SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niños que se dedican a un solo deporte corren más peligro

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Niños que se dedican a un solo deporte corren más peligro

Según los investigadores, los cuerpos en crecimiento son más vulnerables a las lesiones reiteradas y al juego intenso

LUNES, 2 de mayo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente sugiere que los niños que se dedican a un solo deporte y excluyen los demás terminan lesionados con más frecuencia.

De hecho, los que se dedicaron a una sola actividad atlética tuvieron cerca del doble de probabilidades de resultar lesionados, frente a los que practicaron varios deportes, señaló el Dr. Neeru Jayanthi, director médico de medicina deportiva de atención primaria de la Facultad de medicina Stritch de la Universidad de Loyola de Chicago.

"Vimos una diferencia bastante significativa con la intensidad del entrenamiento, junto con la especialización", aseguró Jayanthi. Se espera que los hallazgos sean presentados el lunes en la reunión anual de la American Medical Society for Sport Medicine en Salt Lake City. Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar trabajos preliminares.

"Se ha aceptado durante al menos cinco años o algo así que a los niños que no son súper exclusivos con un deporte les va mejor. Reciben entrenamiento en distintas disciplinas y por ende están acondicionados para hacer otros movimientos", aseguró el Dr. Kory Gill, profesor asistente del Colegio de Medicina del Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M.

El equipo de Jayanthi había hecho investigaciones antes en 519 jugadores junior de tenis que hallaron que los que sólo jugaban ese deporte tenían más probabilidades de hacerse daño.

Sin embargo, ese fue solo un deporte y Jayanthi quería extender sus hallazgos a otras actividades atléticas.

"Como médico, uno se frustra cuando ve llegar niños con lesiones que no les permiten salir durante dos o tres meses. Es algo devastador", aseguró Jayanthi, quien recientemente atendió a una joven gimnasta con una lesión de rodilla no le permitirá usar el caballete durante al menos tres meses.

Aquí, los investigadores examinaron 154 atletas jóvenes de edad promedio de trece años, que practicaban diversos deportes. De los participantes, 85 vinieron a la clínica para recibir tratamiento por una lesión deportiva, mientras que 69 solo estaban recibiendo exámenes físicos para practicar deportes.

A continuación, los investigadores clasificaron a cada atleta según lo exclusivo que era y basaron sus puntajes en factores como la frecuencia con la que entrenan para un deporte (75 por ciento se consideró exclusividad), si habían abandonado otros deportes para concentrarse en uno solo y si entrenaban ocho meses al año o competían más de seis meses al año en un solo deporte.

Resultó que el 60.4 por ciento de los atletas que habían resultado lesionados se consideraron especializados, frente a apenas el 31.3 por ciento de los que acudieron para recibir exámenes físicos.

Los niños que acudieron a la clínica por lesiones practicaban deportes organizados en promedio once horas a la semana, frente a menos de nueve horas en el grupo de los no lesionados.

Aunque los investigadores no examinaron esto específicamente, Jayanthi aseguró que ha notado que más deportes especializados como el tenis, la gimnasia y la danza tienden a relacionarse con más lesiones por uso excesivo.

¿Por qué suceden las lesiones?

"Una razón es el uso repetitivo del mismo grupo de músculos o tensiones en áreas en crecimiento, como la columna vertebral", explicó Jayanthi, que recalcó que los hallazgos eran preliminares. Su equipo, en colaboración con el Hospital Infantil Conmemorativo de Chicago, planea que se inscriban más atletas en una investigación de seguimiento y que esos atletas sean evaluados cada seis meses durante tres años para examinar con más detenimiento cómo puede afectar el entrenamiento intenso el cuerpo de un atleta joven durante los períodos de crecimiento repentinos.

"Lo segundo es el riesgo a la exposición", agregó. "Si usted se está volviendo realmente bueno para un deporte, la intensidad aumenta porque usted está mejorando. La gente está desarrollando habilidades para los deportes como las de un adulto en el cuerpo de los niños. El cuerpo en crecimiento probablemente no pueda tolerar esto".

Los niños más pequeños, los que no habían entrado a la secundaria, tienden a ser especialmente vulnerables, pues sus cuerpos siguen en crecimiento, aseguró Gill, que recomendó que los niños se entrenen en otras cosas y se acondicionen para otros movimientos, o simplemente que practiquen otro deporte.

"Yo le digo a los padres que dejen que los niños sean niños y jueguen varios deportes", dijo. "Descubran en qué son buenos y qué disfrutan". Para la secundaria, cuando los cuerpos son más maduros, es más seguro especializarse, agregó.

Más información

Para más información sobre las lesiones deportivas en la secundaria, visite la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad