SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vacunas, ciento por ciento seguras

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Vacunas, ciento por ciento seguras

Un panel del IOM analizó más de mil estudios y halló poca evidencia de un daño duradero

JUEVES, 25 de agosto (HealthDay News) -- Un nuevo y exhaustivo informe de expertos del Instituto de Medicina (IOM) encuentra que las vacunas de los niños por lo general son seguras, y las malas reacciones solo ocurren raras veces y no causan ningún problema médico duradero.

El comité del IOM también concurrió en que no hay evidencia que respalde una conexión entre ciertas vacunas y el inicio posterior de afecciones como el autismo o la diabetes tipo 1 en los niños.

La supuesta relación entre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (SPR) y el autismo, en particular, ha sido discutida acaloradamente, tanto en los medios de comunicación como en los juzgados en años recientes. En 2010, el investigador británico responsable de un estudio de 1998 que fue fundamental al sugerir esa relación fue acusado de fraude y la revista que lo publicó retractó la investigación.

En su revisión, el comité del IOM examinó más de mil estudios, buscando problemas posiblemente relacionados con las vacunas, como convulsiones, inflamación cerebral y desmayos, además de problemas a más largo plazo.

"Observamos ocho vacunas distintas y una variedad de efectos adversos, y lo que hallamos es que hay muy poca evidencia de que las vacunas causen eventos adversos", aseguró la presidenta del comité, la Dra. Ellen Wright Clayton, profesora de pediatría y derecho, y directora del Centro de Ética Biomédica y Sociedad de la Universidad de Vanderbilt.

"Y la mayoría de efectos adversos para los que hay evidencia tienden a ocurrir por un tiempo limitado", apuntó.

El informe fue encargado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. para proveer una base científica para decidir la compensación para las personas que aseguran haber sufrido lesiones por culpa de cualquiera de las ocho vacunas cubiertas por el Programa de Compensación por Lesiones Causadas por Vacunas. El programa fue creado en 1988, y el febrero pasado la Corte Suprema de EE. UU. ratificó la ley de 1986 que creó el programa.

El informe encontró evidencia de que en casos poco comunes la vacuna SPR puede llevar a convulsiones provocadas por la fiebre, pero éstas tienden a no tener consecuencias a largo plazo, señaló Clayton.

También en casos poco comunes, la vacuna SPR puede provocar inflamación cerebral en personas con deficiencias graves del sistema inmunitario, añadió.

En muy pocos niños, la vacuna contra la varicela puede causar inflamación cerebral, neumonía, hepatitis, meningitis o herpes. La mayoría de estos problemas afectan a personas con deficiencias del sistema inmunitario que aumentan la susceptibilidad a los virus vivos de las vacunas SPR y contra la varicela, anotó el informe.

Además, las vacunas SPR y para la varicela, influenza, hepatitis B, meningocócica y tétanos pueden causar una reacción alérgica grave llamada anafilaxia poco después de la inyección. En general, las inyecciones de las vacunas pueden resultar en desmayo e inflamación del hombro, apuntó el comité.

La evidencia de otros problemas relacionados con las vacunas es menos clara, halló el informe.

La vacuna SPR puede causar dolor articular de corta duración en algunas mujeres y niños. Algunas personas pueden tener una reacción alérgica tras recibir la vacuna para el virus del papiloma humano (VPH) contra el cáncer del cuello uterino, y algunas vacunas contra la gripe han resultado en problemas respiratorios leves y temporales.

Clayton señaló que la "vacuna SPR y la vacuna contra la difteria, el tétanos y la pertusis acelular (DTPa) no causan diabetes tipo 1, y la vacuna SPR no provoca autismo".

La vacuna contra la gripe tampoco causa parálisis de Bell ni empeora el asma, aseguró Clayton.

Pero los hallazgos del IOM no convencen a todos. Barbara Loe Fisher, cofundadora y presidenta del Centro Nacional de Información sobre las Vacunas, que ha instado a una mayor precaución en la inmunización infantil, dijo que la investigación es inadecuada para determinar si las vacunas son seguras o no.

"No hay suficientes estudios metodológicamente sólidos", lamentó. "Si los grandes aumentos en el asma y el TDAH y otros trastornos cerebrales y del sistema inmunitario en los niños se debe completa o parcialmente al hecho de que reciben tres veces más vacunas que los niños de los 70 y principios de los 80 o no es una pregunta que solo puede ser respondida por una ciencia metodológicamente sólida. Todavía nos queda una gran pregunta. ¿Por qué están tan enfermos hoy en día tantos niños que han recibido tantas vacunas?".

Fisher no está de acuerdo con el hallazgo del comité sobre las vacunas SPR y DTPa, y dijo que cree que pueden causar autismo y diabetes tipo 1. Y considera que los padres deberían tener el derecho a no vacunar a sus hijos.

"Las vacunas deben estar disponibles como una opción de atención preventiva de salud para todos aquellos que deseen usarlas de forma voluntaria", comentó. Pero no se debería obligar a las personas a vacunar a sus hijos, añadió.

Pero Clayton contestó que es importante recordar lo que la vacunación de niños y adultos ha logrado.

Las personas que critican a las vacunas "no recuerdan las enfermedades que las vacunas previenen, como la polio, el sarampión y la varicela", dijo Clayton. Por otro lado, "muchas de las cosas sobre las que las personas se preocupan no ocurren, o no hay suficiente evidencia para sacar una conclusión", aseguró.

Otro experto en enfermedades infecciosas se mostró de acuerdo. El Dr. Marc Siegel, profesor asociado de medicina de la Universidad de Nueva York en esa ciudad, dijo que "las vacunas actuales son seguras y los beneficios de protección contra la enfermedad superan por mucho el riesgo que plantean".

Siegel también señaló que las vacunas no solo protegen al individuo, sino también a la población general a través de lo que se conoce como "inmunidad de grupo".

Se necesita investigación para aclarar cuántas vacunas deben ser administradas durante qué periodo, y si "en realidad todas son necesarias", planteó Siegel. "Es algo que se debe considerar", añadió.

Más información

Para más información sobre la seguridad de las vacunas, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad