SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Fumar marihuana en la adolescencia reduce el coeficiente intelectual

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Fumar marihuana en la adolescencia reduce el coeficiente intelectual

Un estudio halló que los que fumaban en la adolescencia perdían aproximadamente 8 puntos en las pruebas de CI

Los adolescentes que comienzan a fumar marihuana con regularidad experimentan lo que parecen ser declives permanentes en sus coeficientes intelectuales (CI) y otros aspectos de la función mental, halla una investigación reciente.

El estudio incluyó información sobre más de mil personas nacidas en Nueva Zelanda en 1972-1973. Los participantes tomaron pruebas de CI y otras funciones mentales a los 13 años de edad, cuando todavía ninguno había comenzado a fumar marihuana, y una vez más a los 38 años.

Cada pocos años, a partir de los 18, también se preguntó a los participantes sobre su uso de marihuana, y se les evaluó respecto a dependencia a la marihuana. La dependencia a la marihuana se define como alguien que siente que tiene que fumar cada vez más marihuana para lograr el mismo efecto, que ha intentado dejarla pero no puede, o que la sigue usando aunque el hábito les cause problemas, por ejemplo con la salud, la familia, el trabajo o la escuela.

Alrededor del 5 por ciento reportaron usar marihuana más de una vez por semana a los 18 años, o fueron considerados dependientes de la marihuana en uno o más momentos del estudio.

Los que comenzaron a fumar mucha marihuana en la adolescencia (o sea, al menos una vez por semana) o que fueron diagnosticados con dependencia a la marihuana antes de los 18 años y que continuaron fumando en la adultez mostraron una reducción promedio de 8 puntos en su CI para los 38 años.

Las personas que comenzaron a fumar mucha marihuana más tarde (no en la adolescencia) también experimentaron un descenso en el CI, pero no tan grave, hallaron los investigadores.

"Los hallazgos concuerdan con las especulaciones sobre que el uso de cannabis en la adolescencia, cuando el cerebro pasa por un desarrollo crítico, podría tener efectos neurotóxicos", señaló la autora del estudio Madelein Meier, asociada postdoctoral de investigación en psicología y neurología de la Universidad de Duke.

Para los que comenzaron en la adolescencia, dejar o reducir la marihuana más adelante no pareció ser muy útil, según el estudio. Incluso si la dejaban, el funcionamiento intelectual nunca volvió a los niveles anteriores.

Aunque la marihuana tiene una reputación de ser benigna entre muchos adolescentes, Meier instó a los adolescentes y a sus padres a tomarse los hallazgos en serio.

"En la adolescencia, el cerebro no se ha desarrollado del todo. Pasa por algunos cambios esenciales del desarrollo. Esta investigación sugiere que debido a esto, el cerebro es vulnerable a los efectos del cannabis. Si se comienza a usar en la adolescencia y se sigue usando, se perderán algunas capacidades mentales", advirtió Meier.

El estudio aparece en la edición en línea de esta semana de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Entre los participantes del estudio, los que nunca fumaron marihuana no sufrieron un descenso, e incluso tuvieron un ligero aumento, en el CI entre los 13 y los 38.

Pero, ¿qué significa un descenso de 8 puntos? Mucho, advirtieron los investigadores.

El CI promedio es de alrededor de 100, lo que pone a la persona en el percentil 50 de inteligencia en comparación con sus pares de la misma edad. Una reducción de 8 puntos, por ejemplo respecto a 100, ubicaría a la persona en el percentil 29 de inteligencia, significativamente por debajo del promedio, apuntó Meier.

Los investigadores también tomaron en cuenta el uso de alcohol y otras drogas, además de una reducción en los años de educación, entre los usuarios persistentes de marihuana, lo que también hubiera podido afectar su CI. Pero esos factores no podían explicar el descenso en el CI.

El estudio también halló que los amigos y los familiares reportaron notar más problemas de atención y de memoria en la vida cotidiana entre los usuarios persistentes de cannabis, como perder la concentración cuando deberían estar prestando atención, y olvidarse de hacer las tareas, devolver las llamadas o pagar las facturas, comentó Meier.

Harris Stratyner, vicepresidente de los Servicios Clínicos Regionales de los Centros de Tratamiento Caron de Nueva York, dijo que investigaciones anteriores han sugerido que la marihuana podría afectar el desarrollo de varias regiones del cerebro, entre ellas la corteza prefrontal, que tiene que ver con el razonamiento de alto nivel, y el hipocampo, involucrado con la memoria.

Los adolescentes que usan marihuana creyendo que no es nociva se están engañando a sí mismos, añadió.

"La marihuana es una droga muy peligrosa para el cerebro, sobre todo en la adolescencia, y también es un carcinógeno, así que tampoco es saludable para los adultos", advirtió Stratyner. "Es mucho más peligrosa de lo que se cree".

En los últimos años, las plantas de marihuana también se han cultivado para que tengan niveles más altos de tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo. Una mayor potencia podría ser aún más arriesgada para el cerebro adolescente, añadió.

Meier anotó en una declaración que el año pasado fue la primera vez que fumar marihuana superó el consumo de tabaco de fumar entre los adolescentes de EE. UU.

Aunque los investigadores hallaron una asociación entre fumar marihuana de forma empedernida a largo plazo y declives en el CI, no probaron que la marihuana provocara los declives.

Más información

El Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU. tiene más información sobre la marihuana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad