Lo que nadie te dijo sobre sexo (y un bebé)

Todo gira en torno a tu bebé. Pero no debes olvidarte que además de madre eres una mujer y, si tienes un hombre al lado, seguramente él estará esperando retomar su vida sexual contigo. Volver a disfrutar del sexo después de un parto es todo un desafío para muchas y hay cosas que quizás nadie te dijo.

¿Cuánto hay que esperar?

¿Cuánto hay que esperar?

Si has tenido un parto natural sin complicaciones los medicos recomiendan esperar seis semanas para retomar las relaciones sexuales. En el caso de una cesárea, el tipo de espera se extendería a un mes y medio. Sin embargo, cada pareja es diferente y algunos esperan hasta seis meses o un año.

 ¿Qué pasa con la libido?

¿Qué pasa con la libido?

La libido es el deseo sexual de una persona. Ese deseo puede verse disminuido después de tener un bebé. Las razones pueden ser: cansancio extremo, estrés, no sentirte sexy con tu cuerpo, dolores corporales, cambios emocionales, cambios hormonales post-embarazo o simplemente falta de apetito sexual.

El miedo al dolor

El miedo al dolor

Lo más común es miedo al dolor vaginal por la episiotomía, que es el corte que se realiza en la entrada de la vagina para facilitar la salida del bebé y los puntos de sutura posteriores. Otro motivo de dolor puede ser un desgarro en la región perineal puede quedar lastimada o sensible.

Lubricado duele menos

Lubricado duele menos

Si temes al dolor y sientes sequedad vaginal, también característica de esta etapa, utiliza un lubricante que hará facilitará la penetración. Los hay en con base acuosa o aceitosa. Se recomiendan los de base de agua, neutros, sin sabores ni olores.

¿Hay que protegerse?

¿Hay que protegerse?

Sí. Que estés dando de amamantar o no tengas tu menstruación no significa que no estés produciendo óvulos. Peor aún: sin período es más difícil calcular cuándo estás ovulando. Si ovulas puedes embarazarte, así que si no es tu idea tener un hijo detrás de otro, elige ya un método anticonceptivo.

Sí, él te puede ver linda

Sí, él te puede ver linda

Aunque creas que tu cuerpo post-parto no es sexy ni atractivo, él no te miente cuando te piropea y te dice que te desea. Ahora no sólo eres la mujer que eligió sino también la madre de su hijo. Está comprobado que las libras de más molestan más a la mujer que al hombre. Si no te atreves, apaga la luz, pero anímate a disfrutar.

Ir de a poco

Ir de a poco

Si sientes deseos de retomar tu vida sexual o estas excitada puedes comenzar con caricias y en forma gradual ir acercándote a completar el acto sexual. Elige una posición que no te exija demasiada presión en la zona y que te haga sentir cómoda.

Cómo habrá quedado eso "allá abajo"

Cómo habrá quedado eso "allá abajo"

Muchas mujeres que han tenido partos naturales se preocupan por el estado de su vagina y la relajación de sus músculos. Si bien es cierto que los músculos se estiran para dar paso a la criatura también es cierto que pronto recuperarán la fuerza y su forma previa. Hay ejercicios que pueden ayudar.

Los ejercicios Kegel pueden ayudarte

Los ejercicios Kegel pueden ayudarte

Realiza ejercicios de contracción de los músculos de la vagina en forma regular, te ayudará a mantener tu área pélvica tonificada, además de que fortalecen las paredes de la vagina, incita la respuestas orgásmica y mejora la sensibilidad del hombre al momento de la penetración.

Buscar el momento

Buscar el momento

Aprovecha los momentos en que tu bebé duerme para descansar y por qué no, tener sexo con tu pareja. Aliméntate bien, bebe mucho líquido y descansa cada momento que puedas. Cuidar a un bebé demanda mucha energía y tiempo y puede ser realmente agobiador.

Finge (las ganas) que después vienen

Finge (las ganas) que después vienen

El deseo sexual de las mujeres no funciona de la misma forma que en los varones. Si bien para ellos, una mirada o una risa cómplice puede bastar, es probable que tú necesites un tiempo para entran en sintonía. Déjate llevar aunque no tengas ganas y verás si surge el entusiasmo.

Cinco segundos bastan

Cinco segundos bastan

Si tu bebé se ha despertado y está protestando, no esperes a que estalle en llantos para interrumpir el momento. Es mejor dejar lo que estabas haciendo, atender a tu hijo, y quizás después (o seamos sinceros, otro día) retomes el encuentro con tu pareja.

Los avances te pueden irritar

Los avances te pueden irritar

Muchas mujeres se sienten molestas y hasta violentadas cuando sus maridos avanzan con intenciones eróticas. Ya sabe que estás exhausta pero te desea igual. Negocia con él. Intercambia sus necesidades por las tuyas y haz que te "regale" una siesta o una noche tranquila.

No mires las revistas como si fuera la vida real

No mires las revistas como si fuera la vida real

Estamos acostumbradas a ver las actrices espléndidas y recuperadas al poco tiempo de parir, bebés impecables y maridos felices. Despierta: piensa en la vida real, por más séquito de ayudantes que tengas nadie se salva del provecho, el vómito y una diarrea. Se realista y disfruta lo que tienes.

El también puede perder interés en el sexo

El también puede perder interés en el sexo

Muchas veces las presiones económicas y el estrés asociado a las nuevas responsabilidades pueden afectar el deseo sexual en el hombre, quien también puede sentise excluído muchas veces de la relación madre-hijo, lo que puede provocar una reacción instintiva de alejamiento.

 Tus pechos ya no son esa fuente de erotismo

Tus pechos ya no son esa fuente de erotismo

Para las mamás que alimentan a sus hijos con su leche, los senos muchas veces el tono sensual. Si bien es probable que estén más grandes y redondeados que nunca, también es cierto que duelen, pierden leche y están extremadamente sensibles al tacto. Una vez más: haz lo que puedas.

Nada que el amor no pueda resolver

Nada que el amor no pueda resolver

Después de un parto, es lógico que existan un alejamiento sexual y a veces afectivo en la pareja. Es el momento de buscar ratos a solas para poder hablar y compartir las cosas que están viviendo. Un hijo transforma una pareja en familia y con amor e interés, no hay crisis que no se pueda resolver.

Comparte tu opinión