8 problemas de salud que pueden causar dolor de testículos

Foto: ISTOCK

A veces se presenta una molestia en uno o en ambos testículos, un dolor leve a intenso que puede irradiarse a la parte inferior del abdomen. Conoce las causas, cuándo consultar a un médico y cómo autoexaminarse los testículos para prevenir enfermedades.

Por qué duelen: 1. Lesión
Foto: ISTOCK

Por qué duelen: 1. Lesión

Los testículos son muy sensibles. Incluso una lesión menor puede causar dolor. Un accidente de cualquier tipo en el que la zona reciba un impacto, como un golpe practicando un deporte, puede derivar en inflamación externa y dolor.

2. Epidimitis

Es una inflamación de la estructura tubular (epidídimo) que se encuentra en la parte posterior del testículo, y que almacena y transporta el esperma. Los varones de cualquier edad pueden desarrollar epididimitis. La causa más frecuente es una infección bacteriana, incluidas las infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia. Puede presentarse también secreción, sangre e hinchazón.

 2. Orquitis
Foto: ADAM

2. Orquitis

Es la inflamación de uno o ambos testículos. El virus más común que la causa es el de las paperas. Pero también puede ser causada por una infección con diferentes de bacterias y virus, incluidas las infecciones de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia. También puede ocurrir junto con infecciones de la próstata o el epidídimo.

3. Torsión
Foto: ISTOCK

3. Torsión

Una torsión testicular es una urgencia médica. Ocurre cuando el cordón espermático, que suministra sangre a los testículos, rota y se retuerce. Esto interrumpe el suministro de sangre al testículo y provoca una inflamación y un dolor repentinos. La torsión testicular requiere una cirugía inmediata para salvar al testículo. Es más común en hombres jóvenes entre 10 y 20 años de edad.

4. Varicocele

Se trata de una várice -una vena inusualmente hinchada- en la red de venas que corren a través de los testículos y suele desarrollarse durante el transcurso de la pubertad. Por lo general, un varicocele no es nocivo, aunque en algunas personas puede dañar los testículos o disminuir la producción de espermatozoides; por lo tanto, es conveniente consultar al médico.

5. Espermatocele
Foto: CLÍNICA MAYO

5. Espermatocele

Es un saco anormal (quiste) que se forma en el epidídimo, el pequeño tubo ubicado en la parte superior del testículo que recoge y transporta el semen. Es no canceroso y constituye una afección bastante frecuente. Comúnmente, no reduce la fertilidad ni requiere tratamiento. Pero si crece lo suficiente como para causar molestias, el médico podría indicar una cirugía.

6. Hidrocele
Foto: ISTOCK

6. Hidrocele

Es la acumulación de líquido en las membranas que rodean a los testículos. Los hidroceles pueden provocar hinchazón en el testículo y suelen ser indoloros, pero en algunos hombres pueden causar un dolor leve. En algunos casos, tal vez sea necesario recurrir a la cirugía para aliviar la dolencia.

7. Cáncer
Foto: ISTOCK

7. Cáncer

Se puede desarrollar cáncer en uno o ambos testículos. Es un problema que afecta más a hombres jóvenes -20 a 39 años-. Es más común en hombres que tuvieron un desarrollo testicular anormal, un testículo no descendido o antecedentes familiares de cáncer. Provoca dolor, inflamación o nódulos en los testículos o la región inguinal. La mayoría de los casos son tratables, especialmente cuando se detectan a tiempo.

8. Hernias

A veces un tirón en un músculo, tendón o ligamentos de la pierna o entrepierna del hombre, más frecuente entre quienes practican deportes, lo que se llama "hernia por deportes" puede provocar dolor en los testículos.

Cuándo consultar a un médico
Foto: ISTOCK

Cuándo consultar a un médico

El dolor testicular intenso y repentino necesita atención médica inmediata. Llama de inmediato si: el dolor es intenso o súbito, has tenido una lesión en el escroto y aún tienes dolor después de 1 hora, si el dolor está acompañado de náuseas o vómitos, si sientes una protuberancia, si tienes fiebre, si el escroto está caliente, sensible al tacto o enrojecido, o si has estado con alguien con paperas.

Cómo examinar los testículos
Foto: ISTOCK

Cómo examinar los testículos

Un buen momento para examinarlos es durante o después de un baño o una ducha. Párate delante de un espejo y busca si hay alguna inflamación en la piel del escroto, examina cada testículo con ambas manos. Luego desliza suavemente el testículo entre los pulgares y los otros dedos. Recuerda que es normal que un testículo sea ligeramente más grande que el otro. Si detectas algo anormal, consulta al médico enseguida.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., Clínica Mayo, Fundación Nemours.

Comparte tu opinión