SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Jenny McCarthy, ¿un peligro para la salud de los televidentes?

Por HolaDoctor -
Jenny McCarthy, ¿un peligro para la salud de los televidentes?
CRÉDITO: GETTY IMAGES

La ex conejita de Playboy es la nueva conductora de "The view". Hace unos años causó polémica después de decir en el programa de Oprah que su hijo, Evan, desarrolló autismo "después de recibir una vacuna". 

Anunciar la contratación de un nuevo talento para un programa de entrevistas quizás no sea algo novedoso, pero que este talento sea la ex conejita de Playboy Jenny McCarthy, da mucho de qué hablar.

Recientemente, la cadena ABC tomó la decisión de elegir a McCarthy como nueva anfitriona del popular programa “The View”, del que participan Whoopi Goldberg y Barbara Walters, entre otras.

Pero, ¿qué tiene de malo que McCarthy esté en el programa?

En años pasados causó revuelo al afirmar que las vacunas fueron las responsables del autismo de su hijo, Evan, una declaración que más que ayudar, confundió a muchos estadounidenses. Más aún cuando se confirmó que la teoría del Dr. Andrew Wakefield, que escribió un estudio afirmando que la vacuna MMR provocaba autismo, se había basado en evidencia fraudulenta. 

De acuerdo con una encuesta elaborada por el grupo Gallup en 2008 y publicada por USA Today, aproximadamente uno de cada cuatro adultos dijo que estaba familiarizado con las opiniones de la modelo acerca de las vacunas, y un 40% aseguró que sus declaraciones los hacían más propensos a cuestionar la seguridad de la vacuna. 

Ante esto, muchas personas temen que McCarthy, de 40 años, use esta nueva oportunidad de trabajo para difundir información errónea que podría poner en peligro la salud de las personas.

Vacunas vs autismo

A raíz de estas declaraciones a muchos padres les ha preocupado que algunas vacunas no sean seguras y puedan causarles daño a sus hijos. Incluso, es posible que se nieguen a recibir la vacuna, lo que también representa un peligro.

Algunas personas consideran que una pequeña cantidad de mercurio (timerosal) que es un conservante común en vacunas multidosis causa autismo o trastorno de la hiperactividad con déficit de atención (THDA). No obstante los estudios no han demostrado que este riesgo sea cierto.

Tanto la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) como el Instituto de Medicina (Institute of Medicine, IM) están de acuerdo en que ninguna vacuna ni componente de alguna vacuna es responsable del número de niños que actualmente están siendo diagnosticados con autismo. Los beneficios de las vacunas superan los riesgos.

Lo que sí es verdad es que hay un mayor registro de casos de autismo en niños. Algunos médicos creen que el aumento de la incidencia de autismo se debe a las nuevas definiciones de la enfermedad.

El término "autismo" en la actualidad incluye un espectro más amplio de niños. Por ejemplo, un niño al que se le diagnostica autismo altamente funcional en la actualidad pudo haber sido considerado simplemente raro o extraño hace 30 años.

Desde que su hijo fue diagnosticado con autismo en 2005, McCarthy se ha sumado a campañas y organizaciones para ayudar a los padres de niños con este problema. Una de ellas es Generation Rescue, que ofrece información, asistencia y tratamiento para las familias afectadas por los trastornos del espectro autista.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad