SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Sobredosis de propoxifeno

Por A.D.A.M. -

Definición

La sobredosis de propoxifeno, un medicamento utilizado para aliviar el dolor, ocurre cuando alguien toma demasiada cantidad de dicho medicamento.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration [FDA]) retiró este medicamento del mercado en diciembre de 2010 debido a su potencial de causar alteraciones cardíacas mortales.

Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una exposición real a tóxicos. Si usted experimenta una exposición, debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o a la línea 1-800-222-1222 para encontrar un centro de toxicología local.

Nombres alternativos

Clorhidrato de propoxifeno; Dextropropoxifeno

Elemento tóxico

Propoxifeno

Dónde se encuentra

Las marcas comerciales incluyen:

  • Darvocet
  • Darvon
  • Darvon-N
  • Dolene

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Ojos, oídos, nariz y garganta:

  • Sordera
  • Pupilas diminutas (muy pequeñas)

Cardiovasculares:

  • Alteraciones del ritmo cardíaco
  • Presión arterial baja
  • Pulso débil

Respiratorios:

Músculos:

Sistema nervioso:

Cutáneos:

  • Cianosis (labios o uñas azulados)
  • Ictericia (ponerse amarillo)
  • Erupción

Gastrointestinal:

Cuidados en el hogar

Busque asistencia médica inmediata y NO provoque el vómito en la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Antes de llamar al servicio de emergencia

La siguiente información es útil para la asistencia médica:

  • Edad, peso y afección de la persona
  • Nombre del producto (ingredientes y concentración, si las conoce)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida
  • Si el medicamento se le recetó a la persona

Sin embargo, NO debe retrasarse en llamar para pedir ayuda si esta información no está disponible en el momento.

Centro de Toxicología

En los Estados Unidos, llame al 1-800-222-1222 para comunicarse con un centro de toxicología local. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número nacional. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. Puede llamar las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas, que incluyen las alteraciones del ritmo cardíaco y convulsiones, se tratarán de la forma apropiada.

La persona puede recibir:

  • Carbón activado
  • Asistencia respiratoria, incluso oxígeno, tubo de respiración a través de la boca (intubación) y respirador (ventilador)
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografías del pecho
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo del corazón)
  • Líquidos a través de una vena (intravenoso o IV)
  • Laxantes
  • Medicamentos para tratar los síntomas

Expectativas (pronóstico)

Qué tan buena sea la recuperación final de la persona depende de la gravedad de la sobredosis y de qué tan rápido haya recibido el tratamiento. Si se puede administrar el narcótico antagonista (medicamento que contrarresta los efectos de los narcóticos) apropiado, la recuperación de una sobredosis aguda sucede dentro de las primeras 24 a 48 horas. Sin embargo, si el paciente ha estado en coma durante un período prolongado y ha experimentado shock (daño en múltiples órganos internos), es posible que se presente un resultado más grave.

Referencias

Bardsley CH. Opioids. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al., eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 162.

Goldfrank LR, ed. Goldfrank's Toxicologic Emergencies. 9th ed. New York, NY: McGraw Hill; 2011.

 

Publicidad