SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

TV aumenta riesgo de hipertensión en niños

Por -
TV aumenta riesgo de hipertensión en niños
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Limitar el número de horas que nuestros hijos pasan frente a la televisión y aumentar su actividad física podría tener importantes beneficios para su salud. De acuerdo con investigadores de la Universidad de Zaragoza, en España y la de São Paulo, Brasil, los niños que ven televisión, están frente a la computadora o un videojuego por más de dos horas, eleva en un 30% su riesgo de desarrollar hipertensión.

Los resultados del estudio publicado en International Journal of Cardiology, se basan en el proyecto Identificación y prevención de los efectos inducidos por la dieta y el estilo de vida en la salud de los niños (IDEFICS, por sus siglas en inglés), financiado por la Comisión Europea y en el que participaron 5,221 niños de 8 países europeos (España, Alemania, Hungría, Italia, Chipre, Estonia, Suecia y Bélgica), entre 2007 y 2008 y cuya edad inicial fue de 2 a 10 años.

"El trabajo muestra el número de nuevos casos de hipertensión y la conexión entre la actividad física y diversas conductas sedentarias con el riesgo de tensión alta en niños europeos", indicó Augusto César F. de Moraes, autor principal del artículo, en información difundida por el Servicio de información y noticias científicas (SINC) de España.

De acuerdo con los datos, la incidencia acumulada de hipertensión en esta población durante los dos años analizados fue alta: 121 de cada1000 niños en el primer año y 110 de cada 1,000 en el segundo año. Además, los niños que se mantuvieron sedentarios por más de dos horas al día, presentaban un riesgo un 30% mayor de desarrollarla y se observó que no realizar actividad física una hora al día elevaba el riesgo en un 50%.

"La evidencia científica indica que la actividad física es un potente vasodilatador. Por ello, aumenta la tasa de oxigenación del corazón y, a su vez, disminuye la presión arterial", explicó de Moraes. “Las cifras resultan preocupantes, ya que las conductas sedentarias son habituales en la infancia y, posteriormente, durante la edad adulta”, añadió.

El mantenimiento de las conductas sedentarias durante la infancia aumenta el riesgo de desarrollar presión arterial alta concluyó.

Otros estudios han demostrado que los niveles de presión arterial en la infancia y la adolescencia impactan en el desarrollo de hipertensión en la edad adulta.

Si la presión arterial alta no se trata de manera oportuna, con el transcurso del tiempo, puede causar enfermedad renal, enfermedad cardíaca, enfermedades en los ojos y otros problemas graves de salud. Cuanto más tiempo pase la presión arterial sin ser controlada, más daño puede causar. El tratamiento comienza con cambios en el estilo de vida; como la dieta, hacer más ejercicio físico y bajar de peso.

El Instituto del Corazón de Texas, EE.UU., refiere que menos del 3 % de los niños estadounidenses sufre de presión arterial alta, pero se trata de una enfermedad grave en la niñez, y que con frecuencia no se detecta porque no causa síntomas.

La OMS asegura que las personas físicamente activas tienen menor frecuencia de cardiopatías coronarias, hipertensión arterial, accidentes vasculares cerebrales, diabetes, cáncer de colon y mama, depresión; así como, menos riesgo de caídas y fracturas vertebrales o de la cadera y más probabilidades de mantener un peso saludable.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad