SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Alta tras derivación arterial periférica en la pierna

Por A.D.A.M. -

Definición

Esta cirugía se realiza para desviar el flujo sanguíneo alrededor de una arteria bloqueada en la pierna. A usted le hicieron esta cirugía por que los depósitos de grasa en sus arterias bloquearon el flujo sanguíneo. Esto ocasionó síntomas de dolor y pesadez en su pierna lo que provocó que caminara con dificultad. Este artículo le informa sobre cómo cuidarse después de salir del hospital.

Nombres alternativos

Derivación aortobifemoral - alta; Derivación femoropoplítea - alta; Derivación femoral poplítea - alta; Derivación aorto-bifemoral - alta; Derivación axilobifemoral - alta; Derivación iliofemoral - alta

Cuando estás en el hospital

Le practicaron una cirugía de derivación de arterias periféricas para redireccionar el suministro de sangre alrededor de una arteria bloqueada en una de sus piernas.

El cirujano hizo una incisión (corte) sobre el área donde la arteria estaba bloqueada. Esto puede haber sido en la pierna o la ingle o la parte inferior del abdomen. Se colocaron pinzas sobre la arteria en cada extremo de la sección bloqueada. Asimismo, se suturó un tubo especial llamado injerto dentro de la arteria para reemplazar la parte bloqueada.

Usted puede haber permanecido en la unidad de cuidados intensivos (UCI) durante 1 a 3 días después de la cirugía. Después de eso, permaneció en un cuarto regular del hospital.

Qué esperar en el hogar

La incisión puede doler durante varios días. Usted debe ser capaz de caminar más lejos ahora sin necesidad de descansar. La recuperación total de la cirugía puede demorar de 6 a 8 semanas.

Actividad

Camine distancias cortas de 3 a 4 veces por día y aumente lentamente la distancia cada vez.

Cuando esté descansando, mantenga la pierna elevada por encima del nivel del corazón para prevenir su hinchazón:

  • Acuéstese y ponga una almohada bajo la parte inferior la pierna.
  • NO se siente durante más de una hora a la vez cuando recién llegue a su casa. Si puede, eleve los pies y las piernas cuando esté sentado. Apóyelos sobre otra silla o taburete.

Usted tendrá más hinchazón en la pierna después de caminar o sentarse. Si presenta mucha hinchazón, tal vez esté caminando o sentándose demasiado o esté consumiendo demasiada sal en su alimentación.

Al subir escaleras, use la pierna buena primero. Al bajar, use primero la pierna que fue operada y descanse después de dar varios pasos.

Su proveedor de atención médica le dirá cuándo puede manejar. Usted puede hacer viajes cortos como pasajero, pero trate de sentarse atrás con la pierna operada, elevada sobre el asiento.

Cuidado de la herida

Si le quitaron las grapas, probablemente tendrá Steri-strips (pedazos pequeños de cinta) a lo largo de la incisión. Use ropa suelta que no roce la incisión.

Puede ducharse o humedecer la incisión una vez que el médico lo autorice. NO empape ni restriegue ni deje que la ducha pegue directamente sobre la herida. Si tiene cintas quirúrgicas (Steri-strips), estas se encogerán y se desprenderán por sí solas después de una semana.

NO se moje en la tina del baño, en un jacuzzi (hidromasaje) ni en una piscina. Pregúntele a su proveedor cuándo puede empezar a realizar estas actividades de nuevo.

Su proveedor le dirá con qué frecuencia debe cambiar su apósito (vendaje) y cuándo puede dejar de usarlo. Mantenga la herida seca. Si la incisión va hasta la ingle, mantenga una almohadilla de gasa seca sobre esta para conservarla seca.

  • Limpie la incisión con agua y jabón todos los días una vez que su proveedor lo autorice. Busque con cuidado algún cambio. Séquela suavemente dando toquecitos.
  • NO se aplique ninguna loción, crema ni remedios herbarios en la herida sin preguntar primero si esto está bien.

Cuidados personales

La cirugía de derivación no cura la causa del bloqueo en las arterias y estas pueden estrecharse de nuevo.

  • Consuma una dieta saludable para el corazón, haga ejercicio, deje de fumar (si usted fuma) y reduzca el estrés. Tomar estas medidas ayudará a disminuir las probabilidades de tener una arteria bloqueada de nuevo.
  • Su proveedor de atención médica puede darle medicamentos para ayudar a bajar el colesterol.
  • Si está tomando medicamentos para la hipertensión arterial o la diabetes, tómelos como se lo han indicado.
  • Su proveedor puede pedirle que tome ácido acetilsalicílico (aspirin) o un medicamento llamado clopidogrel (Plavix) cuando vuelva a casa. Estos medicamentos impiden que se formen coágulos sanguíneos en las arterias. NO los deje de tomar sin hablar primero con su proveedor de atención médica.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • La pierna que fue operada cambia de color o se pone fría al tacto, está pálida o insensible
  • Tiene dolor torácico, vértigo, problemas para pensar claramente o dificultad para respirar que no desaparece cuando descansa
  • Está expectorando sangre o un moco amarillo o verde
  • Tiene escalofríos
  • Tiene una fiebre por encima de 101°F (38.3°C)
  • Le duele el abdomen o está distendido
  • Los bordes están separándose de su incisión quirúrgica se están separando
  • Hay señales de infección alrededor de la incisión como enrojecimiento, dolor, sensación cálida, hinchazón o una secreción verdosa
  • El vendaje está empapado de sangre
  • Se le están hinchando las piernas

Referencias

Creager MA, Libby P. Peripheral artery diseases. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 58.

Fakhry F, Spronk S, van der Laan L, et al. Endovascular revascularization and supervised exercise for peripheral artery disease and intermittent claudication: a randomized clinical trial. JAMA. 2015;314(18):1936-1944. PMID: 26547465 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26547465.

Kinlay S, Bhatt DL. Treatment of noncoronary obstructive vascular disease. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 60.

Rooke TW, Hirsch AT, Misra S, et al. Management of patients with peripheral artery disease (compilation of 2005 and 2011 ACCF/AHA Guideline Recommendations): a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2013;61(14):1555-1570. PMID: 23473760 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23473760.

 

Publicidad