Cómo tener mañanas espléndidas

Empezar bien el día
Crédito:Shutterstock

Empezar bien el día

A todos nos encantaría despertarnos despejados y con energía para empezar bien el día, pero a veces eso no es posible. Algunos de nuestros malos hábitos pueden causas molestias que transforman la mañana en una pesadilla. Conoce las más comunes y evítalos.

1. ¿Despiertas con tos?

Al margen de la provocada por resfriados o por fumar, hay otro tipo de irritación en la garganta que causa una tos seca muy molesta, que se acentúa en las mañanas: es la que provoca el reflujo ácido del paso de los alimentos del estómago al esófago o a ciertos fármacos.

Solución: cena liviano

"Puede ayudar a evitar esa tos, el hecho de comer mucho menos por la noche, manteniendo una cena ligera" dice la Doctora Louise Selby, de Reino Unido. Esto es porque la comida del estómago ejerce presión sobre la válvula del esófago. Y aconseja consultar al médico si esa tos se vuelve crónica.

2. Se te parte la cabeza…
Crédito:Shutterstock

2. Se te parte la cabeza…

Puede ser el síntoma de un trastorno del sueño. Los niveles reducidos de oxígeno por padecer apnea del sueño pueden derivar en cefaleas matutinas, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH). La otra causa: por la noche baja la producción de analgésicos naturales (endorfinas y encefalinas).

Solución: Duerme lo justo

Obtener la cantidad adecuada de sueño puede aliviar el dolor matutino. Muy poco o demasiado sueño, puede empeorar las cefaleas, al igual que el uso excesivo de medicamentos para dormir. Y para reducir las apneas, se puede recurrir al uso de almohadones debajo de la almohada. Fuente: NIH.

3. Te molestia la garganta

Los dolores de garganta, ya sean causados por virus o infección bacteriana, tienden a ser peores en la mañana. “Se debe a que la garganta está muy seca, por el aire caliente de la habitación o por tener la nariz tapada y al respirar por la boca, se seca más la garganta”, explicó la Doctora Selby.

Soluciones simples
Crédito:Shutterstock

Soluciones simples

Puede ser útil colocar un humidificador en el cuarto. O intentar los clásicos remedios caseros como compresas de mentol, una cucharadita de miel o medio vaso de agua tibia. La Biblioteca Nacional de Medicina aconseja: lavarse bien las manos, evitar el contacto con personas resfriadas y no fumar.

4. Amaneces con la nariz tapada

Las alergias a los ácaros del polvo presentes en colchones, ropa de cama y alfombras, pueden desencadenar crisis matutinas, ya que se produce una acumulación de exceso de moco en la noche, dando lugar a la tos o estornudos violentos al despertar. También el asma se acentúa en las mañanas.

Solución: diseña un cuarto seguro

“Lava las sábanas y pijamas con agua caliente para acabar con los ácaros del polvo. Considera al dormitorio como el "lugar a salvo de la alergia”. Mantén las mascotas, alfombras, tapetes y plantas fuera del dormitorio” aconseja el Doctor William Reisacher, del Hospital Presbiteriano de Nueva York.

5. ¿Te duele la espalda?
Crédito:Shutterstock

5. ¿Te duele la espalda?

Ocho de cada 10 personas sufrirán dolor de espalda en algún momento, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Si no hay una condición como hernia de disco, escoliosis o discos dañados, la espalda puede doler por un colchón demasiado duro o muy blando. La otra causa puede ser una mala postura.

Solución: cuida la postura

No sólo es importante dormir entre 6 y 8 horas al día para no padecer dolores de cuello y espalda, sino que es fundamental tener una buena postura al acostarte para que la columna se relaje. Duerme de lado para reducir la curva de la espalda, y siempre descansa sobre un colchón firme.

6. ¿Despiertas con desgano?

Las personas con depresión, a menudo se despiertan con sentimientos de tristeza y ansiedad. Jim Bolton, Psiquiatra del Colegio Real de Psiquiatras, en Reino Unido, señaló que estaría relacionado con la producción de cortisol, que es mayor en la mañana, y es una acción ausente en personas deprimidas.

Solución: encontrar el ritmo
Crédito:Shutterstock

Solución: encontrar el ritmo

"Podría ayudar a personas con depresión, encontrar su ritmo corporal de nuevo" dice el Dr. Bolton. "Permanecer en la cama no es una buena idea, ya que sólo causa más interrupciones en el ciclo natural del cuerpo”, agregó. La otra causa puede ser el estrés, que altera el estado de ánimo.

7. ¿Tienes poca energía?

Si sientes que no puedes despegar los párpados, te quedas un rato más en la cama, y luego piensas saltar el desayuno, no es una buena idea. No desayunar ocasiona serios problemas, ya que no sólo es bueno para obtener energía, sino que previene la diabetes y te ayuda a mantenerte en peso.

Solución: toma un buen desayuno
Crédito:Shutterstock

Solución: toma un buen desayuno

Prueba un desayuno bien completo, con tiempo, y observa cómo cambia tu humor. De acuerdo con la dietista Elaine Magee, de la Universidad de California en Berkeley, el desayuno debe ser una comida completa que incluya alimentos ricos en fibra y granos enteros, frutas y proteínas.

Comparte tu opinión