Cuáles son los síntomas de las infecciones de transmisión sexual

¿Qué son las enfermedades de trasmisión sexual?
Foto: GETTY IMAGES

¿Qué son las enfermedades de trasmisión sexual?

Este tipo de infecciones afectan a nuestro organismo y suelen trasmitirse por vía sexual, donde ademas del semen y los fluidos vaginales, la sangre y otros líquidos corporales pueden causar el contagio. Además, existen vías no sexuales, como el contagio de madre a hijo durante el embarazo o el parto, las transfusiones de sangre o por el uso de agujas compartidas.

A veces no presentan síntomas
Foto: GETTY IMAGES

A veces no presentan síntomas

Existe la posibilidad de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) de personas que aparentemente están sanas y que incluso, no saben que tienen una infección. Las ETS no siempre presentan síntomas, por este motivo, los especialistas prefieren el término “infecciones de transmisión sexual” (ITS), en lugar de enfermedades.

Las causas
Foto: ISTOCK

Las causas

Se conocen más de 30 parásitos, virus y bacterias que transmiten infecciones por contacto sexual. De ellos, 8 se han vinculado a la incidencia de ETS. La mitad son actualmente curables: sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. Las otras cuatro –hepatitis B, virus del herpes simple, virus de inmodeficiencia humana (VIH) y virus del papiloma humano (VPH)– son incurables, aunque existen tratamientos que pueden aliviar los síntomas o la enfermedad.

10 ETS más comunes

Factores de riesgo

Si bien estas enfermedades no discriminan a la hora de afectar nuestros organismos, se considera que existe factores que puede promover su aparición, por ejemplo, tener: relaciones sexuales sin protección, relaciones sexuales con varias parejas, antecedentes de ETS, abuso de alcohol o de drogas recreativas, ser joven o utilizar medicamentos que tratan la disfunción eréctil.

Un problema preocupante
Foto: ISTOCK

Un problema preocupante

Cada día, más de 1 millón de personas contraen una ITS. En la mayoría de los casos, son asintomáticas o solo están acompañadas por padecimientos leves, que no permiten un diagnostico certero. Muchas veces, una persona puede tener una ETS sin manifestar la enfermedad. Sin embargo, existen algunos síntomas comunes ante las diferentes ETS:

1. Flujo vaginal anormal
Foto: ISTOCK

1. Flujo vaginal anormal

Las glándulas en el cuello del útero y las paredes de la vagina producen una sustancia transparente. Cuando se trata de una infección y el flujo es anormal, esta secreción puede persentarse de color café o verdosa y maloliente. También genera con comezón e irritación en la piel de la vagina y el área próxima (vulva).

2. Secreción del pene
Foto: ISTOCK

2. Secreción del pene

Es una infección de la uretra, el conducto que drena la orina desde la vejiga. Este síntoma puede verse acompañado por una dificultad a la hora de orinar, lo que incluye micción dolorosa; un enrojecimiento, hinchazón o picazón de la abertura de la uretra y una sensibilidad testicular.

3. Úlceras genitales

Las úlceras genitales pueden aparecer como parches blancos, rojos o café. Estas zonas pueden causar picazón y volverse dolorosas. También suelen producir dolores al momento de orinar o de tener relaciones sexuales.

4. Dolor abdominal
Foto: ISTOCK

4. Dolor abdominal

Este tipo de dolor se presenta en oleadas; por lo regular empieza y acaba repentinamente, y se caracteriza por ser intenso. Si bien varía de una persona a otra, puede generar aumento en la frecuencia, el mal olor y el dolor urinario y la sensación de peso en la parte baja del vientre.

5. Ganglios linfáticos de la ingle inflamados y doloridos
Foto: ISTOCK

5. Ganglios linfáticos de la ingle inflamados y doloridos

Están presentes a lo largo del cuerpo, pero en este caso hacemos referencia a los que se ubican en la ingle. Son una parte importante del sistema inmune, ayudando al cuerpo a reconocer y combatir microbios, infecciones y otras sustancias desconocidas. Puedes tener una infección si luego de varias semanas, los ganglios no disminuyen su tamaño o siguen creciendo, si están rojos y sensibles, se sientes duros, irregulares o fijos en su lugar.

6. Fatiga y dolor generalizado
Foto: GETTY IMAGES

6. Fatiga y dolor generalizado

Es una sensación de falta de energía, de cansancio o agotamiento. Cuando la fatiga no se alivia al dormir bien, nutrirse o tener un ambiente de bajo estrés, debe realizarse una consulta al médico. Esto puede manifestarse, por ejemplo, en casos de padecer VIH, cuando el virus se multiplica rápidamente y nuestro cuerpo utiliza mucha energía para tratar de combatirlo. La mayoría de las personas logran sentirse mejor, una vez que toman sus medicamentos.

Hay formas de prevenir estas infecciones
Foto: ISTOCK

Hay formas de prevenir estas infecciones

Los expertos coinciden en que la única forma de prevenir las ETS es la abstinencia sexual o las relaciones exclusivamente entre dos personas no infectadas. De todas maneras, existen otras variables que pueden ayudar, como: vacunarse, usar condón y protectores bucales, no beber alcohol en exceso ni consumir drogas y realizar exámenes de rutina.

Fuentes

Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Clínica Mayo, Organización Mundial de la Salud (OMS).

Comparte tu opinión