SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Limpia tus riñones e hígado con alfalfa

Por -
Limpia tus riñones e hígado con alfalfa
CRÉDITO: THINKSTOCK

La alfalfa es una hierba que generalmente se asocia con la comida propia del ganado, sin embargo, sus hojas de color verde brillante, los brotes y las semillas, son adecuadas para el consumo humano y tienen propiedades medicinales que quizá desconocías. Una de sus principales características es su valor depurativo y desintoxicante de los riñones y el hígado.

Si bien, nuestro cuerpo tiene sus propios mecanismos de eliminación de toxinas, no está de más ayudarle un poco en esta tarea. La alfalfa (su nombre científico es Medicago satina) tiene propiedades diuréticas que favorece la secreción de orina, que a su vez, combaten la retención de líquidos y permite depurar tanto los riñones como el hígado.

Los riñones se encargan de limpiar la sangre de sustancias potencialmente nocivas a través de la orina y regular los líquidos del cuerpo, entre otras funciones. En tanto, el hígado destruye los tóxicos procedentes de los desechos producidos de forma natural por nuestro organismo, como el amoníaco, pero también los que ingerimos, como el alcohol.

Para obtener los beneficios depurativos y desintoxicantes de la alfalfa, simplemente debes preparar una infusión. Lo puedes hacer con hojas secas o bien con las semillas. Necesitarás una cucharada de hojas secas de alfalfa o bien media cucharadita de semillas y una taza de agua. Pon a hervir el agua y añade las hojas secas o las semillas, tapa durante unos 10 minutos. Tómala caliente.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, refiere que la alfalfa se usa para las enfermedades renales, las enfermedades de la vejiga y de la próstata y para aumentar el flujo de orina. También para el colesterol alto, el asma, la osteoartritis, la artritis reumática, la diabetes y el malestar estomacal. Desde un punto de vista nutricional, las personas toma alfalfa como fuente de vitaminas A, C, E y K4 y de minerales como calcio, potasio, hierro y fósforo.

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad