Carne de rata: ¿un plato curativo o peligroso?

Menú a escoger
Crédito:Cortesía: NTR Medios de Comunicación |

Menú a escoger

Ya sea asada, frita, en sopa o como botana, la carne de rata es un alimento muy consumido y popular en algunas partes del mundo. Y es que, se le atribuyen diversas propiedades alimenticias y curativas que lo convierten en la comida ideal. ¿Te atreverías a probarla?

¿Preparado ante una invasión roedora?

Temidas por unos, amadas por otros

No hace falta presentación. Las ratas son animales conocidos en las grandes urbes por ser un gran foco de contagio de varias enfermedades, lo cual genera asco y desprecio a simple vista. Sin embargo, en ciertas regiones de México forman parte de la dieta de muchas personas. (Foto: mercado de Fresnillo, Zacatecas)

Tradición culinaria
Crédito:Cortesía: NTR Medios de Comunicación |

Tradición culinaria

De hecho, desde tiempos prehispánicos, este animal se incluye en el menú de muchas culturas. Y en la actualidad en algunos poblados de estados de México como Zacatecas, San Luis Potosí, Guanajuato o Nuevo León, aún se acostumbra su consumo. Incluso, en algunas cantinas se ofrece como botana para acompañar con bebidas.

Arañazo de rata acaba con vida de niño

Valor nutricional

“Es un alimento altamente proteico y bajo en colesterol. Su color no es rojo como el de la carne de res, sino oscuro y de consistencia dura. Su sabor se compara con la carne de cerdo y en volumen es mucho más grande que la rata de ciudad”, comenta el Dr. Gustavo Devora Rodarte, médico general e investigador en Fresnillo, Zacatecas.

¡A la cocina!

La preparación de la rata varía según el tipo de paladar. El platillo más popular es el caldo (en foto) y la receta tradicional incluye cilantro, calabaza, brócoli, chipotle, col, elote más la carne del roedor despellejada. Sin embargo, también puede prepararse asada, frita o con otros guisos.

Ratas de Nueva York y la peste
Del campo a la mesa
Crédito:Cortesía: Manuel Márquez |

Del campo a la mesa

Desde muy temprano, los cazadores de ratas visitan los campos de la región en busca de madrigueras. Una vez que las encuentran, el animal es acorralado, capturado y después comercializado en mercados informales junto a otros animales como conejos y víboras. El precio por rata oscila entre 25 y 30 pesos (1.8 dólares en promedio). Foto tomada en un mercado de Fresnillo, Zacatecas.

Ayudaría a la salud
Crédito:Cortesía: NTR Medios de Comunicación |

Ayudaría a la salud

Según, el Dr. Devora, debido a sus bondades nutricionales la rata suele recetarse a los enfermos de la región para ayudar en su recuperación. “Cuando un paciente deja de comer por largo tiempo pierde proteínas, lo que ocasiona una descompensación y trastornos importantes. Con la rata el paciente recupera energías”, comenta.

Fiebre por mordedura de rata
¿Afrodisiaco?
Crédito:Cortesía: NTR Medios de Comunicación |

¿Afrodisiaco?

Entre otras de sus propiedades también se atribuye que la carne de rata es un afrodisiaco; no obstante, no existe evidencia científica que lo avale. “Hasta donde conozco no existe estudio o investigación que compruebe que sea un estimulante sexual”, comenta Rodarte.

Rata de alcantarilla y de campo

A diferencia de su primo citadino, la rata de campo (en la foto) es considerada por expertos de la zona como un alimento saludable, debido al estilo de vida y dieta orgánica que lleva. “Se basa exclusivamente en granos, vegetales y raíces. No tiene el problema de la rata de alcantarilla que transmite el tifus y la rabia”, agrega el Dr. Rodarte.

Una rata poseería secretos de longevidad

Punto a considerar

Sin embargo, un informe de la Universidad del Estado de Pennsylvania alertó sobre algunos agentes patógenos que puede transmitir esta especie campirana como Toxoplasma gondi, Trypanosoma microti, Hantavirus y fiebre hemorrágica coreana, por lo que no se recomendaría su consumo.

¿En peligro de extinción?
Crédito:Cortesía: Manuel Márquez |

¿En peligro de extinción?

Mientras tanto, es alta la demanda que tiene la rata de campo que incluso a corto plazo podría entrar en estatus de peligro de extinción, según advirtió en 2013 la subdelegación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de Zacatecas.

Recuerdos de ratas pueden modificarse
Comparte tu opinión