Aceite de ricino, ideal para cuidar el cabello

Foto: GETTY IMAGES

Ricinus communis es una planta de la que se obtienen semillas, cuyas cáscaras poseen una ricina que se ha utilizado como agente de guerra química. Sin embargo, pelando y presionando estas semillas se obtiene un aceite, el de ricino, que ha sido utilizado como remedio casero contra diferentes afecciones durante siglos. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este producto:

Qué es el aceite de ricino
Foto: GETTY IMAGES

Qué es el aceite de ricino

El aceite de ricino (castor oil en inglés) se obtiene al presionar semillas maduras de R. communis a las que se les han removido la cáscara. Esto se debe a que la cáscara contiene un veneno mortal llamado ricina. El aceite de ricino es un aceite vegetal insípido e inodoro, rico en ácidos grasos, como el oleico, alfa-linoleico, esteárico, linoleico y palmítico.

Usos

En la industria manufacturera, las semillas de ricino se utilizan para fabricar pinturas, barnices y aceites lubricantes. Sin embargo, también puede aprovecharse con fines medicinales: desde aliviar o tratar dolores, hasta fortalecer o mejorar muchas funciones corporales. Aquí te contamos cuáles son sus principales beneficios:

1. Cuidado del cabello

El aceite de ricino posee ácido ricinoleico, un compuesto que tiene propiedades fungicidas, insecticidas y germicidas. Por este motivo, se cree que puede resultar útil para prevenir muchas infecciones comunes del cuero cabelludo. También, por ser rico en ácido grasos, fortalece y nutre al cabello, previniendo su pérdida o resequedad.

Hierbas para cuidar el cabello

2. Protege la piel

Por sus propiedades antimicrobianas, el aceite de ricino podría aliviar muchos trastornos comunes de la piel causados por hongos o bacterias. Distintos estudios vincularon su aplicación tópica con una disminución del daño provocado por quemaduras solares e inflamación. Puedes potenciar sus efectos preparando una mezcla con otros aceites, como el de almendras, coco u oliva.

Alimentos que rejuvenecen la piel

3. Bueno para la vista

Existe evidencia que muestra que las propiedades antiinflamatorias del aceite de ricino podrían prevenir infecciones oculares, aliviar los síntomas del ojo seco y cataratas tempranas, y eliminar las ojeras. Sin embargo, la información disponible es preliminar y se necesitan más estudios que corroboren esas asociaciones.

4. Disminuye el dolor
Foto: ISTOCK

4. Disminuye el dolor

Gracias a la presencia de ácido linoleico, oleico y ricinoleico, el aceite de ricino podría actuar de forma positiva sobre la salud ósea, muscular y articular, disminuyendo el riesgo de osteoartritis, reumatismo, gota, rigidez y dolores comunes, como el de rodilla o espalda.

Cómo corregir los dolores de espalda

5. Aumenta las defensas

Otra forma que el aceite de ricino dispone para combatir a las toxinas o bacterias dañinas es mediante la estimulación de la producción de linfocitos. Además, gracias a su rico contenido de ácido ricinoleico, actúa como purgante, disminuyendo así, el riesgo de inflamación crónica.

Cómo fortalecer tu sistema inmunológico

6. Alivia trastornos menstruales

El ácido ricinoleico, presente en el aceite de ricino, es un emenagogo natural, es decir, estimula la menstruación. Sus efectos se estudiaron en casos de menstruaciones retrasadas, dolorosas u obstruidas, con resultados positivos. Sin embargo, son necesarias más investigaciones para conocer los mecanismos detrás de estas asociaciones.

Remedios para dolores del período
7. Estimula la lactancia
Foto: ISTOCK

7. Estimula la lactancia

Muchos de los compuestos del aceite de ricino son galactagogos, esto significa que estimulan la secreción y producción de leche materna. Los investigadores aún no tienen en claro a que se debe este efecto, pero creen que la importante presencia de ácido grasos cumple un rol fundamental.

8. Favorece la circulación

De la misma forma en que el aceite de ricino mantiene al sistema linfático saludable, se cree que también puede ayudar a promover una buena circulación desde el corazón al resto del cuerpo a través de los capilares y arterias. Esto promovería una mayor oxigenación, mejorando el funcionamiento de los órganos.

Alimentos que mejoran la circulación

9. Contra el estreñimiento

Históricamente, el aceite de ricino fue utilizado para tratar trastornos gastrointestinales, como estreñimiento, síndrome de colon irritable, síndrome de intestino permeable, o calambres estomacales. Los especialistas señalan que esto podría deberse a que favorece un buen funcionamiento del sistema digestivo, regularizando los movimientos intestinales y mejorando la absorción de nutrientes.

Cómo combatir el estreñimiento
Dónde conseguirlo y cómo usarlo
Foto: GETTY IMAGES

Dónde conseguirlo y cómo usarlo

Puedes conseguir aceite de ricino en tiendas cosméticas, naturistas, o con distribuidores alternativos de salud. Este producto se puede consumir en pequeñas cantidades (también como suplemento) y aplicar tópicamente sobre la piel o el cabello. Solo recuerda, antes de comenzar a utilizarlo consulta con un médico.

Precauciones

Se registraron algunos efectos secundarios del aceite de ricino. A saber, contracciones pélvicas y abortos espontáneos en mujeres embarazadas, irritación cutánea, deshidratación, diarrea, náusea, calambres, dolor de garganta, dificultades para respirar e incluso alucinaciones. Para evitar problemas y conocer interacciones específicas, consulta a un profesional de la salud.

Fuentes consultadas

American Botanical Council, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU.

Comparte tu opinión