Jessica Simpson: un contrato millonario para bajar de peso

Quiere volver a ser como la "pequeña Daisy"

Quiere volver a ser como la "pequeña Daisy"

La rubia tuvo una carrera muy variada: se inició como cantante y tuvo hits como “Esas botas fueron hechas para caminar”, de Nancy Sinatra. Debutó como actriz de cine en el papel de Daisy en “Los Dukes de Hazzard” y más tarde devino en empresaria diseñando diversos artículos como joyas, zapatos y productos de belleza.

¿Cuándo hay que comer para no engordar?
Adelgazar tiene sus beneficio$$$

Adelgazar tiene sus beneficio$$$

Siete años después, y a raíz de su aumento de peso durante el embarazo, la cantante de 32 años firmó un contrato con la empresa estadounidense Weight Watchers, especializada en programas para adelgazar. Se convirtió en la nueva embajadora de la marca y firmó un contrato en el que se comprometió a recuperar su peso ideal por un monto muy motivador: 4 millones de dólares.

Peso por kilo

Peso por kilo

Si bien no se sabe con certeza, se dice que la actriz llegó a pesar 176 libras (80 kilos) aunque otros aseguran que alcanzó las 200 libras (90 kilos). La empresa habría puesto una fecha límite para que Jessica alcance su objetivo, y para fines de agosto tenía que haber perdido entre 22 y 33 libras (10 y 15 kilos).

El hambre y las gana de comer

El hambre y las gana de comer

Una fuente cercana de la actriz aseguró que ella “siempre tuvo problemas con la comida chatarra”. Y la misma Jessica confesó que durante el embarazo tuvo “mucha hambre y comía todo el tiempo”. Reconoce que quiso ser indulgente consigo misma y se permitió comer todo lo que le vino en ganas: era su primer embarazo y quería disfrutarlo plenamente. ¡Así fue como subió unas 66 libras (30 kilos)!

La maternidad hace engordar
Antojos embarazosos

Antojos embarazosos

Lo que más la tentaba durante el embarazo eran los macarrones con queso que comió todos los días (240 calorías por porción). Hoy las alegrías que le trajeron estas pastas se convirtieron en preocupación: tiene que cumplir el contrato y dejar atrás los antojos para lograr perder las libras ganadas.

¿Tu cocina te está haciendo engordar?
Los antojos en el embarazo

Los antojos en el embarazo

Elizabeth Somer, autora de "Nutrición para un embarazo saludable" sostiene que los enormes cambios hormonales por los que pasa una mujer durante el embarazo, pueden tener un impacto muy poderoso en sus sentidos del gusto y el olfato. Pero en realidad, nadie sabe qué causa los antojos exactamente.

"Hoy quiero helado de fresa y chocolate"...

"Hoy quiero helado de fresa y chocolate"...

Otros especialistas descreen que los antojos puedan atribuirse a un tema hormonal. Ronald Chez, profesor de obstetricia y ginecología en la Universidad del Sur de la Florida, indica que el embarazo tiene un efecto similar en el cuerpo de todas las mujeres, pero los antojos varían. "Nadie comprende realmente qué es lo que causa estos antojos, y no se ha podido establecer de forma científica una causa absoluta", reflexiona. Jessica, por las dudas, se aprovisiona de todo lo que le gusta...

Chica de tapa

Chica de tapa

Como Mariah Carey, Demi Moore, Britney Spears, Cindy Crawford y otras, la actriz salió desnuda y embarazada en la edición de abril de la revista Elle. Se dice que ya había alcanzado las 170 libras al momento de posar. “No me di cuenta de que el peso que tenía venía por algo más que el bebé”, confesó.

Adiós a las pastas

Adiós a las pastas

Desde que ingresó a Weight Watchers, no ha vuelto a probar los macarrones con queso. Lo que no puede evitar es su adicción al chocolate, pero hoy dice que una bolsita pequeña de M&M es suficiente para calmar su ansiedad (una bolsa de 10 unidades tiene 34 calorías). ¿Será verdad?

Según pasan los años...

Según pasan los años...

Weight Watchers no le fijó un peso ideal a alcanzar, sino que quieren que esté saludable. Según indican los miembros del programa, para una altura como la de ella (5’4” pies / 1,60 metros) el peso ideal rondaría entre 117 y 146 libras (53 y 66 kilos). Ella viene bajando semana a semana comiendo un poco menos, pero de todo. ¿Volverá a ser la de antes?

Comer por puntos, para ser la que antes era

Comer por puntos, para ser la que antes era

Jessica sigue el programa PointsPlus que asigna puntos a las comidas según su cantidad de proteína, fibra, carbohidratos y grasas. Casi todas las frutas y vegetales tienen cero puntos y puede consumir cuantos quiera. Al comenzar el plan podían comer 34 puntos al día, pero como ya terminó de dar el pecho a su hija, bajó a 28 puntos.

Bajar para cambiar

Bajar para cambiar

Se comenta que la rubia realiza las reuniones con el staff de Weight Watchers en su casa acompañada de su mamá Tiona y unas 14 amigas. Para fines de agosto, entre todas habían perdido 160 libras. “Es bueno hacer la dieta todas juntas porque nos motivamos unas a otras”, reveló muy conforme la actriz.

¿Por qué engordamos?
Todo cambia, también el cuerpo

Todo cambia, también el cuerpo

Aunque ha decidido tomarse un año sabático, la rubia tendrá que dedicar 4 días a la semana al ejercicio físico. Con ese jugoso contrato, el entrenamiento será todo un trabajo, y por cierto, muy bien pago. Tiene que hacer una hora diaria de ejercicio cardiovascular, preferentemente caminata, ya que según confiesa, sus pechos están tan grandes que todavía no puede correr.

Con el podómetro, recuperará esta figura

Con el podómetro, recuperará esta figura

Para caminar usa un podómetro que mide los 14,000 pasos diarios indicados en su plan de ejercicio. Ella sale en compañía de su bebé y su marido, y luego le presta atención a las indicaciones de su entrenadora personal Harley Pasternak, que le indicó una rutina sencilla para tonificar su cuerpo. Los expertos recomiendan hacer 10,000 pasos al día para asegurarse una buena cuota de actividad física.

Un podómetro podría lograr que hagamos más actividad física
Antes caminaba tranquila, hoy está en boca de todos

Antes caminaba tranquila, hoy está en boca de todos

En estos días reapareció en público en el talk show de Katie Couric, donde reveló detalles de su dieta. Admite que aún no se siente cómoda para exhibir más su cuerpo, pero en tres meses perdió más de 18 kilos y le faltan otros 5 para alcanzar lo estipulado con Weight Watchers. Mientras tanto, si sale a almorzar con su marido cuida bien los platos que elige.

Nueva figura, nueva sonrisa

Nueva figura, nueva sonrisa

Durante el show, Jessica pareció sonriente y a gusto, pero cuando trató de justificar su aumento de peso, dijo que según sus médicos, fue porque tenía “una gran cantidad de agua” que no expulsó en el parto. Sin embargo, asumió que se tentó bastante con algunas comidas chatarra. Por eso está muy concentrada en la dieta, y parte del éxito se debe a la nueva visión que tiene de la comida.

Mitos acerca del agua
Las "viejas" Jessicas quedaron bien atrás...

Las "viejas" Jessicas quedaron bien atrás...

Jessica revela que su peso parece ser una preocupación para muchos y le resulta muy difícil ver que están pendientes de la medida de su cintura. Pero se prometió esforzarse para sentirse mejor y más sana para su hija, su novio y ella misma. Y aunque no lo mencione, también para disfrutar de la jugosa suma que ganará… por haber perdido.

¿Cuánto le falta?

¿Cuánto le falta?

Se dice que ya perdió como 66 libras (30 kilos) y que los directivos de Weight Watcherse ya están satisfechos con los resultados. Pero la empresa todavía no emitió ningún comunicado, y a juzgar por ese cuello ancho y esa papada que se resiste a desaparecer, la actriz tendrá que seguir un tiempo más con el entrenamiento propuesto y la dieta controlada.

Celos y rivalidad ¿o hay algo de cierto?

Celos y rivalidad ¿o hay algo de cierto?

La cantante Jennifer Hudson, anterior vocera de WW, declaró que Jessica es un poco “vaga” ya que no cumple con lo pactado con la empresa. Es cierto que ya no se la ve tan rotunda y que perdió varias libras, y hasta podría ser una declaración movida por los celos. Pero las piernas fornidas de la rubia parecen demostrar que algo está fallando. ¿Para cuándo, Jessica?

Comparte tu opinión