SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El azúcar orgánica no es mejor que la común

Por -
El azúcar orgánica no es mejor que la común

A la hora de elegir un paquete de azúcar nos encontramos con varias alternativas: blanca, fina, super fina, integral, orgánica, marrón, mascabo. Pero todas tienen las mismas calorías y casi idénticas propiedades. La diferencia principal es el precio, pero todas son igualmente perjudiciales si se las consume en exceso.

El azúcar, junto con la sal, figura entre los productos alimenticios más comunes del hogar. La más común es la de caña, y hay varios tipos según el origen y la forma de procesarla.

The Sugar Association informa la textura  puede ser fina, extra fina, granulada, etc. La variedad depende de su origen y grado de procesamiento, y la elección depende del uso que se le vaya a dar, por ejemplo como azúcar de mesa, en pastelería o en cocteles. Todas aportan 16 calorías por cucharadita y un 1% de carbohidratos.   

Variedades principales de azúcar

  • Azúcar blanca: es refinada y tiene hasta un 99,9% de sacarosa. Durante su procesamiento se le agregan fosfatos, carbonatos y cal para eliminar las impurezas que le dan color. Allí pierde algunos minerales y vitaminas, que igualmente se pueden incorporar a la dieta a través de otros alimentos más saludables. 
  •  Azúcar rubia, mascabo, turbinada, demerara, cruda o parcialmente procesada: según la forma de procesar tiene un color que va del rubio al marrón claro. Está menos procesada que la blanca, pero se le ha extraído la melaza que rodea sus cristales, comúnmente conocidos como “impurezas”, que no son nocivas para el organismo.

Se obtiene calentando el zumo extraído de la caña de azúcar, que se deja secar hasta evaporar el agua.Tiene un marcado sabor a caramelo y si  se coloca en moldes se obtienen tabletas que se conocen como panela, chancaca o rapadura que se consumen como golosina.

Para elaborar el azúcar se muele hasta obtener un grano algo más grueso que el del azúcar blanca. Se utiliza para endulzar infusiones y bebidas y por su aspecto granulado y vistoso suele estar espolvoreada en pasteles y muffins y tiene las mismas calorías que la blanca. 

  • Azúcar negra: contiene melaza, que le da ese sabor profundo que se aprovecha en la cocina, por ejemplo en la elaboración de pan de jengibre o torta galesa, y también en la fabricación de condimentos. Tiene una consistencia grumosa y pegajosa ya que tiene más agua que las anteriores, aunque muchas veces no es más que azúcar blanca común coloreada que se vende a un precio mayor. De todos modos se la puede “fabricar” en casa combinando azúcar blanca con melaza. 96 a 98% sacarosa.
  • Azúcar orgánica: se refiere al tipo de cultivo del que proviene y no a la forma de procesamiento. Tiene las mismas calorías que el resto e idénticas propiedades nutricionales, aunque su precio es bastante mayor. Se obtiene de plantas de cultivos ecológicos que utilizan determinadas técnicas agrícolas que evitan el uso de ciertos fertilizantes, plaguicidas, antibióticos y pesticidas. Deben cumplir con las disposiciones de un organismo que acredita que se cumplen con los métodos de producción adecuados como para obtener la calificación de “orgánico”.

Cualquiera que elijas, se debe consumir con moderación. El Instituto Nacional del Cáncer recuerda que una alimentación con un alto contenido de azúcar puede tener como consecuencia un aumento excesivo de peso.  Y la obesidad está asociada con un riesgo elevado de desarrollar varios  tipos de cáncer, entre otras enfermedades.

Los valores para el consumo diario de azúcar agregada que sugiere la Asociación Americana del Corazón (AHA) oscilan entre los 100 y 150 gramos, que equivale a 6 u 8 cucharaditas. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad