Curanderos con título universitario

Curas milenarias
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Curas milenarias

La Universidad de Nuevo México en Albuquerque, imparte cursos para curar males como el empacho (indigestión), usar ventosas e hierbas, y hasta para alejar las malas vibraciones. Los líderes de la modalidad dicen que estos métodos se pueden incorporar a la medicina tradicional, y que muchas personas pueden aprender a sanar.

Medicina sin fronteras
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Medicina sin fronteras

Hace 10 años que en el campus de la Universidad de Nuevo México se imparten las clases de “Curanderismo tradicional, medicina sin fronteras”. Son cursos anuales de verano que se dan en la última quincena de julio. Pero ahora, esa institución se ha vuelto noticia al invitar a participar gratis a las personas de todo el mundo por internet.

Quiénes estudian
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Quiénes estudian

La mayor parte de los estudiantes (curanderos y personas interesadas) son de de Nuevo México, California, Texas, Arizona, Colorado y muchos de México y otros países limítrofes. Básicamente, tanto en los cursos presenciales como en los online, se comparten curas tradicionales de los indígenas de Perú, México y el sur estadounidense.

Curanderismo y tradición

Curanderismo y tradición

El Dr. Eliseo Torres, (foro, derecha) vicepresidente de asuntos estudiantiles, dijo que las clases son brindadas por los curanderos tradicionales de Perú, México y Nuevo México, donde ellos explican lo que saben. “Difundimos todas esas cosas maravillosas que se han perdido, compartimos y hablamos de curaciones tradicionales y uso de las hierbas" explicó.

¿Qué es el curanderismo?
Crédito:Universidad de Nuevo México |

¿Qué es el curanderismo?

Es el arte de usar los métodos de curación tradicionales como hierbas y plantas para el tratamiento de diversas dolencias. Practicado durante mucho tiempo en los pueblos indígenas de México y otras partes de América Latina, los curanderos también se pueden encontrar en Nuevo México, el sur de Texas, Arizona y California.

¿Qué se aprende?
Crédito:Universidad de Nuevo México |

¿Qué se aprende?

Se invita a médicos y curanderos para hablar sobre prácticas de la salud, luego éstos enseñan a curar con plantas y tinturas, geoterapia (tierra y arcilla), curar el empacho (indigestión), con ventosas, jugo terapia, manteadas (mantos de alineación), curar a través del sudor (temazcal), limpiezas energéticas y terapia de la risa.

Medicina y curanderismo, juntos
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Medicina y curanderismo, juntos

El Dr. Eliseo Torres, uno de los líderes e instructores de los cursos de curanderismo en la Universidad de Nuevo México, recibió su doctorado en Educación en Texas A & M University. Dice que su interés en los temas de curanderismo lo ha llevado a enfocarse en el concepto de fusionar las curas ancestrales con la medicina tradicional.

Búsqueda de respuestas
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Búsqueda de respuestas

“A medida que nos adentramos en el nuevo milenio, existe una afirmación creciente en la gente de que la medicina occidental no puede proporcionar todas las respuestas. Esta puede ser la razón por la que más personas están buscando tratamientos alternativos para curarse y cubrir sus necesidades integrales de salud”, dice Torres.

Las razones

Las razones

Según Torres, “Muchos inmigrantes latinos que viven en EE.UU. no tienen acceso a la salud o se ven sobrepasados por la espera, y muchos pobres en México también están igual. Ellos buscan otras alternativas, como los curanderos, que curan guiados por las antiguas prácticas de los Mayas y Aztecas, sobre todo en lo que se refiere a hierbas”.

Complemento mutuo
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Complemento mutuo

Médicos y curanderos se enriquecen en los cursos. El truco, según Torres es “tratar es llevar al curanderismo en línea con la medicina convencional y viceversa, de modo que los curanderos puedan decirles a las personas cuando ellos no los pueden ayudar: muchas dolencias se pueden curar sin ir a la sala de emergencia, otras no”, afirma.

Curanderos preparados
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Curanderos preparados

“El Centro de Desarrollo Humano Hacia la Comunidad, en México, establece un sistema que nosotros tratamos de emular: los curanderos y aprendices van a estudiar con los doctores convencionales, y a su vez, comparten con trabajadores diplomados de la salud, sus técnicas para curar enfermedades simples” explicó el Dr. Torres.

Mirar el cuerpo

Mirar el cuerpo

Toñita Gonzales, una de las curanderas que participó en los cursos, dijo: "Nosotros no usamos etiquetas en el diagnóstico. Nos fijamos en los ojos, la lengua, la piel, el cabello, le preguntamos a la gente acerca de sus niveles de energía y estrés, porque estar enfermo puede ser algo físico, espiritual, emocional o mental” declaró.

Una cuestión de fe
Crédito:Universidad de Nuevo México |

Una cuestión de fe

Ella dijo que cada cultura tiene elementos diferentes y “los verdaderos curanderos canalizan, pero la curación viene de adentro de la persona. Podemos enseñarle a la gente a sanar, a hacer cambios por su propia cuenta” dijo. Y eso es algo en lo que Torres coincide, quien agrega que para curarse “la fe es fundamental”.

Comparte tu opinión