SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Elegir summer camps para niños con diabetes

Por -
Elegir summer camps para niños con diabetes
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Muchos padres están decidiendo a qué campamento irán sus hijos al terminar las clases, y más allá de las condiciones que todos esperan y evalúan, los que están especialmente preocupados son los que tienen niños o adolescentes con diabetes. ¿Cómo deben elegir y organizarse? Consejos a tener en cuenta para que sea una experiencia grata.

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes en niños y adolescentes: aproximadamente 215,000 personas menores de 20 años tienen diabetes en EE.UU. según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Y miles de ellos se enfrentarán a la aventura de las vacaciones. Si estás por elegir el lugar adecuado para tu hijo que padece esta enfermedad, lo primero que tienes que decidir y a la vez hablar con él, es si va a asistir a un campamento especial para niños diabéticos o a uno regular. 

Si la decisión tomada es un campamento regular, debes "entrenar" a los profesores que estén a cargo del niño. Envíale su propio almuerzo y snacks suficientes para el día. Además, encárgate de que al menos tres personas tengan tus números de contacto y sepan cómo actuar si hay una baja de glucosa en el niño.

En cambio, si va a asisitir a uno especial para niños con diabetes, pregunta primero si siguen las directrices de la Asociación Americana de Diabetes. Además, debes hablar con el director médico y preguntarle con qué frecuencia se comprueban los niveles de glucosa en la sangre, cómo manejan los cambios en las dosis de insulina y cómo actúan en casos de emergencia. Y ten en cuenta que las aplicaciones de insulina son, por razones médicas, con muchos datos y requieren la aprobación y firma del médico (endocrinólogo), de modo que debes planificar esto con tiempo.

Otro dato que debes tener en cuenta es que estos campamentos tienen mucha demanda, así que marca en el calendario el comienzo del período para mandar la aplicación y conseguir un lugar.

Estos campamentos tienen estándares de cuidado y atención muy altos. Los padres no deben preocuparse en dejar a los niños porque van a estar bien cuidados y serán también unas vacaciones para ellos.

Si te preocupa el costo, es cierto que son caros. Pero tienen ayuda financiera, por lo tanto, aplica con tiempo o ahorra durante el año. En la mayoría de los casos, los campamentos quedan en lugares retirados que se usan para vacacionar, así que ten en cuenta también los gastos del viaje.

La Asociación Americana de la Diabetes patrocina campamentos especiales para niños con la enfermedad, y muchos de éstos reciben subsidios para familias que no estén en condiciones de asumir los costos.

Una decisión difícil

Si tienes dudas entre mandar a tu hijo a un campamento regular o a uno de diabetes, ten en cuenta que éstos últimos le enseñan a vivir independientemente y a manejar su enfermedad en un ambiente divertido y seguro: todo el personal tiene entrenamiento adecuado para manejar niños con diabetes.

En un campamento regular, puede que te cueste que los profesores y administrativos entiendan que si no le administran una inyección de Glucagon al niño porque tuvo una baja de azúcar severa y perdió el conocimiento, su vida corre peligro.

Es porque los campamentos regulares, en general se guían por los mismos preceptos de la escuela: "Ningún maestro puede administrar medicina al niño". Y muchos tienen temor a un juicio si se equivocan. No conocen las leyes que protegen a los niños con diabetes y además, simplemente tienen temor de la situación que pueda producirse si el niño tiene una baja de azúcar. No entienden que todo es cuestión de prevención y control. Pero que si ocurriera una emergencia, no pueden esperar a que llegue el 911 porque puede ser muy tarde.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad