente para los gérmenes. Lo ideal sería utilizar grifos y dispensadores de jabón automáticos, sin embargo, como no siempre es posible, puedes utilizar una toalla de papel para cerrar la llave luego de lavarte las manos y para abrir la puerta al salir, de este modo evitas el contacto directo con superficies sucias", explica el Dr. Rhoades.

4. El gimnasio

"Varias personas utilizan los aparatos del gimnasio en un solo día, una tras otra, y cada una deja ahí sudor y gérmenes que traen en las manos o en los zapatos", explica el Dr. Philip Tierno, de la Universidad de Nueva York, "Por eso, una ducha es necesaria luego de entrenar, así evitarás cargar con algún germen peligroso".

Ejercicios para mejorar tu vida sexual

¿Cuál es el riesgo?

"Siempre estamos expuestos a millones de virus y bacterias", destaca el Dr. Aaron Glatt, del Hospital New Island, en Nueva York. "Pero nuestra piel nos protege de muchos de ellos; el mayor problema se da cuando los gérmenes entran a nuestro cuerpo, por ejemplo, si comemos o nos tocamos los ojos o la boca con las manos sucias".

5. Carrito de supermercado

5. Carrito de supermercado

Los carritos de supermercado estarían contaminados con E.coli, salmonella y otras bacterias. "Un carrito tendría más bacterias que el baño del supermercado", explica el Dr. Gerba, "Las bacterías llegarían ahí por la gente que utiliza el carrito con las manos sucias o por los niños que se sientan en la canasta; luego esas bacterias irían a nuestras manos o a nuestros alimentos".

6. Bolso o mochila

De acuerdo con el Dr. Tierno los bolsos y mochilas pueden cultivar hasta millones de gérmenes. "Los poros en la tela de los bolsos los hacen ideales para alojar bacterias y virus; además, en el fondo de los bolsos y mochilas suele acumularse basura que estimularía el crecimiento de estos microorganismos".

7. Mascotas

De acuerdo con la Dra. Patricia Mail, directora de la Asociación Americana de Salud Pública, "Las mascotas, como perros y gatos, cargan con miles de bacterias y parásitos. Puedes contraer diversos gérmenes de tus mascotas si no te lavas las manos luego de estar en contacto con ellas o luego de haber limpiado sus desechos".

Perros y gatos pueden contagiar enfermedades

La importancia de lavarse las manos

No podemos apartarnos de los gérmenes, pero sí podemos reducir el riesgo de que nos afecten. Para el Dr. Glatt, "Lavarse las manos es la manera más efectiva de limitar la exposición a bacerias y gérmenes peligrosos; para que el lavado sea efectivo tenemos que frotar las manos con jabón por al menos 20 segundos y enjuagar bien".

8. Tu cepillo de dientes

"El cepillo puede contener bacterias que recoge de la boca o que llegan a él por otras vías, y el principal peligro sucede cuando nos provocamos una herida o laceración durante el cepillado, ya que las bacterías podría entrar y causar una infección o algo peor", explica el Dr. James Song de la Universidad de Wisconsin.

Consejos para tener una sonrisa como de estrella de cine
Desinfecta tu cepillo

Desinfecta tu cepillo

Para que tu cepillo no se convierta en una amenaza biológica, sumérgelo cada siete o 15 días en una solución con 50% agua y 50% peróxido de hidrógeno, y déjalo ahí por algunos minutos. Asimismo, es importante que lo mantengas lejos de otros cepillos, y que no te cepilles muy fuerte, para no provocar lesiones en las encías.

Cómo cepillar los dientes de manera segura

9. El fregadero de la cocina

"El fregadero de la cocina tiene muchas más bacterias que muchos baños: cerca de 5 millones por pulgada cuadrada", explica la Dra. Kelly Reynolds, de la Universidad de Arizona. Además del fregadero, las tablas de picar y la esponja o el trapo que usas para limpiar también son lugares donde se almacenan milones de gérmenes.

Los 10 alimentos más contaminados
Mantén tu cocina limpia

Mantén tu cocina limpia

Los CDC recomiendan lavar con cloro, o con agua muy caliente, los paños, jergas y esponjas que utilices para limpiar tu cocina; asimismo, aconsejan limpiar las superficies con una solución desinfectante para evitar que las bacterias permanezcan ahí y contaminen los alimentos o los utencilios.

10. La lavadora

"Toda la ropa contiene cantidades considerables de bacterias, especialmente la ropa interior la cual posee simpre partículas pequeñas de materia fecal", explica el Dr. Gerba. "Al lavar la ropa interior, las bacterias pueden quedar atrapadas en la lavadora, pasando luego a otras cargas de ropa, lo que haría de nuestra ropa 'limpia' un depósito de gérmenes".

El detergente no basta

El detergente no basta

Para Dr. Tierno, "Muchas veces no bastan el detergente ni el agua caliente para aniquilar a las bacterias. Una opción es lavar la ropa más sucia por separado y con alguna solución de cloro o peróxido; también hay que desinfectar la lavadora una vez al mes realizando un ciclo de lavado sin ropa y sólo con una solución antibacterial y agua".

Comparte tu opinión