SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Meditación, antídoto contra el estrés

Por -
Meditación, antídoto contra el estrés
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

"Pónganse cómodos, cierren los ojos, respiren hondo". Con la intensidad de la vida de estos tiempos, tomarse unos minutos para meditar sería una gran alternativa para combatir de manera natural el estrés, uno de los males que afecta a la mayoría de las personas hoy en día, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos.

La investigación publicada en la revista Psychoneuroendocrinology, refiere que practicar 25 minutos de meditación tres días consecutivos en una semana, tiene un impacto positivo para reducir el nivel de estrés acumulado.

Para el estudio, los investigadores reclutaron a 66 personas sanas de entre 18 a 30 años de edad para participar en el experimento. Al azar el grupo se dividió en dos. El primer grupo recibió un breve programa de entrenamiento de meditación de 25 minutos durante tres días consecutivos, en el que se les enseñaba varios ejercicios de respiración. Un segundo grupo completó un programa de entrenamiento cognitivo, también de tres días, en el que se les pedía analizar críticamente poesía, en un esfuerzo para mejorar sus habilidades de resolución de problemas.

Al final de ambas actividades se pidió a todos los participantes completar una serie de pruebas frente a evaluadores con el rostro endurecido para medir sus niveles de estrés. Cada individuo reportó sus niveles de estrés en respuesta a tareas matemáticas y un discurso estresantes, y proporcionó muestras de saliva para medir el cortisol, comúnmente conocida como la hormona del estrés.

De acuerdo con los resultados, los participantes que recibieron el programa de meditación informaron sobre una menor percepción de estrés, lo que sugiere que la meditación consciente fomentó la capacidad de recuperación del estrés psicológico.

Más sobre la meditación

Natural Standard, empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa refiere que hay evidencia científica sólida que indica que la meditación puede ayudar a reducir los efectos del estrés en personas saludables.

La meditación en sus diversas formas se ha practicado desde hace miles de años por todo el mundo, con variadas técnicas espirituales que se originan en las prácticas filosóficas y religiosas del Oriente. En los tiempos modernos, se utilizan numerosos tipos de meditación, muchos de ellos por fuera de sus contextos religiosos y culturales originales.

Generalmente, la meditación se practica en un ambiente silencioso, en posición confortable. Las sesiones varían en duración y número de ocasiones en que se practica cada día. Se recomienda que se medite a la misma hora, cada día.

La meditación de respiración consiste en enfocarse en el proceso de inhalación y exhalación. Los ejercicios de respiración profunda que se enseñan en las clases prenatales son una variación de este tipo de meditación; contar mientras se respira puede ofrecer un foco meditativo.

Se han formulado numerosas teorías sobre los mecanismos de acción y potenciales efectos benéficos de la meditación. Se ha sugerido que reduce la actividad del sistema nervioso simpático, el cual es responsable de la respuesta "defensa o huida," lo que lleva a un ritmo cardiaco menor, disminución de la presión arterial, respiración lenta y relajación muscular.

Cómo liberarse del estrés

Según la Asociación Americana de Psicología (APA):

Identifique la causa
Usted puede encontrar que su estrés surge de algo que es fácil de corregir. Un psicólogo puede ayudarle a definir y analizar estos estresantes y a desarrollar un plan de acción para lidiar con ellos.

Vigile sus estados de ánimo
Si se siente estresado durante el día, escriba qué lo causó, junto con sus pensamientos y estado de ánimo. Podría encontrar que la causa es menos seria de lo que pensó en primera instancia.

Haga tiempo para usted
Aún diez minutos al día de "tiempo personal" le puede ayudar a refrescar su visión mental y reducir o detener los sistemas de respuesta al estrés que tiene su cuerpo. Apague el teléfono, pase tiempo solo/a en su habitación, haga ejercicios, o medite con su música favorita.

Aléjese por un momento de la situación cuando siente coraje

Antes de reaccionar, tome tiempo mentalmente para calmarse, contando hasta 10.

Analice su horario
Estudie sus prioridades y delegue las tareas que pueda. Por ejemplo, ordene comida fuera después de un día fuerte, comparta responsabilidades en el hogar y elimine tareas que no son indispensables.

Establezca estándares razonables para usted y los demás.

No espere lograr la perfección.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad