10 mitos comunes sobre el sueño

Foto: ISTOCK

“Un adulto no necesita dormir”. “Las horas de siesta cuentan como horas de sueño”. “Una copa de vino antes de ir a la cama facilita el sueño”. Estas y otras creencias populares sobre el sueño fueron analizadas (y desmentidas) por un equipo de investigadores.

El estudio fue publicado en Sleep Health, revista de la Fundación Nacional del Sueño. Los autores evaluaron 24 afirmaciones que se suelen repetir sobre el descanso clasificándolas como falsas o veraces y menos graves o más graves para la salud. Hicimos una selección de 10 de esos mitos y te los explicamos a continuación.

3 secretos para dormir bien
1. “Los adultos sólo necesitan dormir menos de cuatro horas”
Foto: ISTOCK

1. “Los adultos sólo necesitan dormir menos de cuatro horas”

Esta afirmación fue clasificada como nada veraz en el estudio. "No descansar lo suficiente (5 horas o menos) se relaciona con consecuencias negativas en la salud cardiovascular, metabólica, mental e inmunológica". Lo ideal es que el descanso sea de, mínimo, siete horas.

2. “Mientras eres más viejo, te da más sueño”

Esta es otra creencia clasificada como nada veraz y, además, grave para la salud. Es cierto que el tiempo que necesitas dormir varía a lo largo de los años, y a medida envejecemos la tendencia es a dormir menos. Pero no te confundas: esto no quiere decir que necesites descansar menos.

Ese mal humor puede ser falta de sueño
3. “Una noche sin dormir tiene consecuencias a largo plazo”
Foto: ISTOCK

3. “Una noche sin dormir tiene consecuencias a largo plazo”

No, las consecuencias las sentirás de inmediato. Es un hecho que la falta de sueño genera efectos adversos en la salud, pero también es posible resolver esto recuperando el sueño perdido.

4. “Siempre es mejor dormir mucho”

Pues, no. Hay evidencias de que dormir demasiadas horas se relaciona a una mortalidad más temprana, ya que la necesidad de dormir durante más tiempo de lo normal podría estar vinculada a problemas de salud.

Cómo nos afecta dormir en exceso
5. “No importa a qué hora del día duermas”
Foto: ISTOCK

5. “No importa a qué hora del día duermas”

Muchos estudios han demostrado que las personas que trabajan de noche y duermen de día descansan menos. Además, en el caso de los niños, es de noche cuando se libera la hormona del crecimiento, mientras duermen.

6. “Si no dormiste bien de noche, una siesta lo compensará´”

Una vez más: no. Las siestas pueden ayudarte a descansar, si tuviste una mala noche, pero nunca sustituirán las horas de sueño que necesitas.

Mitos y verdades sobre las siestas
7. “Descansar acostado con los ojos cerrados es igual a dormir”
Foto: ISTOCK

7. “Descansar acostado con los ojos cerrados es igual a dormir”

Otro error común. Los autores del estudio calificaron esta creencia como nada veraz y, además, puede traer consecuencias para la salud. Se lee en el estudio que "las funciones endocrina, cardiovascular, metabólica y cognitiva son diferentes durante la vigilia que en la fase REM del sueño".

8. “Si tienes insomnio, quédate en la cama hasta que te duermas”

Si no logras conciliar el sueño o te despiertas en mitad de la noche y no puedes volverte a dormir, párate. Esto se llama “terapia de control de estímulos” y consiste en salir de la cama, evitar los elementos que pueden mantenerte alerta, como los dispositivos que emitan luces azules (smartphones, tabletas), y regresar a la cama solo si te sientes cansado o con sueño.

Cómo reanudar o conciliar el sueño
9. “Ver televisión antes de dormir te relaja”
Foto: ISTOCK

9. “Ver televisión antes de dormir te relaja”

Quedarte mirando la tele en la cama, cuando te falta poco para dormir, no te llevará a nada bueno. Hay evidencias de que quienes tienen como costumbre mirar televisión en las noches, duermen menos.

10. “Una bebida alcohólica antes de ir a la cama ayuda a dormir mejor”

No, no lo creas ni lo hagas. En el estudio no solo clasifican esta creencia como nada veraz, también la consideran bastante mala para la salud. El consumo de alcohol se ha asociado a un impacto negativo durante el descanso porque retrasa la fase REM y puede empeorar la apnea del sueño.

Finalmente, te dejamos algunas recomendaciones para que logres un sueño plácido y reparador.

Comparte tu opinión