Cinco problemas que no vienen con la edad

¿Síntomas de la vejez?
Crédito:Shutterstock

¿Síntomas de la vejez?

Pérdida de sueño, falta de energía y libido disminuida. Estos se encuentran entre los problemas de salud que a menudo consideramos un hecho dado a medida que envejecemos. Pero una nueva investigación demuestra que no siempre tienen que ser parte integrante del proceso de envejecimiento.

Un problema de actitud

Incluso tu actitud puede tener un impacto. Los estudios sugieren que los adultos mayores que creen que ciertos problemas de salud son inevitables sufren más de estos, incluso de mala memoria y de una recuperación más larga de una enfermedad. Desmentimos 5 mitos comunes sobre el envejecimiento y te damos consejos sobre los pasos que puedes tomar para evitarlos o superarlos.

Mito 1: Dormirás mal

Los patrones de sueño cambian a medida que envejecemos. “Toma más tiempo conciliar el sueño y uno tiende a despertarse con más frecuencia que las personas más jóvenes”, dice Raj Dasgupta, M.D., un especialista en sueño en University of Southern California en Los Angeles. También logras menos sueño de ondas Delta, u ondas lentas. Esa etapa del sueño te ayuda a consolidar la memoria. Y sin suficiente sueño te sientes más cansado, irritable y olvida

Otras causas
Crédito:Shutterstock

Otras causas

Pero muchos problemas comunes del sueño entre las personas mayores se derivan de otras causas, en especial de los medicamentos que se usan para tratar afecciones de salud no relacionadas. Por ejemplo, los diuréticos que se toman para reducir la presión arterial alta o para tratar la insuficiencia cardiaca pueden causar que te despiertes con más frecuencia para ir al baño durante la noche.

Pregúntale al médico si la falta de sueño es por algún remedio que tomas. Si se descarta esa posibilidad, considera la terapia conductual cognitiva. Las investigaciones han descubierto que es mejor que los medicamentos para los problemas del sueño. Un psicólogo puede ayudarte a practicar buenos hábitos de sueño, como por ejemplo, levantarte y acostarte a la misma hora todos los días.

Cuidado con las píldoras para dormir
Crédito:Shutterstock

Cuidado con las píldoras para dormir

A casi un tercio de los adultos mayores les recetan este tipo de medicamentos, pero estos ayudan a que las personas duerman solamente unos cuantos minutos más por noche, según sugiere la investigación de Consumer Reports Best Buy Drugs.

Mito 2: Te sentirás débil

Aproximadamente un tercio de las personas mayores de 65 años de edad se caen cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC). En parte por una reducción natural en el flujo sanguíneo hacia el cerebelo, el centro de equilibrio del cerebro, así como cambios en la vista y en el oído interno, los que hacen que sea más difícil orientarse, dice Mary Tinetti, jefe de geriatría en Yale School of Medicine.

Revisa tu equilibrio y fuerza
Crédito:Shutterstock

Revisa tu equilibrio y fuerza

A los 75 años de edad deberías poder levantarte de la silla sin usar los brazos, caminar por la habitación, voltear rápidamente y sentarte sin perder el equilibrio. Si no lo puedes hacer, consulta con tu médico para que compruebe si hay otras afecciones que puedan afectar el equilibrio (una deficiencia de vitamina B12, un ritmo cardíaco lento o cataratas, por ejemplo). También puede referirte con un fisioterapeuta.

Cuidado con las medicinas para la presión

Algunas veces estos disminuyen demasiado tu presión arterial, causando mareos cuando te pones de pie y aumentando el riesgo de sufrir caídas, especialmente cuando comienzas a tomarlos o al aumentar la dosis. En mayo de 2016, un estudio realizado a 90,127 adultos mayores descubrió un aumento del 36% en caídas graves durante los primeros 15 días después de comenzar a tomar un medicamento para la presión arterial.

Mito 3: No tendrás ningún interés en el sexo
Crédito:Shutterstock

Mito 3: No tendrás ningún interés en el sexo

En las mujeres, los niveles de estrógeno y testosterona bajan a causa de la menopausia, lo que pueden reducir el deseo sexual y tener relaciones sexuales puede ser incómodo. Muchos hombres mayores aún tienen un fuerte deseo sexual, pero es posible que tengan problemas de erección debido al bajo flujo sanguíneo hacia el pene como resultado de arterias obstruidas, lo cual se deriva de afecciones tales como colesterol y presión alta.

Ten cuidado con lo siguiente

Precipitarte a tomar un medicamento. A más hombres e incluso a algunas mujeres se les está recetando testosterona, pero tomar dosis complementarias de esta no significa una cura mágica. Se ha relacionado a un mayor riesgo de enfermedades del corazón en hombres, por ejemplo, y posiblemente cáncer de seno en las mujeres.

Mito 5: Te sentirás solo y deprimido

Las personas mayores no tienen más probabilidades de sentirse deprimidas que las personas más jóvenes, afirma Robert Roca, M.D., presidente del Consejo sobre Psiquiatría Geriátrica de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (American Psychiatric Association). Pero cuando se deprimen, “normalmente se deriva de una pérdida relacionada con el envejecimiento”, explica Roca.

Lo que debes hacer
Crédito:Shutterstock

Lo que debes hacer

Pídele a tu médico que te haga una evaluación de depresión. Si te sientes levemente deprimido, aumentar tus actividades físicas y sociales puede ayudar, afirma Roca. El próximo paso podría ser terapia, ya sea terapia conductual cognitiva o psicoterapia interpersonal, o bien, si la depresión no disminuye, medicamentos.

Comparte tu opinión