Levadura nutricional, un pilar de las dietas veganas

La levadura nutricional se instaló rápidamente en las dietas veganas y vegetarianas, y parece seguir el mismo camino con las omnívoras. Esto se debe a que es rica en proteínas, vitaminas y minerales, y su consumo se asocia a distintas bondades, pero ¿qué tan ciertas son? Conoce aquí todo sobre este popular superalimento.

Foto: ISTOCK

La levadura nutricional es un alimento que proviene de un tipo de levadura llamada Saccharomyces cerevisiae. Este hongo es el mismo que se utiliza para fabricar cerveza, vino o pan, sin embargo, la nutricional se diferencia por ser inactiva, por lo que no se puede utilizar para fermentar alimentos. Se caracteriza por su aspecto de copos dorados y un sabor similar al de las nueces o el queso.

El rico contenido nutricional de esta levadura se debe a que el S. cerevisiae necesita consumir azúcares, aminoácidos y vitaminas, que genera por sí mismo mediante reacciones bioquímicas. Como resultado, se obtiene una levadura con 70% de contenido proteico, y un bajo nivel de carbohidratos y grasas.

Foto: ISTOCK

Cómo consumirla

La levadura nutricional es muy sencilla de incorporar en la dieta, solo basta añadir una cucharada sobre tus platillos para realzar los sabores. Por ejemplo, espolvoréala sobre las palomitas, mézclala en las saslas, sopas, y huevos revueltos o utilízala como relleno para las carnes. Recuerda: no se la debe someter a temperaturas elevadas para que no se vea afectada o pierda alguna de las siguientes propiedades:

Enriquece tus comidas

Aunque no puedes fermentar alimentos con la levadura nutricional, es una gran opción si deseas agregarles sabor a tus platillos y darles una textura más espesa a las sopas, cremas, ensaladas o postres. Además, su característico sabor lo vuelve un ingrediente esencial a la hora de preparar los famosos "quesos veganos".

Una opción ante la candidiasis

La candidiasis es una afección vaginal provocada por el crecimiento excesivo de una especie de hongo, llamado Candida albicans, que provoca fatiga y dolores generales. Para tratarla, los expertos recomiendan evitar el consumo de harinas, azúcares y levaduras, ya que favorecen el crecimiento del hongo. Sin embargo, dado que la levadura nutricional es inactiva, puede ser consumida sin problemas.

Cómo prevenir una infección por hongos

¿Mejora la digestión?

La fibra es una sustancia esencial para una buena salud digestiva, los expertos recomiendan consumir entre 30 y 35 g. La levadura nutricional puede ofrecer aproximadamente 10 g por cucharada por lo que fácilmente puede ayudarte a cumplir con la dosis diaria. Pero cuidado, también puede causar que consumas fibra en exceso.

Mejora las defensas

La levadura nutricional es rica en aminoácidos (cuenta con 16) y minerales (cuenta con 14). Este combinación es muy útil para fortalecer nuestras defensas y mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario. Además, sus propiedades antivirales y antibacterianas la convierten en una opción ideal para enfrentar las temporadas de gripe.

Efectos antioxidantes

Según muestran diferentes estudios en animales y humanos, la levadura nutricional aporta muchos compuestos con propiedades antioxidantes, como selenometionina y el glutatión. Estos son necesarios para contrarrestar los efectos de los radicales libre, moléculas inestables que afectan las estructuras celulares sanas y aumentan el riesgo de diferentes enfermedades.

Cuida la piel

Diferentes ensayos encontraron que el consumo regular de levadura nutricional ayuda reforzar las uñas, cabello y piel. Sin embargo, también existe evidencia que señala que su contenido de niacina o vitamina B3 puede afectar el funcionamiento del metabolismo, desencadenando enrojecimiento cutáneo.

Qué producto debes usar según tu piel
Cuida la piel
Foto: GETTY IMAGES

Precauciones

La levadura nutricional se considera segura para todas las personas cuando se consume con moderación. Sin embargo, se han registrado problemas cuando la ingesta es excesiva, principalmente en personas con enfermedades inflamatorias intestinales, hipertensión, sensibilidad o alergia a la levadura, o que tienen un mayor riesgo de gota. Cómo es usual con la mayoría de los suplementos, también se recomienda precaución a las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Fuentes consultadas:

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.
Fuentes consultadas:
Foto: ISTOCK
Comparte tu opinión