SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Qué tomar para el dolor de dientes

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio.

Las muertes por sobredosis de medicamentos opiáceos han llegado a niveles alarmantes. Más de un tercio de las muertes siguen asociadas a los opioides de venta con receta como OxyContin, Percocet y Vicodin, según los Centros para el Control y Prevención de  Enfermedades (CDC)

¿De dónde salen las recetas de opioides? De los dentistas. 

Según un estudio publicado en septiembre pasado en la revista científica Drug and Alcohol Dependence, las personas a quienes se les ha recetado opioides después de sacarles las muelas del juicio se quedan con medicamento sobrante. Los investigadores de la Universidad de Pennsylvania calculan que recetar más de lo necesario podría añadir anualmente 100 millones de pastillas de opioides a los botiquines de los estadounidenses. 

“Nosotros, como dentistas, tenemos que reconocer que el hecho de que recetemos de más contribuye a la epidemia del abuso de los opioides de venta con receta”, dice Elliot Hersh, D.M.D., Ph.D., un profesor en el departamento de cirugía oral y maxilofacial y farmacología en Penn Dental Medicine y coautor del estudio. 

Los dentistas deberían recomendar analgésicos dentales más seguros. Un grupo de investigación ha demostrado que, para la mayoría de las personas, los analgésicos de venta libre tienen los mismos resultados, o incluso mejores, que los opioides, con mucho menos efectos secundarios. 

Los medicamentos más efectivos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (nonsteroidal anti-inflammatory drugs, NSAID) de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y genéricos) y naproxeno (Aleve y genéricos) tienen un efecto particularmente bueno contra el dolor dental porque reducen la inflamación en las áreas lastimadas de la boca.

El acetaminofeno (Tylenol y genéricos) no tiene ningún efecto para tratar la inflamación, pero reduce la percepción del dolor. Combinar los  antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno  con el acetaminofeno tiene buenos resultados incluso para el alivio del dolor moderado a intenso en las personas a quienes les sacaron las muelas del juicio; de hecho, mejor que un opioide para la mayoría de las personas. Eso es lo que afirma una revisión integral de la investigación, coredactada por Hersh y publicada en la revista científica Journal of the American Dental Association.

Plan personalizado para el dolor

Antes de una cirugía dental, habla con tu dentista sobre qué calmantes conviene tomar. Los  expertos de Consumer Reports aconsejan personalizar tu tratamiento según la intensidad del dolor, ajustando la dosis de tu medicamento a medida que el dolor disminuye. Usa la tabla que se muestra a continuación como una guía:

  • Dolor leve.  Un antiinflamatorio NSAID de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y genéricos) o naproxeno (Aleve y genéricos).
  • Dolor leve a moderado.  Antiinflamatorios no esteroides en concentraciones de venta con receta, o una dosis más alta de un producto de venta libre (según indique el dentista).  Precaución: Al tomar un analgésico nunca excedas la dosis recomendada en la etiqueta del producto sin que tu proveedor de salud lo autorice.
  • Dolor moderado a intenso.  Tanto los antiinflamatorios no esteroides (NSAID) como el acetaminofeno (Tylenol y genéricos).
  • Dolor intenso.  Para las primeras 24 a 48 horas: un antiinflamatorio (NSAID) y un opioide de venta con receta. Luego continúa tomando solamente el NSAID o con un NSAID combinado con acetaminofeno. Precaución: Nunca combines los opioides recetados que contengan acetaminofeno, como Percocet, Tylenol #3 y Vicodin,  con un producto de venta libre que contenga acetaminofeno, incluyendo los analgésicos como Tylenol, y otros  medicamentos para la tos y el resfriado que también contienen acetominofeno. Duplicar la dosis de acetaminofeno puede dañar el hígado y puede ser mortal.

No aceptes más opioides de los necesarios

Si no tienes opción y necesitas opioides de venta con receta, tu dentista solo debe recetarte lo suficiente para los primeros 2 o 3 días después del procedimiento. Después de eso, debes poder cambiar cómodamente a otras formas de alivio del dolor. 

Los analgésicos que contienen codeína, como Tylenol #3, son una buena opción,  porque tu dentista puede pedirlos por teléfono a la farmacia. Otros tipos de opioides de venta con receta están en la Lista II de sustancias controladas, lo que significa que tu dentista tendrá que entregarte una receta médica o enviarla electrónicamente a la farmacia a través de un sistema seguro. 

No guardes los sobrantes. Muchas farmacias, hospitales, clínicas, programas de tratamiento con narcóticos y centros de atención de largo plazo recibirán los medicamentos sobrantes y vencidos. 

Walgreens tiene quioscos de autoservicio en 500 tiendas en las que puedes desechar medicamentos de forma segura, incluyendo los opioides. 

Para encontrar un programa autorizado de recepción de medicamentos sobrantes cerca de ti, ingresa a DisposeMyMeds.org o DEAdiversion.usdoj.gov y busca "drug disposal” (disposición de medicamentos). O bien, llama al Centro de llamadas de registro de la DEA al 800-882-9539. 

Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad