6 resoluciones para un nuevo año saludable (que sí puedes cumplir)

Foto: GETTY IMAGES

Cada diciembre prometes que el año que está por venir harás una dieta súper estricta, que adelgazarás más de 22 libras, que harás ejercicios intensos cada día durante un par de horas y... ¡al final no cumples ni la mitad de todo lo que juraste que harías! Deja de engañarte y haz un plan que sí puedas cumplir.

La abundantes y calóricas comidas de la temporada suelen propiciar que te hagas innumerables promesas para mejorar tu salud el próximo año. Y sí, enero es un momento oportuno para poner en práctica un nuevo estilo de vida, el detalle está en que tus metas o resoluciones deben ser realistas.

Cómo recortar calorías en las fiestas
Foto: GETTY IMAGES

Sea hacer ejercicio tres veces por semana o beber más agua, lo ideal es que ese plan trascienda más allá de enero. Compartimos seis resoluciones saludables (y factibles) para el nuevo año definidas por expertos de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins que te harán sentir pleno.

1. “Caminaré 30 minutos al día”

Dar una caminata de 30 minutos todos los días es suficiente para cumplir con la cuota recomendada de ejercicio. Puedes hacerlo, incluso si tienes poco tiempo libre. Por ejemplo, si estás muy ocupado, haz tres caminatas de 10 minutos: una antes de ir trabajo, otra en la hora de almuerzo y la tercera al final del día.

2. “Me alimentaré de forma consciente”
Foto: GETTY IMAGES

2. “Me alimentaré de forma consciente”

No es lo mismo hacer una dieta estricta que ser consciente cuando te alimentas. No comas con los ojos puestos en la pantalla del móvil ni cuando estés distraído: esto te llevará a ingerir comida en exceso. Tómate tu tiempo; baja la velocidad y presta atención a tu comida.

"Cuando comes con atención, es más fácil notar cuándo te sientes lleno, y además es más probable que disfrutes de los alimentos que comes", dice la dietista y nutricionista de investigación del Johns Hopkins, Diane Vizthum.

Vacaciones sin subir de peso, ¿se puede?
3. “Me relajaré y descansaré”
Foto: GETTY IMAGES

3. “Me relajaré y descansaré”

La experta en sueño Rachel Salas afirma que cuando es hora de dormir, también es hora de relajarse, literalmente. Hay varias medidas que pueden ayudarte a dormir y a tener un sueño de calidad, verdaderamente reparador.

Bajar el termostato de la habitación a 68 grados o menos antes de meterte en la cama puede propiciar un ambiente idóneo para dormir mejor. Oscurécela con cortinas que no dejen pasar la luz exterior, usa un reloj despertador cuya pantalla posea un brillo tenue y, una vez más, aléjate del móvil.

4. “Seré agradecido”
Foto: GETTY IMAGES

4. “Seré agradecido”

Tómate un tiempo al principio o al final del día para reflexionar sobre todo por lo que estás agradecido. La psiquiatra Susan Lehmann sugiere llevar un diario como una una manera de minimizar la influencia del estrés: “Recordarnos los pequeños aspectos positivos cotidianos de nuestras vidas ayuda a desarrollar un sentido de equilibrio y perspectiva que puede mejorar el bienestar".

5. “Usaré las escaleras”

Aquí no hay mucho que agregar. Hacer pequeños cambios, como subir las escaleras en lugar del ascensor, puede hacer una gran diferencia. Las personas que son físicamente activas tienen muchas menos probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

6. “Asumiré un desafío de 30 días”
Foto: GETTY IMAGES

6. “Asumiré un desafío de 30 días”

Elige una actividad física que sea fácil y práctica, y comprométete con ella durante 30 días para desafiarte a ti mismo. La fisioterapeuta Stacie Page sugiere practicar yoga, hacer caminatas regulares o participar en clases de gimnasia como excelentes alternativas.

“Encuentra lo que te motiva. Hagas lo que hagas, hazte responsable o encuentra un socio de responsabilidad. Si tu objetivo es perder peso, bajar el colesterol o tener más energía para jugar con los más pequeños, tienes el poder de hacer un cambio", agrega Page. Y sea lo que sea que vayas a hacer, no está de más consultarlo antes con tu médico.

Por qué el yoga conquistó al mundo
Comparte tu opinión