SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Kim Kardashian: casi se cae de sus tacos altos

Por -
Kim Kardashian: casi se cae de sus tacos altos

Aún embarazada, la socialité no resigna los atuendos ajustados y los tacos altos. Pero estos la hicieron tropezar y casi se cae, y si bien fue solo un traspiés, podría haberle traído complicaciones a su embarazo.

A pesar de su embarazo, Kim Kardashian no abandona su costumbre de usar prendas ajustadas y tacones altos. Pero hace unos días. mientras paseaba por Rodeo Drive, KiKi pasó un momento de estrés ya que sus sandalias, de tacos altos y tiras finas le jugaron una mala pasada y tuvo un traspiés que podría haberla dejado en el suelo.

El sentido común sugiere que este tipo de calzado no es el más adecuado para una embarazada. No es porque el bebé en sí corra peligro, algo que sí podría suceder ante una eventual caída o golpe de la madre. 

A medida que crece el vientre cambia el centro de gravedad y la mujer se vuelve más inestable, sobre todo si camina sobre un par de tacos altos. Así lo indican las doctoras Ivonne Bohn, Allison Hill y Alane Park en su libro “The Mommy Docs Ultimate Guide to Pregnancy and Birth”.

March of Dimes también advierte que el uso de tacos altos puede causar dolor de espalda en la embarazada, por eso lo más adecuado es elegir zapatos de taco bajo con un buen soporte del arco. Esto puede ser de gran ayuda para evitar lesiones o molestias en la zona baja de la espalda. 

Los tacos altos también obligan a cambiar la postura del cuerpo, ejerciendo más presión en la espalda, las rodillas y los tobillos. En esta etapa de la mujer, una torsión de tobillo podría provocar lesiones, ya que los flexibles tejidos de los ligamentos que mantienen estables a las articulaciones se empiezan a estirar. Esto ocurre porque el cuerpo de la embarazada segrega relaxina, una hormona que afloja los ligamentos para hacer más flexible la pelvis y prepararla para el parto. 

Otra característica de la embarazada es que al tener un cuerpo más voluminoso pierde un poco de coordinación física, y por ende le cuesta más manejarse encima de un par de zapatos altos. En esta etapa, el 50 u 80& de las mujeres suelen tener edemas o hinchazón en los tobillos, en especial en la última etapa del embarazo, y un calzado inadecuado resulta incómodo y quita movilidad. 

Todo esto no quiere decir que el calzado con tacos altos esté prohibido, pero es mejor reservarlo para usar si se tiene una fiesta o evento especial. De todos modos es mejor probarse primero los zapatos, ya que la mayoría de las veces los pies se ensanchan durante el embarazo así que tal vez ¡ese día elegido ni siquiera se los pueda calzar!

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad