SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hacer dieta ¡engorda! Solo hay que cambiar la forma de comer

Por -
Hacer dieta ¡engorda! Solo hay que cambiar la forma de comer
CRÉDITO: THINKSTOCK

Mónica Katz, una prestigiosa especialista en nutrición, asegura que las dietas extremas o las tendencias como el veganismo o la dieta Paleo tienen poco que ver con la salud. Y no respetan las 4 leyes básicas de la nutrición.

La doctora argentina Mónica Katz, especialista en nutrición, cuestiona la tiranía de la delgadez y la obligación de estar siempre a dieta como un modo de vida. E informa que suprimir alimentos, ya sea por una dieta para bajar de peso o por una postura filosófica como el veganismo, poco tiene que ver con la salud. 

La experta, quien escribió varios libros sobre dietas y nutrición, asegura que hacer dieta es una guerra perdida, ya que se comienza una, se la abandona, se prueba otra, y así. Y si por el contrario, se tiene constancia como para seguirla en el tiempo y bajar de peso, hay evidencia de que antes o después, llegará el odiado “efecto rebote”. Por eso asegura: “Está comprobado científicamente. Hacer dieta engorda”.

En una entrevista con el diario argentino La Nación, Katz explica que cuando se priva al cuerpo de calorías, el cerebro interpreta que está ante una situación de peligro y pone a funcionar al organismo en “modo ahorro”. En otras palabras: cuando el cerebro detecta que ingresa poco alimento o “combustible”, entiende que debe gastar la menor cantidad posible. Por eso es que, contrariamente a lo que se supone, en lugar de quemar reservas (grasas principalmente), trata de conservarlas para el futuro, porque se viene una época de hambruna o escasez.

Siempre hay tensión entre lo que uno come y lo que quisiera comer; por eso lo ideal es buscar un equilibrio para lograr que la alimentación sea algo placentero, sin que por eso nos volvamos obesos. Hay estudios que demuestran que la ansiedad, la tristeza, el cansancio y el enojo aumentan la ingesta, y esto se debe a un efecto llamado “hambre emocional”. 

Consultada por La Nación sobre el motivo que lleva a las mujeres a querer estar delgadas, la experta explica que es por un estereotipo de belleza con eje en la delgadez. Y resalta que debería ser modificado, porque muchas veces las mujeres queremos estar delgadas para gustarle a los demás, nunca para nosotras mismas, y también para pertenecer, o para no desentonar con nuestros pares. 

Por eso afirma que hacer dietas extremas basadas en fundamentalismos alimentarios como la dieta detox, la Paleo o la vegana, pasar por peligrosas cirugías estéticas, deformarse el rostro con rellenos y usar ropa torturante, es “violencia de género”… aplicada por nosotras mismas. 

En todos sus libros, Katz resalta que comer tiene que ser un acto placentero, ya que el cerebro, además de verlo como un ingreso de energía, también lo toma como una recompensa y un acto social. Y para saber qué y cuánto deberíamos comer, cita las 4 leyes del doctor Pedro Escudero, padre de la nutrición, que sostiene que la alimentación debe ser suficiente, completa, armónica y adecuada: 

  • Ley de la Cantidad: todo plan alimentario debe ser suficiente en término de calorías y adecuadoa cada individuo. 
  • Ley de la Calidad: todo plan debe ser completo y aportar hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Esto no ocurre con las dietas extremas.
  • Ley de la Armonía: todos los distintos nutrientes deben incluirse en forma balanceada. 
  • Ley de la Adecuación: la alimentación se debe adecuar al momento biológico, a los gustos y hábitos de las personas, a su situación socio-económica y a la/s patología/s que pueda presentar.

El plan de alimentación correcto es el que responde a estas cuatro leyes. De todos modos, desde el punto de vista médico se puede modificar alguna de las leyes con fines terapéuticos. Pero siempre se debe cumplir la ley de Adecuación, que es la que asegura un correcto plan de alimentación.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad