10 cambios que pueden ayudarte a vivir sin alergias

La alergia de estación afecta a unos 35 millones de estadounidenses, según estadísticas de la Asociación Americana para la Alergia y Asma Inmunológica (AAAIA). Si eres uno de ellos, te gustará saber que si bien es de difícil tratamiento, la prevención es posible. Aquí te presentamos 10 cambios de hábitos sencillos que pueden hacer una gran diferencia.

Famosos que viven con alergias

¿Qué es la alergia?

Cuando tienes alergia el polen y el moho en el ambiente provocan una sobre-reacción en tu sistema inmunológico. Comienzas a estornudar, tus ojos se ponen llorosos, la nariz se tapa y comienza un moqueo constante que se junta con una sensación de picazón interminable y un malestar general. Tu cuerpo intenta defenderse y produce inmunoglobulina que son los anticuerpos que viajan a las células y causan la reacción alérgica, según explica un informe de la AAAIA.

Cómo controlar la alergia de estación
Cambio #1: Mantén tu casa bien cerrada

Cambio #1: Mantén tu casa bien cerrada

Mantén las ventanas y puertas cerradas en tu casa el mayor tiempo posible. Utiliza el aire acondicionado que ayuda a limpiar y a secar el aire. Para airear la casa el mejor momento es primera hora de la tarde, especialmente los días lluviosos, cuando los índices de polen son más bajos.

Cambio #2: Controla la humedad del ambiente

El moho es la principal fuente de alergia en el interior de la casa y prolifera en lugares oscuros y poco ventilados como, por ejemplo, baños y sótanos con humedades o goteras. Es importante controlar la humedad del ambiente, que no debería superar el 50%. Considera comprar un medidor de humedad y un deshumidificador, sobre todo en baños y cocina.

El hongo de la humedad

El hongo de la humedad

El moho es un hongo diminuto que proliferan en ambientes cálidos y húmedos, tanto en interiores como en el exterior. El moho puede encontrarse casi en cualquier lado, incluyendo suelos, plantas y raíces. El moho aumenta cuando aumenta las temperaturas y tiene su punto máximo en julio en los estados más cálidos y en octubre en los estados más fríos y todo el año en la costa oeste y sur. El olor a humedad sugiere la presencia de moho.

10 lugares en tu casa que son foco de alergia

Cambio #3: Usa sólo ropa de algodón

Chequea cuidadosamente las etiquetas de la ropa que vas usar, sobre todo los días de alta cantidad de polen ya que estas micro sustancias tienden a pegarse menos en la ropa de algodón que en la sintética, debido a que éstas últimas tienen estática y atraen las micro partículas.

El polen no es siempre el mismo

El polen no es siempre el mismo

El polen son células diminutas que las plantas necesitan para su fertilización. El polen de las plantas con flores de colores, como las rosas normalmente no causan alergia, ya que su transportación queda en manos de los insectos. Sin embargo, hay muchas plantas que producen un polen seco y muy liviano que es transportado por el viento de una a otra y son justamente las que están en el aire y producen alergias.

12 remedios caseros para la alegia

Cambio #4: Dúchate más de lo habitual

Cuando andas por lugares al aire libre, sobre todo los días de alta polinización, sin que lo percibas, una gran cantidad de polen queda atrapado en tu cabello y en tu piel, sobre todo si es de contextura grasa. Dúchate todos los días, sobre todo a la noche, para eliminar los restos de polvo acumulados durante el día.

Los meses más complicados

Si bien el período de polinización no varía mucho de año a año y se da en general en la misma época: al final de la primavera desde marzo hasta octubre. Sin embargo, en lugares con clima cálido todo el año, la polinización puede darse en forma casi permanente. La rinitis alérgica generalmente es causada por el polen de comienzo de la primavera, mientras que el césped y las gramas son las causantes de la mayoría de los síntomas del verano, todo según un reporte de la AAAIA.

Cambio#5: Saca de tu casa peluches y telas gruesas

Cambio#5: Saca de tu casa peluches y telas gruesas

Los peluches, las cortinas gruesas y las telas pesadas en los sillones tienden a acumular polvo. Si bien pasar la aspiradora frecuentemente y limpiar más de lo habitual ayuda, las micro partículas quedan atrapadas en este tipo de telas y cuesta mucho lograr sacarlas. Si cambiar la tela de los sillones te resulta muy costoso, prueba ponerle una funda a la medida con una tela 100% de algodón.

Cambio #6: Dile No a la jardinería

Si bien todas las actividades al aire libre implican una cierta exposición al polen, la jardinería es la peor de todas, ya que al mover las plantas el polen se moviliza aún más de lo habitual. Si trabajas de jardinero o es tu pasatiempo favorito, utiliza una máscara o barbijo, guantes, ropa de manga larga que te cubra la mayor cantidad de piel posible y dúchate apenas termines la actividad en el jardín. ¿La mejor hora para jardinería? El atardecer, donde hay menor nivel de polen.

Cambio #7: Tómate vacaciones

Es una buena idea tomarte vacaciones en algún momento durante la temporada de polen. Para que tu alergia no viaje contigo, elige un lugar sobre todo de clima seco y de montaña. La Fundación Estadounidense de Asma y Alergias (AAFA) ha elaborado una lista de las 100 peores ciudades para la alergia. Si tu destino esta al final de la lista o no aparece en ella, vas por buena dirección.

Cambio#8: Limpia tu casa con más frecuencia

Mantén a raya los animales domesticos. Intenta evitar que entren a tu dormitorio y a algunos ambientes de la casa. Limpia con entusiasmo, pasa la aspiradora, cambia sábanas y toallas más frecuentemente y retira el polen que se pega a los vidrios de las ventanas. Utiliza máscara o barbijo para evitar aspirar el polen y el polvo que remueves al limpiar, recomienda la AAFA.

Cambio #9: Sí al secarropas de interior

Cambio #9: Sí al secarropas de interior

Si lavas tu ropa y sabanas y la cuelgas al aire libre durante la época de polinización, aumentarás tus posibilidades de rinitis alérgica. Utiliza el secarropa siempre que puedas. Durante Es la liberación de estas sustancias químicas lo que causa las reacciones alérgicas, que afectan a los ojos, la nariz, la garganta, los pulmones, la piel y/o el tubo digestivo. La posterior exposición al mismo alérgeno (sustancias como el polen o los frutos secos) volverá a desencadenar la misma reacción alérgica.

Cambio #10: En el auto, ventanas cerradas

Si andas en auto, sobre todo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, que son las horas de mayor polinización, asegúrate de tener las ventanas bien cerradas y el aire acondicionado en recirculación, asi no ingresa el aire de afuera y podrás respirar más libremente.

Comparte tu opinión