Quantcast

Publicidad

Editar mi perfil

Radiografía torácica

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una radiografía del tórax, los pulmones, el corazón, las grandes arterias, las costillas y el diafragma.

Nombres alternativos

Radiografía del pecho; Radiografía del tórax; Radiografía seriada de tórax

Forma en que se realiza el examen

El examen lo realiza un técnico en rayos X en la sala de radiología de un hospital o en un consultorio médico. Usualmente se hacen dos tomas: en una de ellas, los rayos X pasan desde la espalda hasta el tórax (toma postero-anterior) y en la otra, los rayos X pasan de un lado a otro del tórax (toma lateral). Uno se pone de pie frente al equipo y debe contener la respiración cuando se toma la radiografía.

Preparación para el examen

Infórmele al médico si está embarazada. Las radiografías del tórax se evitan generalmente durante los primeros seis meses del embarazo. Usted debe usar una bata hospitalaria y quitarse todas las joyas para el examen.

Lo que se siente durante el examen

No se presenta molestia, aunque la placa de la película puede sentirse fría.

Razones por las que se realiza el examen

El médico puede ordenar una radiografía de tórax si uno tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

También se puede hacer si uno tiene signos de tuberculosis, cáncer pulmonar o cualquier otra enfermedad pulmonar o torácica.

Se puede utilizar una radiografía seriada de tórax (repetida o secuencial) para evaluar o vigilar los cambios que se encontraron en una radiografía anterior.

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales pueden deberse a muchas cosas, incluyendo las siguientes:

En los pulmones:

En el corazón:

  • Problemas con el tamaño y la forma del corazón determinada
  • Problemas con la posición y forma de las arterias mayores

En los huesos:

  • Fractura de las costillas y de la columna
  • Osteoporosis
  • Otras anomalías en las costillas y en la columna

Los resultados anormales también pueden deberse a:

Riesgos

Existe baja exposición a la radiación. Los rayos X se monitorean y regulan para brindar la cantidad mínima de exposición a la radiación necesaria para producir una imagen. La mayoría de los expertos aseguran que el riesgo es bajo en comparación con los beneficios. Las mujeres embarazadas y los niños son los más sensibles a los riesgos de la exposición a los rayos X.

Referencias

Stark P. Imaging in pulmonary disease. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 84.