Fobia a los alimentos: conoce las más comunes

Fobia a la salsa ketchup
Crédito:Grosby Group

Fobia a la salsa ketchup

Lauren Dodd es una joven inglesa con fobia a la salsa kétchup. Esta aversión recibe el particular nombre de “mortuusequusphobia”, cuya etimología significa “temor a los caballos muertos” en alusión a la sangre del equino, y al color rojo del condimento. Cada vez que ve un envase empieza a temblar y siente mucho miedo.

Relajación y ver de a poco
Crédito:Grosby Group

Relajación y ver de a poco

La doctora Sandi Mann, psicóloga de la Universidad de Central Lancashire y autora del libro 'Supera las fobias y ataques de pánico” afirma que hay fobias de todo tipo. Pero se pueden tratar con terapias de relajación y exposición gradual al estímulo que produce el objeto o situación temida. En el caso de Lauren, la joven miró fotos de un envase de kétchup, luego el envase real y más tarde la salsa en sí misma

Frijoles malditos

Rob Griffiths, un cocinero inglés de 31 años, tuvo que renunciar a su trabajo ya que cada vez que cocinaban frijoles sentía terror y tenía que esconderse para no verlos. Sufre de “leguminofobia”, y dice que le recuerdan a su infancia, cuando sus hermanos le arrojaban estas legumbre por la cabeza

Fobia a casi todo
Crédito:Thinkstock

Fobia a casi todo

Cada vez que ve frijoles, a los que él llama “los diablos anaranjados” siente deseos de desmayarse. A causa de esta extraña fobia tuvo que dejar su trabajo y ahora se dedica a limpiar vidrios. Cary Cooper, profesor de la universidad de Lancaster comentó al diario DailyMail, que la gente puede crearse fobias "prácticamente de casi todo”. Conoce algunos ejemplos.

1. Fobia a los alimentos de color
Crédito:Thinkstock

1. Fobia a los alimentos de color

El miedo los alimentos amarillos como los plátanos se llama "xantofobia"pero si se teme a alimentos verdes como el brócoli se denomina "clorofobia". La aversión por alimentos color naranja como las zanahorias, se llama "crisofobia" y en el caso de los de color púrpura como las berenjenas, se denomina "portirofobia".

Frutas y verduras te vuelven más sexy

2. Fobia al alcohol

El temor anormal e injustificado a las bebidas alcohólicas y a la embriaguez se conoce como "potofobia" o "dipsofobia". Puede estar relacionada con un episodio traumático de la infancia, tal vez por el alcoholismo de un familiar cercano. Si el temor es a los vinos se llama "oenofobia".

Beneficios del vino tinto

¿Qué es una fobia?

El profesor Graham C. Davey, Ph.D. de psicología en la Universidad de Sussex, en Inglaterra, explica que la fobia es un marcado temor o ansiedad al estar en contacto ante objetos o situaciones específicas. Este temor se puede sentir ante situaciones cotidianas como comer determinados alimentos, estar con animales o ver sangre.

3. Fobia a la mantequilla de maní
Crédito:Thinkstock

3. Fobia a la mantequilla de maní

Se llama "araquibutirofobia" y es el miedo injustificado a que las cáscaras de los cacahuetes y la manteca de maní se peguen al paladar (el término butiro alude a la mantequilla hecha con leche). Este alimento también puede provocar "blenofobia", que es el miedo injustificado a las cosas viscosas.

Contaminación en mantequilla de maní
4. Fobia a los alimentos fríos
Crédito:Thinkstock

4. Fobia a los alimentos fríos

El temor injustificado miedo al frío o a las cosas frías se llama "criofobia", que incluye a los alimentos y bebidas frías y a los cubos de hielo. Quien la sufre siente ansiedad, aún cuando sepa que no corre un peligro real. Además de a los alimentos fríos, siente temor a las heladas, la nieve o los lugares con muy bajas temperaturas.

5. Fobia a la carne

La aversión patológica o anormal a comer carne se denomina “carnofobia” y deriva de la palabra latina carnis, que significa carne, y de la palabra griega phobos, que significa miedo o temor. Quienes la padecen, sólo ver deshuesar un pollo o sacar escamas a un pescado les produce palpitaciones.

10 recetas sin carne

Las mujeres tienen más miedo

Las fobias son comunes y afectan a un 60,2 % de la población, y son más propensas las mujeres. Crean estrategias para evitar o minimizar estar en contacto con lo que dispara el temor pero se solucionan con tratamientos psicológicos para descartar las creencias fóbicas y poder tener contacto con lo que genera el conflicto en lugar de huir de él.

6. Fobia a la comida
Crédito:Thinkstock

6. Fobia a la comida

El rechazo a los alimentos se llama “sitiofobia” y lquien lo padece no quiere comer. Puede tener alucinaciones y manías persecutorias que le hacen creer que la comida está envenenada. Otros revelan ideas delirantes de culpa y creen que no merecen la comida, o niegan tener órganos: “no tengo estómago, no necesito comer”.

7. Fobia a peces y mariscos
Crédito:Thinkstock

7. Fobia a peces y mariscos

Se define como "ictiofobia" y es el persistente miedo a peces o pescado. Una terapia habitual consiste en poner una pecera en la mesa con un pequeño pececito cerca de donde el paciente come, hasta que se vaya acostumbrando. Si el temor es a ostras o mariscos se llama "ostraconofobia".

Los pescados más curativos

8. Fobia a hongos y setas

Se llama "micofobia" y se les teme por la creencia de que todos son potencialmente venenosos y su ingesta puede causar la muerte. En ocasiones el origen de la fobia surge de un incidente traumático en la infancia quien la padece. Ella no solo se rehúsa a comer setas sino que tampoco quieren mirarlas y mucho menos tocarlas.

9. Fobia a cocinar o preparar alimentos

Este temor se conoce como “mageirocofobia” y aunque se pueda tomar a broma para tener la excusa de no cocinar y recurrir al delivery, quien la padece teme causar una enfermedad, contaminarse o contaminar a los demás con un alimento. Algunos cocineros lo sufren al temer servir un plato que resulte incomible o que tenga feo aspecto.

10. Fobia a las aves de corral
Crédito:Thinkstock

10. Fobia a las aves de corral

Este temor se conoce como "alectrofobia" y en general se da en especial con las gallinas y los pollos vivos, pero hay quien le teme a los huevos o a los pollos cocidos. Una medida simple para ayudar a un familiar con esta fobia es esconder un huevo duro cerca de él y hacerle notar que no le pasó nada malo.

11. Fobia a comer frutas o verduras

Puede ser normal que alguien no le guste determinada fruta o verdura, pero cuando solo verlas produce temor injustificado, es que tal vez padece de “lacanofobia”. En este caso la persona no puede ver, tocar, estar cerca y mucho menos comer alguna fruta o vegetal, pero si ocurre con muchos de ellos, puede traerle carencias nutricionales.

12. Fobia a los alimentos desconocidos
Crédito:Thinkstock

12. Fobia a los alimentos desconocidos

La "neofobia" puede haber sido una ventaja evolutiva para prevenir al hombre de comer alimentos tóxicos, según aducen investigadores en el American Journal of Clinical Nutrition. Si bien parece ser algo genético, los médicos coinciden en que los padres de niños con esta fobia no deben rendirse y evitar cocinarles solo pasta.

13. Fobia al queso
Crédito:The Grosby Group

13. Fobia al queso

Desde pequeñAnna Bondesson tiene una seria fobia a este alimento y cada vez que lo ve tiene que hacer un gran esfuerzo para no ponerse a llorar. Esta mujer sueca de 33 años explica que solo sentir su olor ya le da ganas de vomitar. Para no dar grandes explicaciones, si va a una reunión dice que el queso le da alergia y en el supermercado se mantiene muy lejos de los lugares donde están expuestos para la venta.

Comparte tu opinión