SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Trabajo por turnos, malo para la memoria

Por -
Trabajo por turnos, malo para la memoria
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Tener un trabajo por turnos o de noche no solo causaría ojeras, somnolencia, desórdenes del sueño y fatiga general, también puede alterar la función cerebral, afectando tanto a la memoria como a la velocidad de procesamiento, así lo advierte un estudio realizado por de la Universidad de Swansea, Reino Unido y otras renombrados universidades europeas.

La investigación publicada en la revista Occupational and Environmental Medicine, sugiere que el impacto parece ser más notable en un período de 10 o más años, y aunque los efectos se pueden revertir, esto puede llevar al menos 5 años.

"El estudio muestra que los efectos a largo plazo del trabajo por turnos en el reloj biológico no sólo son perjudiciales para la salud física de los trabajadores, sino que también afecta a sus capacidades mentales. Tales alteraciones cognitivas pueden tener consecuencias para la seguridad de los trabajadores por turnos y la sociedad que sirven, así como para la calidad de vida de los trabajadores", destacó el Dr. Philip Tucker, uno de los investigadores en información difundida por la Universidad de Swansea.

En el estudio, los científicos dieron seguimiento a las capacidades cognitivas de más de 3,000 personas que trabajaban en una amplia gama de sectores o que se habían retirado, en tres puntos del tiempo: 1996, 2001 y 2006. Poco menos de la mitad de la muestra (1,484), que se extrajo de la listas de pacientes de tres médicos de salud ocupacional en tres regiones diferentes del sur de Francia, habían trabajado por turnos durante al menos 50 días al año.

Los participantes tenían 32, 42, 52 y 62 años en el momento de la primera serie de pruebas, que tenía por objeto evaluar la memoria a largo y corto plazo; la velocidad de procesamiento; y las capacidades cognitivas en general. En total, 1,197 personas fueron estudiadas en los tres puntos de tiempo.

Alrededor de uno de cada cinco de los ocupados (el 18.5%) y una proporción similar de los que se habían retirado (17.9%) habían trabajado en un modelo de turnos entre mañanas, tardes y noches.

En el primer grupo analizado se observó si las horas de trabajo anormales se asociaron con una disminución de las capacidades cognitivas. Los datos mostraron que los trabajadores por turnos en la actualidad o las personas que habían sido anteriormente empleados por turnos presentaban puntuaciones más bajas en la memoria y velocidad de procesamiento y menor potencia cerebral que los que sólo habían desarrollado trabajos en horas normales de oficina.

La segunda serie de análisis examinó el impacto de trabajar en un modelo de rotación y se vio que, en comparación con aquellos que nunca habían trabajado en este sistema, los que sí trabajan bajo este modelo o lo habían hecho durante 10 años o más poseían menor memoria cognitiva y puntuaciones globales.

Por último, los investigadores analizaron si dejar el trabajo por turnos estaba vinculado a una recuperación de las capacidades cognitivas y vieron que era posible recuperar las capacidades cognitivas pero que esto llevaba al menos cinco años, a excepción de la velocidad de procesamiento.

"El deterioro cognitivo observado en el presente estudio puede tener consecuencias importantes para la seguridad, no sólo para las personas afectadas, sino también para la sociedad en su conjunto, dado el aumento del número de puestos de trabajo en situaciones de alto riesgo que se realizan de noche", concluyeron los investigadores.

¿Cuáles son los peligros?

De acuerdo con datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), casi 15 millones de personas en EE.UU. trabajan tiempo completo en turnos de la tarde, de la noche, rotativos u otro tipo de horarios irregulares fijados por el empleador. Según informes del 2003 de la Organización Internacional del Trabajo, el número de horas trabajadas en los Estados Unidos supera a las de Japón y a las de la mayoría de los países de Europa occidental.

A menudo, los trabajadores por turnos y los trabajadores de noche están cansados por causa de su calendario de trabajo. Es difícil concentrarse cuando una persona está demasiado cansada y eso aumenta la posibilidad de errores o accidentes. Esta situación podría constituir un riesgo para el trabajador y el público. El estrés del trabajo por turnos también puede agravar las afecciones de salud, como las enfermedades del corazón o las afecciones digestivas.

¿Cómo ocurren estos peligros?

Es difícil dormir lo suficiente cuando una persona trabaja de noche. El sueño de una persona que trabaja de noche es usualmente más corto y menos refrescante o satisfactorio que cuando la persona duerme durante horas normales de la noche. Las funciones del cerebro y del cuerpo se hacen más lentas durante las horas de la noche y la madrugada. La pérdida de sueño en combinación con el trabajo cuando el cuerpo está en ese punto bajo puede causar fatiga excesiva y somnolencia. Es más difícil hacer bien el trabajo, lo que aumenta el riesgo de accidentes. También el trabajo por turnos puede causar estrés debido al cambio frecuente de calendario, cuando se pasa a trabajar de día a trabajar de noche. La separación de la familia y de los amigos también puede causar estrés. Estos factores de estrés pueden perjudicar la salud.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad