SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Inhibidores de la bomba de protones

Por A.D.A.M. -

Definición

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) son medicamentos que funcionan al reducir la cantidad de ácido gástrico producido por glándulas en el revestimiento del estómago.

Nombres alternativos

IBP

Cómo le ayudan los inhibidores de la bomba de protones

Los inhibidores de la bomba de protones se usan para:

  • Aliviar los síntomas de reflujo gástrico, o enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE). Se trata de una afección en la cual el alimento o los líquidos se desplazan desde el estómago hacia el esófago (el conducto que va de la boca al estómago).
  • Tratar una úlcera duodenal o una úlcera estomacal.
  • Tratar el daño a la parte inferior del esófago causado por el reflujo gástrico.

Tipos de inhibidores de la bomba de protones

Hay muchos nombres y marcas diferentes de IBP. La mayoría es igual de eficiente. Los efectos secundarios pueden variar de un medicamento a otro.

  • Omeprazol (Prilosec), también disponible como producto de venta libre (sin necesidad de receta médica)
  • Esomeprazol (Nexium), también disponible como producto de venta libre (sin necesidad de receta médica)
  • Lansoprazol (Prevacid)
  • Rabeprazol (AcipHex)
  • Pantoprazol (Protonix)
  • Dexlansoprazol (Dexilant)
  • Zegerid (omeprazol con bicarbonato de sodio), también disponible como producto de venta libre (sin necesidad de receta médica)

Tomar inhibidores de la bomba de protones

Los IBP se toman por vía oral. Están disponibles como comprimidos o cápsulas. Comúnmente, estos medicamentos se toman 30 minutos antes de la primera comida del día.

Usted puede comprar algunas marcas de IBP en la farmacia sin necesidad de una receta. Hable con su proveedor de atención médica si descubre que tiene que tomar estos medicamentos la mayoría de los días. Algunas personas que tienen reflujo gástrico posiblemente necesiten tomar IBP todos los días. Otras pueden controlar sus síntomas tomándolos un día de por medio.

Si usted tiene una úlcera péptica, el médico le puede prescribir IBP junto con otros 2 o 3 medicamentos hasta por 2 semanas. O su proveedor puede pedirle que tome estos medicamentos por 8 semanas.

Si su proveedor le recetó estos medicamentos:

  • Tómelos todos como él se lo indicó.
  • Trate de tomarlos todos los días a la misma hora.
  • NO deje de tomar sus medicamentos sin hablar primero con su proveedor. Asista a controles regularmente con su proveedor.
  • Planee con anticipación para que no se le agote el medicamento. Verifique que tenga suficiente medicamento consigo cuando viaje.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios de los IBP son poco frecuentes. Usted puede tener dolor de cabeza, diarrea, estreñimiento, náuseas o picazón. Pregúntele a su proveedor acerca de algunas posibles preocupaciones con respecto al uso prolongado, como infecciones y fracturas óseas.

Si usted está amamantando o embarazada, hable con su proveedor de atención médica antes de tomar estos medicamentos.

Coméntele al médico si también está tomando otros medicamentos. Los IBP pueden cambiar la forma como actúan ciertos medicamentos, entre ellos, algunos anticonvulsivos y anticoagulantes tales como warfarina o clopidogrel (Plavix).

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si:

  • Presenta efectos secundarios a raíz de estos medicamentos
  • Presenta otros síntomas inusuales
  • Sus síntomas no están mejorando

Referencias

Aronson JK. Proton pump inhibitors. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Walthman, MA: Elsevier; 2016:1040-1045.

Katz PO, Gerson LB, Vela MF. Guidelines for the diagnosis and management of gastroesophageal reflux disease. Am J Gastroenterol. 2013;108(3):308-328. PMID: 23419381 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23419381.

Richter JE, Friedenberg FK. Gastroesophageal reflux disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 44.

 

Publicidad