Alimentos que podrían atragantar a un niño

Un enemigo en casa

Un enemigo en casa

Muchos padres temen que sus hijos pequeños traguen objetos como juguetes, monedas o botones, pero no se preocupan por factores de riesgo que están al alcance de su mano: los alimentos. Algunos llegan a tiempo y se les puede extraer lo que les está impidiendo respirar. Pero no todos tienen la misma suerte. ¡Evita accidentes!

Todo por una castaña...

Tras comer un puñado de castañas, Landon Jones - un niño de 15 meses - tuvo un acceso de tos en medio de intentos desesperados por respirar. Como en aquél momento estaba resfriado, su madre pensó que la tos era parte de la enfermedad. Pero en realidad el niño se había atragantado y tuvieron que extraerle una castaña en el quirófano.

1. Frutos secos

1. Frutos secos

Para evitar un accidente como el de Landon, los niños pequeños no deben consumir frutos secos como almendras, castañas, nueces, cacahuates, avellanas y pistachos. Estos alimentos son duros, muchas veces difíciles de masticar, y puede ocurrir que los traguen enteros o en trozos demasiado grandes.

2. Uvas, semillas y frutas disecadas

2. Uvas, semillas y frutas disecadas

La Academia Americana de Pediatría informa que en el 50% de los casos los atragantamientos en niños pequeños se producen con comida. Entre los alimentos que deben evitar son las frutas disecadas y las semillas como las de zapallo y girasol. Si come uvas, deben estar peladas, sin semillas, y cortadas a la mitad o en cuartos.

Uno cada cinco

Cada 5 días muere un niño por este tipo de incidentes, informan los médicos. Esto ocurre porque aún no tienen del todo desarrollados sus mecanismos para tragar, sus dientes son inmaduros y no pueden masticar demasiado, y sus vías respiratorias más angostas, lo cual los pone en riesgo de atragantarse con comida, explica la Dra. Shapiro.

Problemas generales en niños y bebés

3. Zanahoria y otros vegetales crudos

El niño debe comer vegetales cocidos y cortados en pedazos pequeños. Los expertos recomiendan que siempre haya un adulto presente para supervisar a un niño de edad temprana mientras come. Además se debe vigilar que al hacerlo esté sentado bien derecho y nunca corriendo, jugando o acostado.

Caso bastante común
Crédito:Adam |

Caso bastante común

Nina Shapiro, la cirujana que realizó la intervención del pequeño Jones, informa que es un caso bastante común. La especialista en cirugía de cabeza y cuello de la Escuela de Medicina David Geffen, de la Universidad de California en Los Àngeles, explica que en muchos niños el objeto desciende hasta los bronquios y se queda alojado allí.

4. Bastones de queso

Los padres de niños menores de 5 años deben tener especial cuidado cuando se les da este alimento. Si éste es demasiado duro, un trocito puede atascarse y bloquear las vías respiratorias. Si es demasiado blando, un bocado muy grande puede también quedar atascado e impedir el correcto flujo de aire.

Los niños y la comida

Como el dedo meñique

Como Directora del área de nariz, garganta y oído del Hospital de Niños Mattel, en la Universidad de California, la doctora Shapiro explica que el diámetro de las vías respiratorias de un niño tiene el tamaño de su dedo meñique, por eso los alimentos de alto riesgo les puede llegar a bloquear esta via fácilmente y restringir o limitar su capacidad de respirar

5. Golosinas y dulces

5. Golosinas y dulces

La goma de mascar, los caramelos duros o pegajosos y los chupa-chups están desaconsejadas para los niños más pequeños. Por su tamaño se pueden quedar atascados o adheridos a las vías respiratorias impidiéndoles respirar normalmente. Por otra parte, afectan el esmalte de los dientes por su alto contenido de azúcar.

Los niños adoran los dulces
¿Qué hacer en caso de accidentes?

¿Qué hacer en caso de accidentes?

Si un niño - ya sea pequeño o algo mayor - no puede respirar bien, está pálido o tose con insistencia, requiere atención inmediata. Hay que llamar al 911 o realizar la maniobra de Heimlich, para tratar de que expulse el objeto o alimento atascado. Una vez fuera de peligro, se debe acudir a la consulta médica para controlar su estado de salud general.

¿Qué es la Maniobra de Heimlich?

¿Qué es la Maniobra de Heimlich?

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. explica que es una técnica de emergencia para prevenir la asfixia por bloqueo. Hay que ubicarse detrás de la persona, rodear la cintura con los brazos y empujar con un puño por encima del ombligo para presionar sobre las vias respiratorias y forzar la salida del objeto.

6. Mantequilla de maní

Para evitar accidentes, la Academia de Pediatría aconseja que los niños pequeños no consuman mantequilla de maní en cucharadas sino que los adultos les unten una fina capa sobre galletas o panes. "Muchos alimentos son sanos para los niños si los consumen en una presentación adecuada", recuerda la doctora Shapiro.

7. Carnes y salchichas

7. Carnes y salchichas

En este caso se aconseja cortarles pequeños bocados no mayores de media pulgada (1,2 cm), e incitar a los niños a que mastiquen muy bien los alimentos antes de tragar. Evitar carnes que puedan tener espinas o pequeños huesos y cuidar que que hermanos mayores, sin saberlo, le conviden trozos de comida demasiado grandes.

Problemas de deglución

8. Palomitas de maíz y alimentos secos

Los alimentos muy secos y livianos como palomitas de maíz, chips de tortilla o de papa o pretzels se le pueden quedar atascados en la garganta e impedir una respiración normal. También hay que evitar darles alimentos largos como fideos o bastones de apio crudo.

El peligro de siempre

El peligro de siempre

Además de evitar el consumo de estos alimentos mencionados, conviene tener presente que los botones, monedas y juguetes para niños mayores pueden ser peligrosos. Hay que revisar bajo los muebles y entre los almohadones de los sillones para evitar que el niño pueda encontrarlos, llevarlos a su boca y sufrir un accidente.

El peligro de los juguetes en la cuna
Objetos para tener lejos

Objetos para tener lejos

Hay juguetes para niños mayores que pueden ser peligrosos si tienen pequeñas piezas sueltas. Los globos también hay que mantenerlos lejos, ya que los pueden tragar y quedarse adheridos a las vías respiratorias. Otros elementos peligrosos son: imanes de heladera, tapa de marcadores, alimentos para mascotas y hebillas de cabello.

Comparte tu opinión