SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Logra que tus uñas crezcan largas y fuertes con ajo

Por -
Logra que tus uñas crezcan largas y fuertes con ajo
CRÉDITO: THINKSTOCK

¿Tienes las uñas débiles, quebradizas, están tan frágiles que es casi imposible mantenerlas largas? Por su riqueza en nutrientes, el ajo puede ser el aliado perfecto para fortalecerlas y ayudar a que crezcan más sanas.

Las uñas están compuestas de queratina, la misma sustancia de la que está hecho el cabello. Una uña necesita aproximadamente entre 6 y 8 meses para renovarse completamente, de la raíz a la punta, ya que sólo crecen 0.1mm al día, lo que podría parecerte una eternidad cuando deseas verlas largas.

El primer paso para que tus uñas crezcan es tenerlas siempre limpias, limarlas frecuentemente para darles forma y mantener tus cutículas saludables. Pese a no tener un aroma agradable, el ajo, es uno de los remedios caseros más famoso y potente, cuando de fortalecer las uñas se trata. Además, previene la formación de bacterias y favorece la circulación sanguínea.

Para sacar provecho a sus bondades, puedes probar alguno de los siguientes trucos caseros:

El más rápido y sencillo es cortar por la mitad un diente de ajo y frotarlo sobre las uñas. Es recomendable que pongas en práctica este remedio casero durante la noche, ya que el ajo desprende un aroma intenso.

Otra opción es preparar un esmalte casero. Para ello necesitarás 3 dientes de ajo y aceite de oliva. Machaca perfectamente los ajos en un mortero o bien, córtalos en piezas muy pequeñas y finas. Colócalos en una botella de esmalte para uñas que este vacío, o bien, que tenga menos de la mitad de contenido y sea transparente. Añade media cucharadita de aceite de oliva y mezcla perfectamente. Permite que el ajo se macere en la botella entre 7 y 10 días. Aplica sobre tus uñas dos o tres veces por semana antes de dormir.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, las uñas débiles, frágiles o quebradizas a menudo son el resultado normal del envejecimiento, pero también pueden deberse a ciertas enfermedades y afecciones como la anemia, los hongos, el hipotiroidismo o una deficiencia de hierro. También podrían ser señal de alguna insuficiencia nutricional. Asegúrate que su dieta sea rica en vitaminas A, Complejo B, C, D, E, hierro, calcio, zinc, azufre y ácidos grasos.

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad