SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Adolescentes, sin disciplina para hacer dieta

Por Denise Mann, Reportero de Healthday -
Adolescentes, sin disciplina para hacer dieta

Investigadores hallan que las chicas siguen bebiendo refrescos mientras hacen ejercicio, y los chicos no hacen ejercicio en absoluto

MIÉRCOLES, 2 de noviembre (HealthDay News) -- Los adolescentes obesos que desean perder peso podrían no hacerlo de la forma más sana o eficaz, según una investigación reciente.

Los investigadores señalaron que los adolescentes que intentan perder peso no parecen comprender del todo la relación entre el ejercicio y las calorías. El análisis de casi 44,000 adolescentes que participaron en la Encuesta de riesgo conductual juvenil de Filadelfia mostró que, entre los obesos, las chicas que hacían ejercicio seguían bebiendo refrescos, y los chicos no hacían nada de ejercicio.

Además, tres cuartas partes de los adolescentes obesos dijeron que intentaban perder peso, pero esos adolescentes también eran más propensos a fumar, posiblemente como ayuda para perder peso, sugirió el estudio.

Las tasas de obesidad infantil se han triplicado en EE. UU. en las últimas tres décadas, y casi uno de cada tres niños estadounidenses tiene sobrepeso o es obeso actualmente. El nuevo estudio, que será presentado en la reunión anual de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association, APHA) en Washington, D.C., ilumina parte del motivo de que reducir esas tasas sea una batalla tan ardua.

Las chicas obesas que intentaban perder peso eran más propensas a participar en al menos 60 minutos de actividad física al día, pero también eran más propensas a consumir un refresco azucarado a diario, lo que básicamente contrarresta muchos de los beneficios del ejercicio diario, señaló la autora del estudio Clare Lenhart, candidata doctoral en salud pública de la Universidad de Temple, en Filadelfia.

"La mayoría están interesadas en perder peso y eso es positivo, pero los refrescos tienen suficientes calorías para contrarrestar las que gastan en la actividad física", explicó.

Los chicos obesos que intentaban perder peso no hacían ejercicio, y pasaban más de tres horas al día jugando videojuegos, mostró el estudio.

"Si alguien es obeso e intenta perder peso, los médicos deben hacer preguntas de seguimiento para averiguar cómo lo hacen y darles sugerencias sobre cómo modificar las conductas", señaló Lenhart.

La Dra. Yolandra Hancock, pediatra de atención primaria del Centro Médico Pediátrico Nacional en Washington, D.C., dijo que los adolescentes están motivados por el cambio, pero hay una falta de educación sobre cómo lograrlo de forma saludable.

"El estudio demuestra una clara falta de comprensión sobre cuántas calorías quema el ejercicio", planteó. "Para quemar las calorías de un refresco azucarado, hay que correr 1.6 KM (una milla), y la mayoría de adolescentes no alcanzan ese nivel de actividad física", anotó Hancock.

"Si un adolescente intenta perder peso, es importante preguntarles cómo lo lograrán, dado que quizás hallemos que hay una falta de educación sobre las calorías que ingieren y las que gastan", añadió. "Esto es especialmente importante para los adolescentes, ya que comienzan a tomar decisiones por sí mismos en términos de lo que comen y con qué frecuencia hacen ejercicio".

Por lo general, Hancock enfatiza la regla del 5-2-1-0, que es fácil de entender, a los adolescentes con sobrepeso y obesos que desean y necesitan perder peso. Esto se refiere a cinco frutas y verduras al día, dos horas o menos frente a pantallas como la televisión o los videojuegos por día, una hora de actividad física al día, y cero o pocas bebidas endulzadas con azúcar al día.

Añadió que en esta regla también hay cierta flexibilidad. Por ejemplo, "si un jovencito con sobrepeso u obeso desea jugar un videojuego, puede jugar 'Just Dance'. . . u otros videojuegos activos", apuntó. "Hay una forma de alcanzar el equilibrio".

Debido a que este estudio se presentará en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Primera Dama Michelle Obama dirige un esfuerzo por acabar con la obesidad infantil con su campaña Let's Move.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad