SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La salud de Chespirito

Por HolaDoctor -
La salud de Chespirito
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Roberto Gómez Bolaños, el popularísimo Chespirito, está delicado pero estable. Y México, y toda Latinoamérica, permanece en simbólico estado de alerta. Las últimas informaciones revelan que toda su familia está llegando a Cancún, en donde reside el comediante. Sin embargo, su amigo y colega, Édgar Vivar, desmintió las afirmaciones de un periódico de Quintana Roó y dijo que el comediante no está grave.

Con las camáras y las rotativas expectantes, esto es lo que se sabe hoy de la salud de Chespirito. Más allá de conjeturas, su familia ha dicho que está estable, mientras se acercan a su lecho.

Bolaños, de 84, ha sufrido una debacle de su salud en los últimos años, especialmente desde el 2009, tras un problema cerebral que afectó parte de su movilidad y la audición de su oído derecho.

También el 12 de noviembre de aquél año fue admitido en el Hospital de Ciudad de México por una complicación en la próstata, según dijo en ese momento su hijo Roberto Gómez Fernández.

Pero fue el 29 de febrero del 2012, durante un homenaje que se le hizo en el Auditorio Nacional, cuando el pueblo mexicano, y todos sus seguidores, tomaron conciencia en vivo y en directo de que la salud del creador de Chespirito tal vez estaba en jaque.

Aquél día, el evento para honrar al protagonista de "El Chavo del 8" y "El Chapulín Colorado" se retrasó porque Bolaños se sentía mareado. Y al finalizar el homenaje, el comediante fue trasladado en ambulancia, mientras resonaba el aplauso de 10 mil fanáticos.

Es que, debemos reconocerlo, Chespirito está ya viejito, y sufre algunas de las complicaciones que vienen con el otoño de la vida. Y, quién sabe, tal vez con haber sido un fumador empedernido durante 40 años.

Su amigo y colega en la fábrica de risas, Edgar Vivar, el "Señor Barriga", ha manifestado públicamente preocupación por la salud de Bolaños, a quien en sus pocas apariciones públicas recientes, reales o a través de Twitter, se lo ha visto en silla de ruedas, con oxígeno y con un prominente bocio, que se asocia con una afección de la glándula tiroides.

Pero, boxeador al fin, porque eso fue en sus comienzos, antes siquiera de pensar en la comedia, Bolaños pelea por la vida, y confiesa curiosidad ante la muerte. "Sé que puedo vivir cinco a seis años más; la muerte no me preocupa. Sólo me da curiosidad...", expresó en el 2010, durante una entrevista.

Y Bolaños también se ha burlado de su propia muerte que, como una crónica anunciada de Gabriel García Márquez, ha sido falsa noticia decenas de veces. "¿Será que alguien lleva la cuenta de cuántas veces me han dado por muerto?", bromeó a través de su cuenta de Twitter.

Roberto Gómez Bolaños nació el 21 de febrero de 1929 en Ciudad de México y estudió ingeniería en la Universidad Autónoma de México, mucho antes de lanzarse a una de pasiones: escribir. 

Antes de que Chespirito se convirtiera en uno de los personajes más populares de la TV hispana, Bolaños escribió libretos, dramas teatrales y guiones de películas.

Pero el pequeño hombrecillo Chespirito le ganó al escritor y Bolaños pasó a estar frente a cámaras, convirtiéndose en un personaje icónico por el que hoy están expectantes millones de personas que tomaron el café con leche de la tarde escuchando: "No contaban con mi astucia!".

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad