SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Palma enana americana (Serenoa repens [Bartram] Small)

Palma enana americana (Serenoa repens [Bartram] Small)

Resumen:

La palma enana americana (Serenoa repens, Sabal serrulata) se usa popularmente en Europa para los síntomas asociados a la hipertrofia benigna de la próstata (agrandamiento de la próstata). Aunque no se considera que la palma enana americana sea el tratamiento estándar en Estados Unidos, éste es el tratamiento herbal más popular para esta afección.

El histórico uso de la palma enana americana se puede rastrear en el continente americano hasta los Mayas, quienes usaron esta hierba como un tónico y los Seminoles que consumían las bayas como expectorante y antiséptico.

La Farmacopedia de EE.UU. incluyó la palma enana americana de 1906 a 1917 y la misma apareció en el Formulario Nacional de Medicamentos de 1926 a 1950. El extracto de palma enana americana es un producto con licencia en varios países de Europa.

Se han propuesto múltiples mecanismos de acción y la palma enana americana aparentemente posee actividad inhibidora de la 5-reductasa (lo que previene la conversión de la testosterona en dihidrotestoterona). También se han reportado efectos hormonales/estrogénicos como también efectos inhibidores directos en los receptores de andrógeno y propiedades antiinflamatorias.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, asma, rendimiento físico, infecciones bacterianas, inflamación de la vejiga, lactancia materna, agrandamiento o reducción de los senos, bronquitis, cáncer, catarro, tos, cistitis, diabetes, diarrea, ayuda digestiva, diuréticos, disentería, virus de Epstein-Barr, excesivo crecimiento del cabello, hipertensión, desequilibrios hormonales (estrógeno o testosterona), estimulación inmunológica, impotencia, indigestión, inflamación, laringitis, dolor menstrual, dolor de cabeza por migraña, espasmos intestinales o musculares, quistes en los ovarios, dolor, síndrome de ovarios poliquísticos, gotas post-nasales, problemas en los órganos reproductores, sedación, vigor sexual, dolor de garganta, espasmos, reproducción de espermas, sudoración, perder testicular (atrofia), infección en el tracto respiratorio superior, trastornos vaginales o uterinos.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Agrandamiento de la próstata (hipertrofia benigna de la próstata) (A)

    Muchos ensayos realizados en humanos reportan que la palma enana americana mejora los síntomas de la hipertrofia benigna de la próstata, como son los siguientes: micción nocturna, flujo de la orina y la calidad de vida en general, aunque es posible que esta hierba no reduzca el tamaño de la próstata en términos sustanciales. La efectividad puede ser similar a la que ofrece el medicamento finasterida (Proscar®), con menos efectos secundarios. Aunque la calidad de estos estudios ha sido variable, en términos generales indican efectividad. La palma enana americana no se ha comparado exhaustivamente con otros tipos de de drogas utilizados para la hipertrofia benigna de próstata, tales como el doxazosin (Cardura®) o terazosin (Hytrin®). La mayoría de los estudios disponibles han evaluado el Permixon®, un producto estandarizado de palma enana americana. Aunque un estudio de Willetts et al. en 2003 no reportó diferencia durante un período de 12 semanas, y uno de Bent et al. de buen diseño en 2006 que no informó diferencias en un período de 12 meses, el peso de la evidencia científica disponible, en general, favorece la efectividad de la palma enana americana sobre un placebo.

  • Pérdida del cabello de patrón masculino (C)

    Se ha indicado que la palma enana americana puede bloquear algunos efectos de la testosterona y reducir, de esa manera, la pérdida del cabello de patrón masculino, de forma similar como lo hace el medicamento finasterida (Propecia®). Se necesita de más estudios antes de recomendar la palma enana americana para este uso.

  • Preparación para cirugía (resección transuretral de próstata) (C)

    La palma enana americana puede ayudar al proceso de recuperación en los pacientes que han tenido cirugía de próstata. La palma enana americana puede reducir el sangrado después de la cirugía y también reducir el uso del catéter. Se necesitan más ensayos en esta área.

  • Prostatitis/síndrome del dolor pélvico crónico (C)

    Se diseñó un estudio, aleatorio, de etiqueta abierta con un año de duración para evaluar la seguridad y eficacia de la palma enana americana y la finasterida en el tratamiento de hombres a quienes se les había diagnosticado prostatitis de categoría III /dolor pélvico crónico. El dolor pélvico crónico tratado con palma enana americana no presentó una mejoría sustancial a largo plazo. Por el contrario, se observó una mejoría duradera y significativa en los pacientes tratados con finasterida bajo varios parámetros, salvo por la evacuación.

  • Vejiga sub-activa (C)

    Actualmente, existe poca información sobre la efectividad de la palma enana americana para el tratamiento de trastornos de la vejiga.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Se han reportado pocos síntomas alérgicos relacionados con la palma enana americana. En un estudio, en el cual las personas consumieron una combinación del producto PC-SPES® (que ya no está disponible en el mercado), compuesto a base de palma enana americana y otras siete hierbas, se reportó que tres de las 70 personas que participaron en el estudio desarrollaron reacciones alérgicas. En un caso, la reacción implicó inflamación en la garganta y dificultades respiratorias.

Efectos secundarios y advertencias

En la información científica que se ha publicado se han observado pocos efectos secundarios graves provenientes de la palma enana americana. Las enfermedades más comunes conciernen al estómago y los intestinos, y los malestares son los siguientes: dolor estomacal, náuseas, vómito, mala respiración, estreñimiento y diarrea. El malestar estomacal que causa la palma enana americana se puede reducir al ingerir la hierba con las comidas. Algunos reportes indican que puede haber menos malestar abdominal con la preparación del extracto lipidosterólico de Serenoa repens (LSESR). Un pequeño número de informes describe úlceras o lesiones en el hígado y el color amarillamiento de la piel (ictericia), pero el papel de la palma enana americana no es claro en estos casos. De forma similar, se han reportado informes de dolores de cabeza, mareos, insomnio, depresión, dificultades respiratorias, dolores musculares, hipertensión, dolor en el pecho, ritmo cardiaco y cardiopatías, pero no está claro si la palma enana americana ha sido la causa de estas enfermedades. Las personas con afecciones de salud que conciernen al estómago, hígado y pulmones deben tomar precauciones.

Las personas que están programadas para someterse a algunas cirugías o trabajo dental deben tomar precauciones, así como las personas que presentan trastornos de sangrado o las que toman drogas que puedan aumentar el riesgo de sangrado. Podría ser necesario ajustar la dosis.

Algunos hombres que usan palma enana americana reportan dificultades en la erección, molestias en los testículos, sensibilidad o agrandamiento de los senos y cambios en el apetito sexual. La palma enana americana puede tener efectos en la respuesta del cuerpo a las hormonas sexuales de estrógeno y testosterona, pero no se ha demostrado bien ningún efecto específico en los seres humanos. Los hombres y mujeres que toman medicamentos hormonales (como finasterida/Proscar®/Propecia® o pastillas anticonceptivas) o quienes presentan afecciones de sensibilidad hormonal deben tomar precauciones. Las tinturas pueden contener altos niveles de alcohol y se deben evitar cuando se conduce u opera alguna maquinaria pesada.

En teoría, la palma enana americana puede reducir los niveles de los antígenos específicos de la próstata de forma artificial, con base en un mecanismo de acción propuesto de la palma enana americana (inhibición de la 5-a-reductase). Por tanto, puede haber un retraso en el diagnóstico del cáncer de próstata o interferencia en los niveles de los antígenos específicos de la próstata durante el tratamiento o control en hombres que tengan algún tipo de cáncer de próstata conocido.

Se ha descubierto que la combinación del producto PC-SPES®, que está compuesto a base de palma enana americana y otras siete hierbas contienen drogas de prescripción como la warfarina, un adelgazante de la sangre. Por esta razón, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) ha advertido no usar el producto PC-SPES®, el cual ya está fuera del mercado.

Embarazo y lactancia

Debido a la potencial actividad hormonal, no se recomienda la palma enana americana en mujeres embarazadas o mujeres lactantes. Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y se deben evitar durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La palma enana americana puede aumentar el riesgo de sangrado si se consume con drogas que pueden aumentar el riesgo de sangrado. Dentro de algunos ejemplos de estas drogas se incluyen las siguientes: aspirinas, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetas como el clopidogrel (Plavix®) y drogas antiinflamatorias no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). En algunos lotes de la descontinuada combinación de la preparación herbal PC-SPES®, que está compuesta a base de palma enana americana y siete hierbas más, se descubrió que contenía varios medicamentos, incluida el adelgazante de la sangre, warfarina.

No se debe tomar palma enana americana con drogas que afecten los niveles de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos), como la finasterida (Proscar®, Propecia®) o flutamide (Eulexin®). En teoría, la palma enana americana puede interferir con las pastillas anticonceptivas o en las terapias de reemplazo hormonal que usan las mujeres. Las tinturas pueden contener altos niveles de alcohol y causar náuseas o vómitos si se toman con metronidazol (Flagyl®) o disulfiram (Antabuse®).

Estudios en personas voluntarias normales no muestran efectos de la palma enana en el citocromo P450 3A4 o en la actividad 2D6.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Con base en por lo menos dos informes de sangrado agudo, la palma enana americana puede aumentar el riesgo de sangrado si se toma con hierbas y suplementos que se supone aumentan el riesgo de sangrado. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de ginkgo biloba y pocos casos con ajo. Muchos otros agentes pueden, en teoría, aumentar el riesgo de sangrado, aunque en la mayoría de los casos, esto no se ha probado.

Debido a que la palma enana americana puede tener actividad en la respuesta del cuerpo al estrógeno, se cree que los efectos de otros agentes con propiedades similares al estrógeno se pueden alterar.

Los taninos que se encuentran en la palma enana americana pueden obstaculizar la absorción del hierro.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Para tratar el agrandamiento de la próstata (hipertrofia benigna de la próstata), en varios estudios se ha usado una dosis de 320 miligramos diarios en una sola dosis o divididas en dos dosis (de 80% a 90% de contenido lipostérolico). Los reportes indican que 160 miligramos diarios una vez al día, pueden ser tan efectivos si se administran dos veces al día.

Dentro de otras dosis tradicionales o sugeridas que se han estudiado con menos regularidad, se incluyen las siguientes: de 1 a 2 gramos de bayas enteras secas o molidas a diario; de 2 a 4 mililitros de tintura (1:4) tres veces al día; de 1a 2 mililitros de extracto de líquido de pulpa de baya (1:1) 3 veces al día; o té (2 cucharaditas de bayas secas con 24 onzas de agua, hervidas a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a la mitad) que se toma en dosis de 4 onzas tres veces al día. El té que se prepara de las bayas de palma enana americana no es potencialmente efectivo, ya que los ingredientes activos no se pueden disolver en agua. Algunos expertos consideran que una preparación que se llama extracto lipidosterólico de Serenoa repens (LSESR) puede causar menos efectos secundarios.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente información disponible para recomendar el uso de la palma enana americana en niños.

Referencias:

  • Avins AL, Bent S. Saw palmetto and lower urinary tract symptoms: what is the latest evidence? Curr Urol Rep 2006 Jul;7(4):260-5.
  • Bent S., Kane C., Shinohara K., et al. Saw palmetto for benign prostatic hyperplasia. N Engl.J Med 2-9-2006;354(6):557-566.
  • Boyle P., Robertson C., Lowe F., et al. Meta-analysis of clinical trials of permixon in the treatment of symptomatic benign prostatic hyperplasia. Urology 2000;55(4):533-539.
  • Braeckman J, Denis L, de Leval J, et al. A double-blind, placebo-controlled study of the plant extract Serenoa repens in the treatment of benign hyperplasia of the prostate. Eur J Clin Res 1997;9:247-259.
  • Edwards JL. Diagnosis and management of benign prostatic hyperplasia. Am Fam Physician. 2008 May 15;77(10):1403-10.
  • Engelmann U, Walther C, Bondarenko B, et al. Efficacy and safety of a combination of sabal and urtica extract in lower urinary tract symptoms. A randomized, double-blind study versus tamsulosin. Arzneimittelforschung. 2006;56(3):222-9.
  • Feifer AH, Fleshner NE, et al. Analytical accuracy and reliability of commonly used nutritional supplements in prostate disease. J.Urol 2002;168(1):150-154.
  • Gerber GS, Zagaja GP, Bales GT, et al. Saw palmetto (Serenoa repens) in men with lower urinary tract symptoms: effects on urodynamic parameters and voiding symptoms. Urology 1998;51(6):1003-1007.
  • Gerber GS, Kuznetsov D, Johnson BC, et al. Randomized, double-blind, placebo-controlled trial of saw palmetto in men with lower urinary tract symptoms. Urology 2001;58(6):960-964.
  • Kaplan SA, Volpe MA, Te AE. A prospective, 1-year trial using saw palmetto versus finasteride in the treatment of category III prostatitis/chronic pelvic pain syndrome. J Urol 2004;171(1):284-288.
  • Magri V, Trinchieri A, Pozzi G, et al. Efficacy of repeated cycles of combination therapy for the eradication of infecting organisms in chronic bacterial prostatitis. Int J Antimicrob Agents 2007 May;29(5):549-56.
  • Preuss HG, Marcusen C, Regan J, et al. Randomized trial of a combination of natural products (cernitin, saw palmetto, B-sitosterol, vitamin E) on symptoms of benign prostatic hyperplasia (BPH). Int Urol.Nephrol 2001;33(2):217-225.
  • Veltri RW, Marks LS, Miller MC, et al. Saw palmetto alters nuclear measurements reflecting DNA content in men with symptomatic BPH: evidence for a possible molecular mechanism. Urology 2002;60(4):617-622.
  • Willetts KE, Clements MS, Champion S, et al. A. Serenoa repens extract for benign prostate hyperplasia: a randomized controlled trial. BJU Int 2003;92(3):267-270.
  • Wilt TJ, Ishani A, Stark G, et al. Saw palmetto extracts for treatment of benign prostatic hyperplasia: a systematic review. JAMA 11-11-1998;280(18):1604-1609.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad