SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Comida chatarra tendrá límites en TV mexicana

Por HolaDoctor -
Comida chatarra tendrá límites en TV mexicana
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Como parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes y por decreto federal, México retirará del horario infantil los anuncios de televisión que promuevan refrescos, botanas y confitería. Esto será a partir de enero del 2014 de lunes a viernes de 14:30 a 19:30 horas así como sábados y domingos de 7:00 a 19:30 horas.

Durante el horario infantil sólo se podrán difundir productos alimenticios que cumplan con los criterios nutricionales decretados por la Secretaría de Salud y quienes incumplan las disposiciones serán sancionados con multas de hasta un millón de pesos reveló Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), mientras que en el cine ya no habrá publicidad de ese tipo en las películas para niños.

Mikel Arriola explicó que en la nueva regulación también se incluye un nuevo etiquetado frontal de los productos y el sello de calidad nutrimental. Por lo que la industria de alimentos y refrescos deberán incluir un etiquetado que muestre qué porcentaje de kilocalorías tiene un alimento respecto a una dieta de 2 mil kilocalorías.

Precisó que la COFEPRIS otorgará los sellos de calidad a productos que tengan un alto grado nutrimental y hará una clasificación de ocho familias de productos, desde carnes y pescados hasta lácteos y verduras, también revisará la fuente de aporte calorífico: azúcares agregados, grasas no saturadas, proteínas, sodio y otros carbohidratos.

De acuerdo con el sustento de la reforma al Reglamento sanitario de publicidad, elaborada por la COFEPRIS, México es el país con el mayor número de comerciales televisivos de alimentos y bebidas que carecen de contenido nutrimental. En dos horas diarias de transmisión, a lo largo de un año los niños ven más de 12 mil 400 de anuncios, y de acuerdo con evidencia científica existe una relación directa entre la exposición a esos mensajes y el incremento del sobrepeso y la obesidad.

Los mensajes de productos conocidos como chatarra se podrán transmitir en horarios de telenovelas, deportes, noticieros, series y películas para mayores de 15 años, siempre que se compruebe con estudios de audiencia, que menos de 35 por ciento del público tiene de 4 a 12 años de edad.

De acuerdo con las proyecciones, los cambios regulatorios repercutirán en una disminución de 39 por ciento de la exposición a publicidad en los niños de 4 a 9 años y de 28 por ciento en los de 10 a 15.

La obesidad en cifras

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012), la prevalencia de sobrepeso y obesidad en mujeres adolescentes aumentó de 33.4 a 35.8%. Y en el caso de mujeres de más de 20 años este porcentaje pasó de 71.9 en 2006 a 73% en 2012. Para ambos grupos de edad, la proporción de mujeres con peso inadecuado fue mayor que la de los hombres. En el caso de los hombres adolescentes el aumento fue menor. La prevalencia creció un punto en los últimos seis años, pasando de 33 a 34.1% y en los adultos el aumento fue de 2.7%, actualmente 69.4% de los hombres tiene sobrepeso u obesidad.

México ocupa el segundo lugar de los países con mayor índice de obesidad en su población con 30%, superado sólo por Estados Unidos, con 33.8%. Los países con menor índice de obesidad son Japón y Corea, con 4%.

La obesidad infantil es actualmente un problema de salud en México. Hay más de 4 millones de niños que sufren de sobrepeso y obesidad. Se sabe que 1 de cada 5 niños tiene problemas de sobrepeso. México ocupa el cuarto lugar en obesidad infantil sólo superado por Grecia, Italia y Estados Unidos.

En 2008 los costos atribuibles a la obesidad en México fueron de 42 000 millones de pesos, equivalente a 13% del gasto total en salud (0.3% del PIB).

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad