Cómo ser una madre soltera sin morir en el intento

Papá y mamá a la vez
Crédito:Thinkstock

Papá y mamá a la vez

Ser madre no es una tarea fácil, y cuando no se cuenta con el apoyo de la pareja la situación se dificulta más. Esta es una realidad con la que viven muchas mujeres del país, quienes han visto todo un panorama complicado en la búsqueda de educar a sus hijos. Te presentamos algunos tips a propósito del Día de las Madres.

Madres sin oportunidades
¿Podré con el paquete?
Crédito:Thinkstock

¿Podré con el paquete?

Ya sea por obligación, un divorcio, separación, viudez o porque el padre no quiere hacerse cargo del hijo, cada vez son más las mujeres que deciden criar solas a sus niños. De hecho, según la Oficina del Censo, cerca de 10 millones de mamás de niños menores de 18 años los están criando solas.

Mejores estados para ser mamá
El gran reto
Crédito:Thinkstock

El gran reto

Y ante esto, una de las mayores tareas tiene que ver con las responsabilidades que se asumirán, como tomar las decisiones correctas, educar al hijo, inculcarle referencias y valores, estabilidad, amor y asumir los gastos económicos del hogar. No es un reto sencillo, pero si sigues unos pasos básicos todo se puede lograr.

Pide ayuda
Crédito:Thinkstock

Pide ayuda

Para comenzar, debes saber que no estás sola. La experta en temas de maternidad Martha Debayle sugiere pedir apoyo y soporte de la gente en que más confíes, como familiares, amigos o vecinos, ellos podrían ayudarte sobre algunos problemas por los que estés pasando y te facilitarían algunos favores.

Ser madres les cambió la vida
Saca lo bueno
Crédito:Thinkstock

Saca lo bueno

A veces puede ser difícil separarse de una pareja por el miedo a que el niño crezca sin su padre. Sobre esto, Debayle sugiere verlo de esta forma: "el bebé crecerá mejor a tu lado que en un ambiente lleno de discusiones. Tarde o temprano lo entenderá".

Madre dona útero a hija
No lo sobreprotejas
Crédito:Thinkstock

No lo sobreprotejas

Es muy común sobreproteger a los hijos porque se piensa que sufren bastante por no tener a su papá. Sobre esto, el libro “Mamás perfectamente imperfectas” de Diana Guelar, explica que debes tener presente que tarde o temprano se enfrentarán al mundo real. Por eso hay que orientarlo a enfrentar sus situaciones.

¿Entonces, cómo los educo?
Crédito:Thinkstock

¿Entonces, cómo los educo?

Por la misma razón del caso anterior, muchas mujeres suelen volverse permisivas y conceden todos los caprichos de sus hijos, lo cual podría traer efectos negativos en ellos. Es necesario que los hijos aprendan a respetar y cumplir reglas, las cuales se irán estableciendo conforme vayan creciendo.

Las madres deprimidas
Sé tú misma
Crédito:Thinkstock

Sé tú misma

Muchas mujeres, según el libro “Mamás perfectamente imperfectas", caen en el complejo de “súper mamá”, pues al no tener el hijo una figura paterna, ella buscará cubrir esta ausencia. Sólo procura dar lo mejor de ti y aprende a que nunca podrás tener todo controlado. También cometes errores.

Madres con bajos ingresos
Hay tiempo para todo
Crédito:Thinkstock

Hay tiempo para todo

El que tus hijos no tengan padre no significa que debas dedicarles todo el tiempo del mundo. Es importante que también programes un espacio de tiempo y hagas algunas de las actividades que más te gustan. Puedes reservar algunos minutos del día o un día en la semana en que encargues a tu retoño para salir con las amigas, por ejemplo.

Otras claves
Crédito:Thinkstock

Otras claves

La comunicación entre la madre y el hijo ayudará a unir vínculos afectivos y desarrollará la confianza. También es importante que se enriquezca su autoestima con amor y que sea independiente. El cariño y el afecto es importante también para que se sienta amado y aprenda a demostrarlo a los demás.

¿Y si me rebasan los gastos?
Crédito:Thinkstock

¿Y si me rebasan los gastos?

Uno de los problemas de las mamás es la solvencia económica, pues las facturas de la casa y la manutención del hijo no se van a pagar solas. Puedes proponerte buscar un trabajo temporal o alguno que puedas desempeñar desde casa. También existen subsidios oficiales para ayudarte en esta situación. Infórmate.

Madres maduras
El eterno dilema
Crédito:Thinkstock

El eterno dilema

Muchas mujeres se enfrentan a lo siguiente: ¿qué es mejor, trabajar para darle lo mejor a mi hijo o tratar de ver su crecimiento y comprenderlo emocionalmente? Ante una situación de este tipo, lo más recomendable sería buscar un equilibrio en ambos casos, pues el hijo necesita tanto manutención como atención.

Recuperaron la figura tras embarazo
Recurre a un cuidador
Crédito:Thinkstock

Recurre a un cuidador

A veces por la carga de trabajo es imposible cumplir con los deberes del hogar. Si tu situación económica te lo permite, Debayle recomienda contratar a una niñera o a personal para realizar las labores que por tiempo no puedes hacer. Trata que sea la misma persona, pues esto creará un ambiente de estabilidad en el hogar.

Cuando pregunten por él
Crédito:Thinkstock

Cuando pregunten por él

Tarde o temprano llegará el día en que tu hijo te pregunte por su papá. Para ese momento deberás tener preparada una respuesta para que no te sorprenda. Procura decirle la verdad para que le des la posibilidad de que forme su propia opinión. Trata de resolver sus dudas.

Madres felices
La fortaleza llega
Crédito:Thinkstock

La fortaleza llega

Asumir el compromiso de sostener en todos los sentidos a los hijos es una tarea que podría causar miedo en muchas mamás. Sin embargo, el mismo hecho de cuidarlos sola las convierte en personas con más fortaleza y autosuficiencia, lo que las enseñará a que son capaces de vencer sus propios miedos y obstáculos.

Establece metas
Crédito:Thinkstock

Establece metas

Independientemente de las prioridades que tengas en la casa, Debayle sugiere forjar metas, en el cual planees lo que es mejor para ti y tu familia. Estos objetivos pueden referirse a pasar más tiempo de calidad con tus retoños, salir a algún lugar, tratar escucharlos más, así como plantearse cambios de actitudes. Al final tu familia se beneficiará.

Cuidado con las madres entrometidas
Comparte tu opinión