Alta tras extirpación de hemorroides

Definición

Usted se sometió a un procedimiento para remover las hemorroides. Las hemorroides son venas inflamadas en el ano o en la parte inferior del recto.

Ahora que le han dado de alta, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para el cuidado personal.

Nombres alternativos

Hemorroidectomía - alta; Hemorroides - alta

Durante su procedimiento

Según sus síntomas, usted puede haber tenido uno de estos tipos de cirugía:

  • Colocación de una pequeña banda de caucho alrededor de las hemorroides para reducir su tamaño mediante el bloqueo del flujo sanguíneo
  • Colocar grapas en las hemorroides para bloquear el flujo sanguíneo
  • Extirpación quirúrgica de las hemorroides
  • Eliminación química o con láser de las hemorroides

Después de que se recupere de la anestesia, volverá a casa el mismo día.

Qué se debe esperar en el hogar

El tiempo de recuperación depende del tipo de procedimiento que tuvo. En general:

  • Usted puede tener mucho dolor después de la cirugía a medida que la zona se tensa y se relaja. Tome los analgésicos a la hora que le hayan indicado. NO espere a que el dolor sea intenso para tomarlos.
  • Es muy probable que tenga un poco de sangrado, especialmente después de su primera deposición.
  • El médico también puede recomendarle consumir una dieta suave durante los primeros días después de la cirugía. Consulte con su médico acerca de lo que debe comer.
  • Asegúrese de tomar muchos líquidos, como caldo, jugos, y agua.
  • El médico puede sugerir el uso de un ablandador de heces para facilitar las deposiciones.

Cuidado de la herida

Siga las instrucciones respecto al cuidado de la herida.

  • Quizá necesite usar una gasa o una toalla sanitaria para absorber cualquier secreción de la herida. Asegúrese de cambiarla con frecuencia.
  • Pregúntele a su médico cuando puede empezar a ducharse. Posiblemente pueda hacerlo el día siguiente a la cirugía.

Actividad

Regrese gradualmente a sus actividades normales.

  • Evite levantar, jalar o actividades extenuantes hasta que la zona de la cirugía haya sanado. Esto incluye hacer esfuerzo durante la defecación o la micción.
  • Es probable que deba ausentarse durante un tiempo del trabajo, lo que depende de cómo se sienta y del tipo de trabajo que haga.
  • Debe incrementar su nivel de actividad física a medida que empieza a sentirse mejor. Por ejemplo, puede caminar más.
  • Usted debe alcanzar una recuperación total en algunas semanas.

Manejo del dolor

Su médico le prescribirá analgésicos. Surta la receta médica de inmediato para que tenga medicamentos disponibles cuando regrese a casa. Recuerde tomar el analgésico antes de que el dolor se vuelva intenso.

  • Puede aplicar una compresa de hielo en la zona de la cirugía para ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Envuelva la compresa de hielo en un paño o toalla limpia antes de aplicarlo. Esto permite evitar que el frío provoque heridas en la piel. No use la compresa de hielo por más de 15 minutos a la vez.
  • Su médico le puede recomendar hacer un baño de asiento. Mojarse en un baño caliente también puede ayudar a aliviar el dolor. Siéntese en 3 o 4 pulgadas (de 7.5 a 10 centímetros) de agua tibia varias veces al día.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si:

  • Tiene mucho dolor o hinchazón
  • Sangra mucho por el recto
  • Tiene fiebre
  • No puede eliminar orina varias horas después de la cirugía
  • La incisión está roja y caliente al tacto

Referencias

Blumetti J, Cintron JR. The management of hemorrhoids. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:271-277.

Merchea A, Larson DW. Anus. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 52.

Comparte tu opinión