SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Murió de un derrame cerebral Lauren Bacall

Por -
Murió de un derrame cerebral Lauren Bacall
CRÉDITO: GETTY IMAGES

A los 89 años una de las leyendas del cine se despidió del mundo. Lauren Bacall, quien participó en cintas como El espejo tiene dos caras o The Big Sleep falleció a causa de un derrame cerebral, un cuadro que se presenta anualmente en 795,000 pacientes del país. ¿Sabes por qué se produce esta situación?

Un derrame cerebral, como el problema que terminó con los días de existencia de la actriz y modelo Lauren Bacall ocurre cuando se altera el flujo de sangre hacia el cerebro. Cuando sucede, un área del cerebro empieza a morir porque deja de recibir oxígeno y los nutrientes que necesita para funcionar.

Aunque los derrames cerebrales son una enfermedad del cerebro, pueden llegar a afectar a todo el cuerpo. Sus efectos pueden variar desde leves hasta severos y pueden incluir parálisis, problemas de raciocinio, de habla, problemas de visión y problemas de coordinación motora.

¿Quiénes corren más peligro?

Se ha encontrado que los adultos mayores de 40 años son quienes tienen mayor probabilidad de sufrir un derrame, pero la gente más joven y los niños también pueden padecerlo. Si hablamos de razas, todas por igual corren el mismo peligro.

Sin embargo, aquellos pacientes con enfermedades cardiacas son quienes tienen mayor riesgo de sufrir este accidente, así como los fumadores frecuentes.

Si hablamos de síntomas, éstos son claros y se presentan repentinamente. El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares explica que el paciente puede experimentar súbito adormecimiento o debilidad en la cara, brazo o en la pierna, confusión, problemas para hablar o entender, complicaciones para caminar, mareo, pérdida del equilibrio, así como dolor de cabeza severo.

Ante la presencia de estas señales es importante llamar a la línea de emergencias médicas ya que cuando alguien sufre un derrame cada minuto que pasa cuenta. Entre más dure la interrupción del flujo sanguíneo hacia el cerebro, mayor es el daño. De hecho, el plazo máximo para que a estos pacientes se les inicie tratamiento es de tres horas, aunque lo mejor es que lleguen al hospital lo más pronto posible.

Parte del tratamiento se enfocará en disolver el coágulo o controlando la hemorragia interna que puede producirse. La terapia medicinal con anticoagulantes y antiplaquetarios es lo que generalmente se suministra.

Por fortuna un derrame puede evitarse. Esto se puede lograr evitando que la presión arterial tenga niveles altos, previniendo problemas cardiacos, diabetes, colesterol alto, así como el tabaquismo.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad