Colonoscopía, el “selfie” más íntimo

Una imagen salvadora

Tomarte “selfies” y compartirlas con tus amigos en las redes sociales podría darte popularidad. No obstante, existe otro tipo de autorretrato que haría mucho más por ti, como salvarte la vida. Se trata de la colonoscopía, un procedimiento capaz de marcar la diferencia en tu salud y que te invitamos a conocer.

Exámenes que debes hacerte
Una imagen salvadora
Crédito:Shutterstock

Malas noticias

Hablar de cáncer de colon en la actualidad es tratar con un tema sumamente delicado. ¿Sabías que es la segunda causa de muertes por cáncer en el país? Según la Sociedad Americana para Endoscopia Gastrointestinal, anualmente se diagnostican cerca de 150,000 casos nuevos mientras que hay 30,000 decesos sólo en Estados Unidos.

Exámenes que te salvan
Malas noticias
Crédito:Shutterstock

El mejor antídoto

Es por esto que se hace una invitación para realizarse una colonoscopía, un examen que es capaz de detectar cualquier anormalidad en el colon y que ha demostrado ser una de las pruebas más efectivas.

El mejor antídoto
Crédito:Shutterstock

Una prueba eficaz

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informan que cerca del 90% de las personas que tienen cáncer de colon viven 5 años o más cuando las pruebas de detección han descubierto la enfermedad en su etapa inicial.

Una prueba eficaz
Crédito:Shutterstock

¿Cómo se realiza?

El procedimiento inicia al insertar por el ano un tubo flexible, del grosor de un dedo, y haciéndolo avanzar lentamente hasta llegar al recto y al colon. Este instrumento, cuenta con su propia lente y fuente luminosa y permitirá al médico visualizar imágenes en un monitor de video. Informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

¿Cómo se realiza?
Crédito:Shutterstock

¿Por qué recurrir?

Una colonoscopía puede ser empleada con fines preventivos o cuando existen algunos problemas de salud, tales como presentar dolor abdominal, cambios en las deposiciones o pérdida de peso. También se aplica cuando se detectan pólipos, anemia, sangre en las heces, así como enfermedades intestinales inflamatorias.

Más sobre la colonoscopía
¿Por qué recurrir?
Crédito:Shutterstock

Preparación

Es importante que los intestinos se encuentren completamente vacíos y limpios para el examen. Para esto, el médico podría sugerir el uso de enemas (procedimiento de lavado), no comer alimentos sólidos durante 2 o 3 días antes del examen y tomar laxantes.

Heces que te sanan
Preparación
Crédito:Shutterstock

Beber muchos líquidos

Como parte de la preparación se recomienda también consumir muchos líquidos claros durante 1 a 3 días previo al análisis. Ejemplos de esto son café o té claro, caldo o consomé sin grasa, gelatina, bebidas para deportistas, jugos de frutas colados y agua simple.

Beber muchos líquidos
Crédito:Shutterstock

Lo que no se debe

Días previos a la prueba se debe dejar de tomar ácido acetil salicílico (aspirin), ibuprofeno, naproxeno u otros anticoagulantes. También se debe evitar consumir hierro ya que puede hacer que las heces se tornen de color oscuro y podría dificultar al médico visualizar en el interior del intestino.

Ibuprofeno y el cáncer
Lo que no se debe
Crédito:Shutterstock

¿Es doloroso?

De acuerdo con la Asociación Americana de Médicos de Familia, bajo la sedación intravenosa o anestesia general se introduce el colonoscopio mientras el paciente está acostado por un lado. Generalmente este análisis es bien tolerado y rara ocasión provoca mucho dolor. El paciente podría sentir presión, hinchazón o calambres.

¿Es doloroso?
Crédito:Shutterstock

¿Hay riesgos?

Después de someterse a esta prueba es posible que el paciente experimente calambres y meteorismo (flatulencias). Aunque es poco frecuente, también podrían producirse deshidratación después del uso de un laxante, perforación del colon, sangrado profuso, infección intestinal o reacción alérgica.

Cáncer de colon en México
¿Hay riesgos?
Crédito:Shutterstock

¿Y en los niños?

Los más pequeños de la casa también pueden ser candidatos a este procedimiento. Entre algunos de los motivos para ir por una prueba se encuentra tener sangre en el excremento, diarrea, dolor de barriga por tiempo prolongado, así como molestias en el trasero. El procedimiento es el mismo.

Pimiento y el cáncer de colon
¿Y en los niños?
Crédito:Shutterstock

¿Y si algo sale mal?

Si el médico considera durante el examen que una zona necesita de mayor evaluación, mediante el colonoscopio pasará un instrumento para obtener una biopsia con fines de análisis. En el caso que el examen se haga para identificar muestras de sangrado, se puede controlar éste inyectando medicamentos por cauterización.

¿Y si algo sale mal?
Crédito:Shutterstock

Pólipos, enemigo del colon

Son crecimientos anormales, generalmente benignos que aparecen en el revestimiento del colon, cuyo tamaño puede ir desde un punto pequeño hasta ocupar varias pulgadas. Debido a que el cáncer de colon inicia en los pólipos, es importante su extracción como una importante manera de prevención.

Huyen de la colonoscopía
Pólipos, enemigo del colon
Crédito:Shutterstock

¿Cómo se extraen los pólipos?

El médico se encarga de destruir los pólipos mediante fulguración (quemado) o bien extrayéndolos con lazos de alambre o con instrumentos para biopsias. Cuando el pólipo es más grande el médico usa una técnica conocida como “polipectomía con asa” donde interviene el uso de la corriente eléctrica.

¿Cómo se extraen los pólipos?
Crédito:Shutterstock

La triste realidad

Desafortunadamente, a pesar de la efectividad que tiene la colonoscopía en la prevención de enfermedades, el uso entre la población de esta prueba sigue siendo muy bajo, pues se estima que 1 de cada 3 adultos (23 millones que tienen entre 50 y 75 años) no recurren a ella.

Exámenes gratuitos
La triste realidad
Crédito:Shutterstock

Público vulnerable

Los CDC ya tienen identificado al público que más se rehúsa a hacerse esta prueba. Entre ellos se encuentran los hispanos, indoamericanos o nativos de Alaska, de entre 50 y 64 años. Las personas con bajos niveles de educación e ingresos también se incluyen en esta lista.

Público vulnerable
Crédito:Shutterstock

¿Cuestión de ignorancia?

Al parecer, el tema de la colonoscopía sigue siendo un tabú, incluso entre los mismos doctores. De acuerdo con los CDC, 2 de cada 3 adultos que tienen seguro médico y que podrían pagar por el examen, no son informados y motivados por sus médicos.

Exámenes para las mujeres
¿Cuestión de ignorancia?
Crédito:Shutterstock
Comparte tu opinión