SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niño no puede volver a la escuela como mujer

Por -
Niño no puede volver a la escuela como mujer
CRÉDITO: FACEBOOK

Brian Pepe, de 13 años, este verano realizó su transición y decidió vivir su vida como siempre la sintió: como una mujer y eligió llamarse Rachel. El problema es que Rachel desea volver a su escuela en Nueva Jersey, pero las autoridades del colegio se niegan a permitirlo alegando temas de infraestructura. ¿Qué es ser un niño transgénero?

Las autoridades del Thorne Middle School en la ciudad de Middletown dicen que Rachel debe regresar como Brian, tal como lo dice en su certificado de nacimiento y, entre otras, cosas alegan que no cuentan con las instalaciones sanitarias para recibirla como mujer. 

Su madre, Angela Peters asegura que cuando vivía como Brian la niña sufría de depresión, y había desarrollado una serie de problemas relacionados como el estrés que normalmente sufren los niños transgénero, entre los que se encuentran los ataques de pánico, y cuadros depresivos. 

"¿Cómo puedo hacer para que vuelva como Rachel? No puedo enviar a Brian porque comenzará a deprimirse nuevamente", dijo Angela a la prensa y agregó que el niño también era víctima de agresión por parte de sus pares y lloraba durante horas, para luego dormir entre 17 y 20 horas, cuando volvía a su casa. 

Como resultado de la disputa desatada en torno al tema de los baños de la escuela, la mamá de Rachel ha solicitado al Distrito Público Escolar de Middletown que realice una contribución monetaria a la familia para que puedan enviar a la niña a una escuela privada que cuente con mayor infraestructura sanitaria y esté más preparada para recibir un niño transgénero. 

Un desafío para las autoridades 

Por su parte, el Superintendente de Escuelas de Middletown, William O. George, difundió un comunicado diciendo que ha concertado una reunión con la mamá de Rachel, y " a pesar de que la estudiante es bienvenida a regresar a la escuela para el año escolar 2014/2015 están investigando diferentes alternativas para el pedido de la madre. Si decide continuar en la escuela Thorne, será tratada con respeto y tendrá todas las oportunidades que un estudiante merece". 

Si bien no es algo nuevo, actualmente ha resonado mucho el tema de los niños transgénero, sobre todo debido a la difusión que tuvieron casos como el de la niña de Kansas que cambió su apariencia de varón a mujer a los 4 años.

Uno de los desafíos es que el sistema educativo no está quizás aún preparado para recibir estos casos. 

Según estadísticas de la organización nacional sin fines de lucro Gay, Lesbian and Straight Education Network (GLSEN), el 80% de los estudiantes transgénero dice sentirse inseguro en la escuela. "Para las autoridades, el tema de los estudiantes transgénero es algo nuevo y no están preparados para lidiar con ellos... pero pueden actuar en forma proactiva para resolver el problema y no actuar en forma reactiva", expresa la entidad en su sitio web. 

Un año atrás, un estudiante de Connecticut que nació varón pero se identificaba como mujer, no logró ser admitido en un prestigioso colegio de mujeres. Calliope Wong, de 17 años, se sumó a la lista de niños transgéneros que luchan por expresar su identidad sexual. 

Niños en riesgo

Los niños transgénero sufren de aislamiento y son víctimas de discriminación y ataques de otros estudiantes. Esta situación, sumado a la disparidad que sienten en relación a su identidad, los vuelve muy vulnerables a sufrir trastornos psicológicos.

"Entre la identidad de género, los cambios corporales, las presiones sociales y el simple deseo de querer pertenecer y ser como los demás, existe un riesgo muy grande de daño, de que estos niños se lastimen a sí mismos por lo cual es importante prestarles mucha atención", explicó a la prensa la psicoterapeuta Joel Baum en relación al caso de Rachel Pepe. 

El ser transgénero es una condición congénita o de identificación, pero aún no hay consenso sobre este punto. Se manifiesta en cierto punto de la vida y los expertos coinciden en que permitir la transición, el cambio de ropas y nombres evita muchos problemas y síntomas secundarios que ponen en riesgo a estos niños. 

En el caso de Rachel, muchas personas ya están expresando su opinión en las redes sociales. "Todos los estudiantes merecen educación no importa su orientación sexual, estamos orgullosos de Rachel y apoyamos a su madre", escribió una mujer en apoyo, sumándose a una larga lista.

Más información

Psicología: gays y lesbianas en mayor riesgo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad