10 resoluciones que te cambiarán la vida

Borrón y cuenta nueva

Borrón y cuenta nueva

El comienzo del 2013 abre una nueva ventana de oportunidades para alcanzar las metas que tal vez no tuvimos tiempo de cumplir en el 2012. Para que esta vez lo logres sin frustraciones, te proponemos estas 10, pequeñas pero que te ayudarán a alcanzar tu propósito de salud y bienestar.

1. Dormir 8 horas diarias

1. Dormir 8 horas diarias

El sueño: nos lo pide el cuerpo, pero rara vez le damos lo suficiente. Dale prioridad al sueño y haz una cita con la almohada para el 2013. El desvelo puede ser más dañino que los cigarrillos. Deteriora nuestra piel, hace que perdamos la memoria, la inteligencia y aumenta el riesgo de obesidad.

El desvelo va más allá del mal humor

El desvelo va más allá del mal humor

Un estudio auspiciado por la Fundación Nacional del Sueño demostró que el dormir bien es parte de la salud: los adultos más saludables eran los que dormían entre 7 y 9 horas.Más allá del mal humor, se ha comprobado que el desvelo crónico es de las mayores causas de depresión en adultos.

2. Elimina distracciones y trabaja más

2. Elimina distracciones y trabaja más

No hay manera de prevenir por completo el estrés, pero niveles muy elevados pueden ser peligrosos para la salud. En casos extremos, el estrés laboral puede llevar a problemas cardíacos y propagar el aumento de peso. Simplifica tu vida enfocándote plenamente en una tarea para reducir la cantidad total de horas que te demoras haciéndola.

Dos cambios que reducen el estrés

Dos cambios que reducen el estrés

Dedica un máximo de dos horas diarias a revisar tu correo: una hora en la mañana antes de comenzar el día y una hora al terminar el día. Más de esto es exceso innecesario que le resta a tu día y te distrae de las tareas importantes. No trates de hacer cinco cosas a la vez, es más efectivo enfocarte en una hasta completarla.

3. Baja tu colesterol

3. Baja tu colesterol

Millones de estadounidenses padecen de alto colesterol. En ciertos casos, llega a tal nivel que puede provocar serios problemas cardíacos y sólo puede controlarse con fármacos. Si has llegado a estos niveles, puedes controlarlo sin poner tu corazón en riesgo y sin gastar un centavo con ejercicio y buena alimentación.

Hazte la prueba cada cinco años

Hazte la prueba cada cinco años

El colesterol alto puede llevar a un coágulo en las venas que te pone en alto riesgo de ataque cardíaco. Hazte un examen de sangre cada cinco años para asegurar que tus niveles estén saludables. Procura limitar tu consumo de alimentos altos en grasas saturadas y grasa animal (yema de huevo y hígado). El ejercicio también te ayuda a controlar el colesterol.

4. Muévete 30 minutos al día

4. Muévete 30 minutos al día

No importa si es bailando, nadando, caminando o corriendo tras tus hijos, lo importante es que te mantengas activo por 30 minutos diarios. Está comprobado que personas que hacen algún tipo de ejercicio por 30 minutos todos los días, viven más y con menos problemas de salud.

No tienes que ir al gimnasio

No tienes que ir al gimnasio

Cada actividad extra que programes en tu día te ayuda a quemar calorías y a cuidar tu corazón. Busca maneras sencillas de incorporar ejercicio en tu rutina: estacionarte lejos del supermercado o de tu trabajo, evitar los elevadores y las escaleras eléctricas, levantarte cuando quieras comunicarte con tus compañeros del trabajo…

5. Aumenta 5 libras…

5. Aumenta 5 libras…

De músculo. Para perder peso mucha gente se enfoca en el ejercicio cardiovascular y se olvida del entrenamiento muscular. El cuerpo gasta entre 30 y 40 calorías para mantener cada libra de músculo, aún cuando está en descanso, según el Colegio Americano de Medicina Deportiva. A corto plazo pierdes más con el 'cardio', pero a largo plazo los músculos te ayudan más.

Para retrasar el envejecimiento

Para retrasar el envejecimiento

Los ejercicios que fortalecen los músculos ayudan a prevenir la pérdida de masa muscular asociada con la vejez. Además ayudan a cuidar los huesos contra la osteoporosis y a quemar grasa a cualquier edad.

6. Pierde peso

6. Pierde peso

Aún esas pocas libritas de más (si son de grasa) podrían tener graves consecuencias en tu salud. Mujeres con un mayor índice de masa corporal (IMC) aumentan su riesgo de muerte por un 13 por ciento y entre 44 y 88 por ciento para mujeres obesas, según un estudio reciente en el New England Journal of Medicine.

¿Cuánto peso es sobrepeso?

¿Cuánto peso es sobrepeso?

Una persona está pasada de peso si tiene un IMC (índice de masa corporal) entre 25 y 30. Si mide 5 pies con 6 centímetros tiene sobrepeso cuando alcanza las 155 libras y es considerada obesa cuando sobrepasa las 186 libras.

7. Prepara al menos una comida en casa

7. Prepara al menos una comida en casa

Preparar las comidas en casa tiene beneficios tanto para la figura como para la cuenta bancaria. Muchos restaurantes (especialmente los de comida rápida) le agregan demasiada sal y grasa a sus platillos para mejorar el sabor. Las comidas preparadas en casa generalmente son más saludables y económicas porque puedes controlar la cantidad y calidad de ingredientes.

Come con la familia

Come con la familia

Siéntate en la mesa a comer con la familia. Personas que comen frente al televisor o la computadora terminan consumiendo más calorías que las que se sientan en la mesa. El acto de compartir los alimentos que se prepararon en conjunto, también es una manera de mejorar la dinámica familiar y expresar amor.

8. Consume 8 vasos de agua al día

8. Consume 8 vasos de agua al día

La mayor parte de nuestro cuerpo está compuesta por agua. Beber agua ayuda a limpiarlo de las toxinas peligrosas y a distribuir nutrientes a los órganos vitales. La deshidratación (falta de agua) se manifiesta en cansancio. El cuerpo trata de compensar comiendo más, propagando el aumento de peso.

Entre más pierdes, más consumes

Entre más pierdes, más consumes

Entre más líquidos pierdes, más debes beber para compensar. Las personas que practican deportes y sudan mucho deben beber más de ocho vasos diarios. No esperes hasta sentir sed para tomar agua. La sed puede ser síntoma de deshidratación y puede ya estar afectando el funcionamiento de tu cuerpo.

9. Aplica la regla de 3 el fin de semana

9. Aplica la regla de 3 el fin de semana

Procura consumir un promedio de tres bebidas alcohólicas durante el fin de semana. El consumo concentrado duplica el riesgo de paro cardíaco respecto a un consumo repartido, según un estudio en el British Medical Journal.

La clave está en el consumo moderado

La clave está en el consumo moderado

Según el estudio, aunque la cantidad de alcohol sea la misma, el modo de consumo influye mucho en la salud del corazón. Personas que beben en exceso pueden padecer de cirrosis, pancreatitis y ciertos tipos de cáncer además de problemas cardíacos.

10. Hazte un chequeo anual

10. Hazte un chequeo anual

No esperes hasta estar enfermo para visitar el médico. Programa una cita anual como método preventivo. Muchas enfermedades fatales (ciertos tipos de cáncer) pueden ser prevenidas si se detectan a tiempo. La clave es exigir exámenes de acuerdo a tu edad e historial: si padeces de diabetes, tienes historial de cáncer de mama, entre otros.

Comparte tu opinión