5 razones para no usar Saw Palmetto para tratar problemas de la próstata

5 razones para no usar Saw Palmetto para tratar problemas de la próstata
Este químico proviene de una planta de hoja de palma del mismo nombre. | Foto: GETTY IMAGES

Para los millones de hombres estadounidenses con agrandamiento de la próstata, pocos remedios pueden sonar más atractivos que el suplemento dietético conocido como extracto de palma enana americana o saw palmetto.

Este químico proviene de una planta de hoja de palma del mismo nombre que crece en el sureste de Estados Unidos que desde la antigüedad se ha usado para tratar afecciones urológicas.

En tiempos modernos, es fácil conseguir la palma enana americana en línea o en cualquier farmacia. En todo tipo de publicidad, promete aliviar la micción frecuente o dolorosa que hace que muchos hombres corran al baño varias veces durante la noche.

Los consumidores gastaron $152 millones en 2016 en productos de saw palmetto, según Nutrition Business Journal, pero, el hecho de que sea popular no quiere decir que funcione.

"La palma enana americana para tratar problemas de próstata es uno de los ejemplos clásicos de un suplemento casi mágico", dice Pieter Cohen, M.D., profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, que ha estudiado extensamente el tema de los suplementos. "Se promociona por todas partes, y no existe evidencia de que realmente funcione".

Aquí hay 5 razones por las que no se debe usar este suplemento y, en su lugar, es mejor hacer una cita con el médico:

1. El problema médico subyacente

El diagnóstico clínico para el agrandamiento de la próstata es la hiperplasia prostática benigna (BPH), y es la causa más frecuente de micción frecuente o dolor al orinar en los hombres.

Pero, estos síntomas no siempre significan que tu próstata está agrandada. Podría estar inflamada o tener una infección, una condición que se conoce como prostatitis, cuyo tratamiento requiere el uso de antibióticos. Tus problemas urinarios podrían también ser un efecto secundario de otro medicamento.

Tomar un suplemento de venta libre sin que un médico haya abordado o encontrado la verdadera fuente de tus síntomas es peligroso, incluso si hacerlo te proporciona un alivio temporal.

2. El tema de la seguridad de los suplementos

Los suplementos dietéticos como la saw palmetto no están regulados de la misma manera que los medicamentos con receta. No se les exige a los fabricantes de suplementos que demuestren a los reguladores federales que sus productos son seguros, efectivos o que lleven etiquetas fidedignas.

En muchos estudios e investigaciones se ha encontrado que tales productos a menudo se etiquetan de una manera descuidada y errónea: Es posible que, de manera ilegal, contengan medicamentos recetados, los cuales pueden interactuar de manera potencialmente peligrosa con otros medicamentos que tomes. 

Y en muchos casos, la etiqueta indica una cantidad de ingrediente activo mucho menor o mucho mayor de lo que realmente contiene. (Un estudio analizó 6 marcas de saw palmetto y descubrió que la mitad de ellas contenía menos del 20% de la cantidad que indicaba la etiqueta).

3. El efecto Placebo

En un estudio científico, los investigadores dieron a 369 hombres que tenían síntomas de BPH, ya fuera un placebo o una dosis de saw palmetto. Hicieron un seguimiento de sus síntomas durante un período de 72 semanas y concluyeron que el extracto (incluso en niveles altos) no mejoró los síntomas en una proporción mayor que el placebo. 

Varios estudios similares también han llegado a la misma conclusión, y una revisión de estudios exhaustiva independiente realizada por la Cochrane Collaboration con un total de 5,666 hombres encontró también esta falta de eficacia.

4. Las alternativas

Si lo que intentas es evitar tomar medicamentos con receta o si te vas a someter a una cirugía para resolver tus problemas de próstata, puedes probar otras cosas que, a diferencia de la palma enana americana, son recomendadas por los médicos:

Reduce las bebidas entre la cena y la hora de acostarte, especialmente las bebidas alcohólicas y con cafeína.

Limita el uso de antihistamínicos y descongestionantes, es posible que estos prevengan que los músculos alrededor de la vejiga se relajen.

Si tomas un diurético para la presión arterial alta, pregunta a tu médico si puedes cambiar la hora de tomarlo, reducir la dosis o probar un medicamento diferente.

Come muchas frutas y vegetales, que también pueden ayudar, según un amplio estudio realizado en 2007.

5. El costo

En el corto plazo, la palma enana americana y otros suplementos dietéticos pueden presentarse como una alternativa para ahorrar dinero: prometen alivio rápido sin necesidad de gastar mucho en una consulta médica y la correspondiente receta. El precio de un frasco, que contiene 250 cápsulas, es de alrededor de $20.

Pero, si esas cápsulas no funcionan (o si proporcionan alivio sin abordar tu problema médico subyacente), puede costarte mucho más tiempo y dinero solucionar el problema en el largo plazo, y, además, podrías poner en riesgo tu salud, y esta no tiene precio.

Si quieres leer más, visita Consumer Reports

Comparte tu opinión