Insectos, feos pero nutritivos

La alimentación del futuro
Crédito:Julio Guzmán | Foto:

La alimentación del futuro

Quizás a simple vista no luzcan apetecibles, pero los insectos representan una alternativa sustentable para la alimentación y la salud. Y es que esconden varias propiedades que los convierten en una de las opciones más viables para resolver algunos de los principales problemas de la humanidad.

Insectos a la mesa
Contra el hambre
Crédito:Shutterstock

Contra el hambre

Según el profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM Octavio López Riquelme, el consumo de insectos es parte de la herencia y patrimonio cultural de muchos países y representa una respuesta ante los problemas de desnutrición y pobreza alimentaria.

Diversidad de insectos
Crédito:Shutterstock

Diversidad de insectos

Uno de los países con amplia tradición y riqueza en el consumo de insectos es México. Se calcula que de las 1,900 variedades de insectos comestibles que se conocen en el mundo, casi la tercera parte de ellas se encuentran en tierras aztecas, de acuerdo con el investigador.

Cómo alejar a los insectos
Pizza de chapulines
Crédito:Julio Guzmán | Foto:

Pizza de chapulines

La inclusión de insectos en algunas recetas contemporáneas ofrece la posibilidad de obtener mayor potencial alimenticio. En algunos restaurantes de México se ofrecen pizzas de insectos con chapulines, gusanos de maguey y escamoles (huevecillos inmaduros de las hormigas Liometopum).

Fuente de proteínas y aminoácidos
Crédito:Shutterstock

Fuente de proteínas y aminoácidos

Para la investigadora del Instituto de Biología de la UNAM, Julieta Ramos-Elorduy, los insectos son una buena fuente de proteínas esenciales. Además aportan aminoácidos que el organismo no puede producir.

Enfermedades que transmiten los insectos

Saltamontes al sartén

Por ejemplo, la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) encontró que comer 100 gramos de saltamontes de patas rojas equivaldría a comerse un huevo entero ya que aporta hasta 160 kilocalorías. Además, contiene pocas grasas saturadas.

Grillos en guisos
Crédito:Shutterstock

Grillos en guisos

En tanto, la ingesta de 150 gramos de grillo de campo aportaría la misma energía que un corte de bistec de ternera, 120 kilocalorías, informa la FAO. Consumir insectos podría traducirse en menos emisiones de gases por efecto invernadero en comparación con lo producido por la industria ganadera.

Alimentación saludable
Hormigas fortificantes
Crédito:Shutterstock

Hormigas fortificantes

Comer 100 gramos de hormiga verde tejedora, un tipo de insecto proveniente de Australia, aporta hasta 1,272 calorías, lo que equivale a tener mayor cantidad energética que 100 gramos de lentejas, 100 g de arroz blanco y l00 g de queso manchego juntos. (FAO)

El reto
Crédito:Shutterstock

El reto

De acuerdo con la FAO incluir en la dieta el consumo de insectos podría ayudar a revertir los problemas mundiales de alimentación. Se estima que para el 2030 se tendrá que alimentar a más de 9 mil millones de personas así como a miles de animales que son criados anualmente.

Errores de los padres sobre alimentación
El panorama actual
Crédito:Shutterstock

El panorama actual

Por ahora, el consumo de insectos forma parte de la dieta de alrededor de 2 millones de personas en el mundo. El continente africano y asiático son quienes más consumen estas especies. Incluso, en algunos países se preparan hasta panecillos en base de esta materia prima.

Comparte tu opinión