SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Alta tras - cirrosis

Por A.D.A.M. -

Nombres alternativos

Insuficiencia hepática - alta; Cirrosis hepática - alta

Cuando usted estuvo en el hospital

Usted tiene cirrosis hepática. Se forma tejido cicatricial y su hígado se hace más pequeño y más duro. La mayoría de las veces, este daño no se puede reparar. Sin embargo, los problemas que causa se pueden tratar.

Mientras estuvo en el hospital, es posible que le hayan realizado:

  • Pruebas de laboratorio, radiografías y otros exámenes imagenológicos.
  • Muestra de tejido del hígado (biopsia).
  • Tratamiento con medicamentos.
  • Drenaje de líquido (ascitis) del abdomen.
  • Atadura con bandas de caucho diminutas alrededor de los vasos sanguíneos en su esófago (el conducto que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago).
  • Inserción de una sonda o derivación (derivación portosistémica intrahepática transyugular (DPIT)) para ayudar a prevenir la presencia de demasiado líquido en su abdomen.
  • Suministro de antibióticos para tratar o prevenir una infección en el líquido del abdomen.

Qué esperar en el hogar

Su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de lo que se espera en casa. Esto dependerá de sus síntomas y de lo que causó la cirrosis.

Los medicamentos que puede necesitar tomar incluyen:

  • Lactulosa, neomicina o rifaximina para la confusión causada por problemas del hígado
  • Medicamentos para ayudar a prevenir el sangrado del tubo de la deglución o esófago
  • Diuréticos para el líquido extra en su cuerpo
  • Antibióticos para la infección en su abdomen

Cuidados personales

NO beba nada de alcohol. Su proveedor le puede ayudar a dejar de beber.

Reduzca la sal en su alimentación.

  • Pregúntele a su proveedor qué alimentos debe evitar. Su proveedor o el nutricionista le pueden dar una dieta baja en sal.
  • Aprenda a leer las etiquetas en las latas y alimentos empacados para evitar la sal.
  • NO le agregue sal a sus alimentos ni la use cuando cocine. Use hierbas o especias para agregarle sabor a sus comidas.

Pregúntele a su proveedor antes de tomar cualquier otro medicamento, vitaminas, hierbas o suplementos que usted compra en el supermercado. Esto incluye paracetamol (Tylenol), medicamentos para el resfriado, ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve) y otros.

Pregunte si necesita vacunas (inmunizaciones) para la hepatitis A, la hepatitis B, las infecciones pulmonares y la gripe.

Usted necesitará ver a su proveedor para consultas de control regulares. No olvide asistir a estas citas para que se pueda revisar su estado.

Otras sugerencias para cuidar del hígado son:

  • Consuma una alimentación sana.
  • Mantenga su peso en un nivel saludable.
  • Trate de evitar el estreñimiento.
  • Haga suficiente ejercicio y descanse.
  • Trate de reducir el estrés.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si usted tiene:

  • Fiebre superior a 100.5°F (38°C) o una fiebre que no desaparece
  • Dolor abdominal
  • Sangre en las heces o heces negras o alquitranada
  • Sangre en el vómito
  • Hematomas o tendencia al sangrado
  • Una acumulación de líquido en el abdomen
  • Hinchazón en piernas o tobillos
  • Problemas respiratorios
  • Confusión o problemas para permanecer despierto
  • Color amarillo de la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia)

Referencias

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 153.

Kamath PS, Shah VH. Overview of cirrhosis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 74.

 

Publicidad