Dieta baja en grasas Vs. baja en carbohidratos ¿cuál es mejor?

Dieta baja en grasas Vs. baja en carbohidratos ¿cuál es mejor?
Todas las personas reaccionan diferente frente a una misma dieta. | Foto: ISTOCK

Aunque se ha avanzado mucho en estudiar el impacto que ambos componentes tienen en la reducción de peso, no hay una sola respuesta para este dilema.

La ciencia se ha hecho esta pregunta una y otra vez, pero la duda persiste. En una investigación de 2018 donde se comparó el efecto de una dieta baja en grasas contra una dieta baja en carbohidratos durante un año entre 600 adultos que tenían entre 15 y 100 libras (7 y 45 kg) de sobrepeso, no se encontraron diferencias. 

En ese estudio -realizado por la Universidad de Stanford, en EE.UU.- el grupo de personas con una dieta baja en carbohidratos y el grupo con una dieta baja en grasa, el equipo científico encontró resultados muy similares.

En promedio, la pérdida de peso entre los participantes con la dieta baja en carbohidratos fue de 13 libras (5.9 kilos) al final del año. Entre los que hicieron la dieta baja en grasa, esa cifra fue de 12 libras (5.45 kilos). 

Otro dato que surgió es que dentro de los mismos grupos, las personas no bajaban la misma cantidad de peso. Gardner y sus colegas no obtuvieron ninguna información nueva sobre por qué algunas personas adelgazan más que otras, independientemente del método que adopten, y aclaró que no se sabe el motivo exacto. 

Los investigadores observaron que todas las personas reaccionan diferente frente a la misma dieta y entonces realizaron análisis genéticos y de sangre donde se midieron los niveles de insulina, pero tampoco encontraron la respuesta.

Entonces ¿Cómo elijo una dieta que funcione?

Hay una infinidad de dietas disponibles para bajar de peso y lo que funciona para una persona, puede no tener el mismo efecto en otras. 

Sin embargo, todos los expertos coinciden en que las dietas extremas que proponen grandes restricciones, a la larga no funcionan porque son difíciles de seguir y derivan en un efecto rebote poco saludable. Por carecer de nutrientes importantes y no tener en cuenta las necesidades y rasgos individuales, muchas dietas “de moda” no obtienen el visto bueno de los médicos. 

Una nutricionista registrada aporta una opinión que puede ayudar a despejar dudas sobre cómo elegir una dieta. Connie Diekman, directora de nutrición en la Universidad de Washington, en St. Louis, dijo que "Aunque sería agradable encontrar una forma de determinar la mejor dieta para un individuo, todavía no hemos llegado a eso. Por lo tanto, mi recomendación es que el aspecto más importante para lograr la pérdida de peso es encontrar un patrón de alimentación saludable que satisfaga las necesidades nutricionales de la persona, gestione el consumo de calorías a un nivel que sea más bajo que la quema de calorías, y que sea del agrado de esa persona". 

Por su parte, Samantha Heller, dietista registrada en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York, también advirtió que "las dietas en sí no funcionan". 

"Animo a mis pacientes a comer de forma equilibrada, saludable, basada sobre todo en plantas, y a vigilar las porciones", explicó Heller. “Para muchas personas, esto requiere estar dispuestas a ascender en una curva de aprendizaje que incluye crear nuevos hábitos saludables de estilo de vida, de hacer las compras, de cocinar y preparar la comida, probar alimentos nuevos y crear estrategias para ayudar a superar los horarios caóticos, el ritmo familiar y los altibajos de la vida" concluyó. 

Información y motivación son tus aliados

Estar bien informado y motivado puede hacer una gran diferencia cuando decides iniciar un plan para bajar de peso.

Antes de comenzar a hacer dieta, ten en cuenta estos consejos brindados por los expertos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

  • Infórmate sobre el equilibrio energético: las calorías que entran versus las calorías que salen.

  • Aprende sobre los tamaños saludables de las porciones y sobre cómo ser más activo día a día.
  • Crea el hábito de pesarte a diario para vigilar las fluctuaciones y reconocer si has vuelto a aumentar de peso.
  • Haz modificaciones frecuentes pero pequeñas en el estilo de vida, y practica nuevos hábitos saludables.
  • Desarrolla un plan para gestionar las interrupciones en la dieta, como las salidas a los restaurantes y las reuniones de las temporadas festivas.

En conclusión, podrías tener más éxito con una dieta que tome en cuenta tus necesidades únicas, que sea fácil de mantener con el tiempo a través de un cambio hacia hábitos saludables y que proponga metas realistas de pérdida de peso. 

Más para leer sobre las grasas y los carbohidratos

Comparte tu opinión